viernes, 19 agosto 2022 10:17

CAF avanza en la batalla para vencer a Alstom en territorio francés

El mercado galo es uno de los mayores mercados ferroviarios a nivel internacional. Y en este sector, Alstom es el que está a la cabeza en el control del territorio francés. La española Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF) es la única que puede luchar por competir contra la compañía francesa.

Sin embargo, el hecho de que en 2021, Alstom reclamara contra la concesión de un contrato a CAF en París, puso sobre la mesa el sentimiento de enemistad de la compañía francesa hacia la española, tras su éxito en el mercado vecino en los últimos años. La compra de CAF de la planta alsaciana de Reichshoffen, que era propiedad de Alstom, por esta absorber a Bombardier, y los contratos que ha ido sumando la vasca poco a poco en Francia, han ido tejiendo una disputa por ser el rey ferroviario en el país galo. Y aunque Alstom lleva mucha trayectoria de ventaja, CAF ha ido reduciendo distancias.

SE MANIFIESTA LA RIVALIDAD

En enero de 2021, Alstom adquiere Bombardier, hasta entonces el único rival digno de Alstom, dando lugar a un gigante ferroviario. Al llevarse a cabo la fusión por absorción de Alstom y Bombardier, CAF se postulaba como principal alternativa al gigante ferroviario galo. La compañía vasca tenía las puertas abiertas para convertirse en proveedor de un país que hasta ese momento había estado plenamente dominado por Alstom y Bombardier.

Un mes más tarde, los operadores de transporte franceses RATP (Administración Autónoma de Transportes Parisinos) y SNCF (Sociedad Nacional de Ferrocarriles Franceses), eligieron un consorcio formado por CAF y Bombardier para el suministro de 146 trenes para la línea de cercanías RER B de París. Esta línea da servicio a la capital gala siguiendo su eje norte-sur. Alstom reclamó contra la concesión de este contrato, poniendo de manifiesto la animadversión de la compañía hacia CAF, tras su éxito en el mercado francés en los últimos años.

CAF abrió la brecha en el difícil mercado galo al lograr un contrato de 35 millones de euros en abril de 2010 cuando estaba copado por Alstom y la alemana Siemens. En 2017 también logró otro contrato por valor de 65 millones de euros para la fabricación de 12 locomotoras para la RATP.

CAF COMPRA LA PLANTA DE ALSTOM

En noviembre de 2021, CAF compra a Alstom la planta alsaciana de Reichshoffen, que Alstom quería vender a la checa Skoda. En la misma operación, CAF adquiere las plataformas de los trenes Coradia Polyvalent y Talent 3 que incorporan nuevo talento a su desempeño. Esta operación nace de la adquisición por parte de Alstom sobre Bombardier, ya que era un requisito indispensable para poder realizar la compra. La Unión Europea autorizó el movimiento siempre y cuando la firma francesa prescindiera de activos para evitar de esta forma una competencia abusiva.

En 2021, Alstom era trece veces mayor por capitalización bursátil que CAF y cuatro veces superior en facturación

El último paso de CAF en Francia ha sido el encargo de 60 tranvías en Montpellier por un presupuesto que supera los 200 millones de euros. De esta forma, la compañía con sede en Beasain se refuerza en el mercado galo, que considera estratégico al situarse entre los más fuertes en el ámbito ferroviario.

CAF RECORTA DISTANCIA

Esta contienda nació en un contexto en el que entre los expertos existía confianza en que la compañía vasca pudiese convertirse a largo plazo en el ganador europeo de la transición energética. A día de hoy, pese a que CAF viene presentando buenos resultados que remarcan el buen hacer de la firma, la realidad es que los inversores entienden que es un momento complejo teniendo en cuenta que la galopante inflación sigue incidiendo negativamente en la mayoría de los valores del mercado.

En 2021, Alstom era trece veces mayor por capitalización bursátil que CAF y cuatro veces superior en facturación. A día de hoy, la firma francesa es ocho veces mayor que CAF en cuanto al valor en el mercado. En términos de facturación, CAF registró 736 millones de euros en el primer trimestre del presente ejercicio. Alstom, por su parte, facturó 11.359 millones de euros en los primeros nueve meses del pasado año. CAF todavía está muy por detrás en la carrera por alcanzar a su mayor rival, pero lo cierto es que en apenas un año ha reducido bastante la distancia.

La carrera por lograr que el ferrocarril español se suba al tren del hidrógeno lleva un tiempo. CAF tiene el objetivo de llevar a cabo trenes que puedan circular por redes sin electrificar impulsadas por hidrógeno, que actualmente necesitan apoyarse en diésel para circular. Mientras que a nivel europeo Alstom es el competidor a batir, en España es Talgo la otra empresa ferroviaria con este objetivo común.


- Publicidad -