lunes, 28 noviembre 2022 5:27

Digi agita Barcelona y deja en evidencia a Orange

Digi activa la alta velocidad en Barcelona a 10 Gbps, con una latencia mínima, con un sólo milisegundo. El operador de telecomunicaciones de la multinacional Digi Communications ha estrenado su servicio de fibra en Barcelona, tras hacer lo propio en Madrid.

En una prueba de velocidad de carga y descarga, Digi ha mostrado una velocidad de conexión de vértigo, dejando muy atrás la de Orange. La nueva oferta en Barcelona, disponible únicamente para particulares, ha arrojado una velocidad de conexión con cabe de más de 7 Gbps en descarga; mientras que por Wifi 6, la velocidad de carga ha sido de 1,7 Gbps frente a los 300 Mbps habituales, un 450% más de los niveles actuales en una conexión normal de una vivienda.

La máxima velocidad de 10 Gbps sólo estará disponible para los hogares

La prueba, además, se ha realizado también a través de un smartphone, con una bajada de 1,3 Gbps y de 1,7 Gbps en subida. La latencia, el tiempo que transcurre entre que se da la orden a una aplicación hasta que se ejecuta, también ha sido sorprendentemente bajo, de tan sólo 3 milisegundos.

DIGI LLEVA LA MÁXIMA VELOCIDAD A LA CIUDAD CONDAL Y EL ÁREA METROPOLITANA

«La máxima velocidad llega a Barcelona«, ha afirmado Cosme Primo de Rivera, director de Estrategia de clientes y Nuevos Negocios de Digi, este miércoles durante su presentación en el Euro Hotel de Barcelona. Al mismo acto ha acudido Joan Capdevila, el exjugador y directivo del RCD Espanyol, quien se ha mostrado sorprendido de la velocidad de conexión.

Ismael Serrano y Cosme Primo de Rivera, Director Técnico y Director de Estrategia de Digi, respectivamente
Ismael Serrano y Cosme Primo de Rivera, Director Técnico y Director de Estrategia de Digi, respectivamente

Con esta velocidad se evitan saltos en las interacciones y se reduce la latencia a tan sólo 1 milisegundo, un tiempo clave a la hora de jugar online, realizar videoconferencias o a la hora de conectarse con servidores en un remoto en el hogar.

Con esta nueva oferta de fibra Pro-digi, los clientes pueden conectar más dispositivos sin perder calidad en la señal, uno de los conflictos más habituales en los hogares. Y es que, tan sólo seis dispositivos conectados podrían ejecutar sus aplicaciones con una velocidad muy superior al gigabyte por segundo. Asimismo, para ello hay que instalar uno de los routers más avanzados del mercado, con una entrada específica de 10 GBps o bien utilizar un adaptador Thunderbolt 3 de 10 Gbps.

DIGI PONE FIN A LAS PELEAS EN CASA POR EL WIFI

El cable de fibra de Digi soporta una velocidad cuatro veces mayor que la de Orange, según la comparativa realizada, con una capacidad máxima de 8 Gbps en cable y otros 6 Gbps en wifi. «Se acaban las peleas en casa», han asegurado los directivos de Digi en la presentación, y todo sin perder un ápice de calidad de conexión. Orange, por su parte, asegura que alcanza los 8,6GMbps en bajada y 8,46 Gbps en subida en este servicio. «Es lo máximo que se puede alcanzar porque hay una parte de cabecera en los paquetes que impide llegar a los 10 Gbps», según apuntan desde la operadora francesa. Según Orange, su fibra de 10 Gbps se ofrece «en Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla y Zaragoza. Digi solo en 2, en Madrid y ahora en Barcelona», puntualizan.

Asimismo, la nueva fibra de Digi ofrece 10 Gbps simétricos. No obstante, no es necesario tampoco tener un equipo de última generación para exprimir esta nueva prestación, si bien, para optimizar el uso es conveniente.

El operador afirma, por otro lado, que su latencia es tan baja que llega a ser la mitad que la de Movistar y un 27% inferior a la de Orange, que ofrece 11 milisegundos. Jazztel y Yoigo, por su parte, se sitúa con 13 milisegundos. De esta forma, se consigue una mejor experiencia para el usuario, utilice el dispositivo que utilice.

DIGI SE ADENTRA EN UN MERCADO CON 3,5 MILLONES DE CLIENTES POTENCIALES

Con esta nueva conexión se permite un uso más eficiente de la energía. Y es que, el Wifi 6 requiere un menor consumo de los dispositivos conectados, un hecho que se traduce en un inmediato ahorro de energía. El propio operador realiza la instalación y pone a punto todos los dispositivos que se van a conectar.

Por el momento, esta fibra de 10 Gbps sólo está disponible en las zonas de Fibra Smart de Barcelona, pero es únicamente el primer paso de la operadora. Su intención es abarcar el área metropolitana, que en su conjunto tiene 3,5 millones de clientes, la mitad de los residentes de Cataluña.

Para atraer a los clientes, Digi ofrece esta nueva velocidad de vértigo por 30 euros, el mismo precio que se ofrece tanto en su web como en los puntos de venta, incluidos en los centros comerciales. Antes de la contratación, los clientes pueden comprobar si disponen de este de la conexión de fibra en la zona.

Hasta ahora, esta velocidad sólo estaba disponible en las zonas Smart de la Comunidad de Madrid. En Barcelona, la operadora tiene contratados 360 empleados propios a cierre del primer trimestre de 2022, el 8% del total en España, con unos 4.500 empleados propios. La directiva de Digi considera esta nueva estrategia como una auténtica «revolución tecnológica«.

EL SECRETO DE LA REVOLUCIÓN TECNOLÓGICA DE DIGI: AJUSTAR COSTES

La compañía de origen rumano tiene como objetivo operar en solitario, sin realizar fusiones, y con el objetivo de crecer a un ritmo alto. A cierre de marzo, alcanzaba los 3,98 millones de clientes y no hay metas públicas para cerrar este año. Digi busca ser un operador clave en el mercado, quizá sea el denominado cuarto operador una vez se produzca la fusión entre Orange y MásMóvil.

Digi asombra por su rápido crecimiento en España. El despliegue propio de la fibra, así como la contratación de su personal, dejan en evidencia el modelo de las subcontratas. Y es que, el operador prefiere tener «empleados contentos» antes que realizar encargos a terceros, la mayoría mal pagados u autónomos subcontratados. «Esta eficiencia de costes nos permite ofrecer un precio justo», han apuntado las fuentes consultadas.

La filosofía de Digi es ser un operador libre, sin depender de lo que hacen en la competencia. Esta estructura de costes dista de otras compañías, titanes gigantescos que necesitan estudiar y repensar cada paso antes de darlo. En este sentido, Digi es como un boxeador ágil, rápido y ahora con pegada. Casi cuatro millones a cierre de marzo lo avalan.

Por ahora, el objetivo es crecer a un buen ritmo, sin pensar en concentraciones en el sector o fusiones con otras compañías. Cuando toque, si es que toca, se decidirá en un futuro. La intención de Digi, además, es mantener bajo su perímetro toda su red de fibra. «Nuestra intención es tener una red propia», han sostenido las mismas fuentes. «No habrá ventas a corto o medio plazo«, han considerado. Y es que, Digi quiere ser un operador potente.


- Publicidad -