miércoles, 17 agosto 2022 18:19

Zalando y Asos usan las devoluciones para que sus clientes dupliquen el gasto

Las compañías reinas en el eCommerce, Zalando y Asos han visto como su suerte en el sector de las ventas online ha ido cayendo poco a poco. Sobre todo, Zalando que es una de las tiendas de moda online más populares en España y en el mundo.

Ambas compañías, especializadas en la venta online de moda y accesorios, han tenido que hacer una reducción de sus previsiones de crecimiento, lo que ha provocado, a su vez, una caída de sus acciones.

Entre las principales causas de esta caída en las ventas online, tanto de Zalando como de Asos, uno de los motivos es la vuelta a la normalidad y la reapertura de los comercios físicos, que han reducido el número de las compras eCommerce. Lo que ha llevado a que estas dos compañías se replanteen su modelo de negocio y hagan una serie de cambios.

Zalando ha sido la primera compañía del mundo de la moda que ha comunicado que prevé que sus ingresos anuales crezcan entre nada y un 3%

CAMBIO DE HÁBITOS DE LOS CONSUMIDORES

Los cambios en la época de la post-pandemia ya están aquí, y la vuelta a la normalidad ha supuesto el regreso de las compras físicas y una reducción de las ventas de eCommerce.

Esta nueva situación ha tenido como consecuencia que compañías del sector retail de la moda online hayan tenido que reducir sus previsiones de crecimiento. En concreto, Zalando ha sido la primera empresa del mundo de la moda que ha comunicado que prevé que sus ingresos anuales crezcan entre nada y un 3%. Es decir, facturará entre 10.400 y 10.700 millones de euros, cuando en marzo preveía entre 11.600 y 12.300 millones. 

Al establecer un gasto mínimo para no cobrar el envío, la intención es paliar el efecto negativo de las devoluciones

Mientras que Asos, también ha reducido sus previsiones de crecimiento. Así, el grupo textil tiene pensado acabar el periodo con un crecimiento de las ventas de entre el 17% y el 19%. Además, Asos prevé alcanzar un beneficio antes de impuestos de entre 130 millones de libras y 150 millones de libras.

ZALANDO, EL PROBLEMA DE LAS DEVOLUCIONES

Por otro lado, las dos compañías han achacado como una de las causas de estas pérdidas el gran volumen de devoluciones que se han producido en los últimos meses. Una situación que ha llevado tanto a Zalando como a Asos a replantearse su modelo de venta online, por ejemplo, estableciendo un precio mínimo para realizar los pedidos.

Asimismo, las dos compañías también achacan esta reducción de las previsiones, a que ha habido un cambio en las tendencias de sus consumidores, que ahora compran menos cantidad de productos y de un precio más reducido.

Así, una de las primeras decisiones que ha tomado Zalando es establecer un precio mínimo por pedido para que el envío sea gratuito. La intención es paliar el efecto negativo de las devoluciones, ya que elevan los costes de entrega y de almacenamiento.

ASOS, PRECIO MÍNIMO DE COMPRA

Actualmente, Zalando y Asos no están cobrando las devoluciones online. Aunque, Zalando sí ha ampliado a más países la exigencia de una compra mínima para que el envío sea gratuito, algo que hace en España desde 2019.

En concreto, en Zalando los pedidos a partir de 24,9 euros tienen envío gratuito. Sin embargo, si estos pedidos son de menor precio, hay un coste de 3,5 euros adicionales para el envío. Con esto, la compañía de eCommerce pretende que sus consumidores agrupen sus compras e incluyan una mayor cantidad de productos en la cesta de la compra online.

Mientras que Asos, antes, al igual que Zalando, solo cobraba el envío en los pedidos inferiores a los 24.99 euros. No obstante, su política con respecto a esto ha cambiado y, ahora, si se gasta más de 42 euros es cuando el envío es gratuito, mientras que en los pedidos de menor cantidad de dinero se tiene que pagar un extra por el envío.

SIGUIENDO LOS PASO DE ZARA E INDITEX

Un proceso de replanteamiento de su modelo online de eCommerce, que han hecho Zalando y Asos, y que coincide mucho con una de las últimas modificaciones que ha realizado el grupo Inditex en sus condiciones de compra online.

El motivo es que, en mayo, el grupo Inditex empezó a cobrar las devoluciones online a sus clientes por un precio de 1,95 euros. El motivo que indicó el gigante de la moda gallego para imponer este pago es apelar a la sostenibilidad. Ya que, según la compañía se trata de una tasa para cubrir la huella ecológica que supone el empaquetado y el transporte de la prendas devueltas. Aunque, el objetivo es reducir el volumen masivo de devoluciones que se produce en distintas fechas del año, coincidiendo con las rebajas y promociones como el Black Friday.

En concreto, Zara ha sido una de las empresas de este grupo que más ha llamado la atención de los usuarios de su web de eCommerce, en el periodo actual de rebajas. La causa es que Zara ha empezado a cobrar los envíos de productos que se encuentran rebajados, mientras que los no rebajados -si llegan a los 30 euros, el envío es gratis-.


- Publicidad -