domingo, 14 agosto 2022 7:58

El nuevo tren de Extremadura: “Es como poner un Fórmula 1 en el campo”

Han pasado 22 años desde que a los extremeños se les prometió un tren de alta velocidad. Existen vídeos de los ex presidentes del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero y Marino Rajoy así como del actual jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, diciendo que sería una realidad para la fecha, pero, más de dos décadas más tarde y cuatro presidentes de Gobierno, tres presidentes de la Junta y 12 ministros de Fomento después, la promesa del tren extremeño continúa sin ser cumplida.

Extremadura lleva todo este tiempo con un tren de media distancia, muy lento, antiguo, de vía única y que funciona por combustible. Ahora, les han prometido que, por fin, llegará un nuevo tren reacondicionado. No será un AVE pero si irá más rápido y será híbrido. Y si bien es verdad que algo se ha avanzado, muchos tramos de las vías de la nueva línea están en obras y algunos ni siquiera tienen aun los permisos de licitación para comenzar dichas obras. Y no se puede poner en marcha un tren, aunque este sea el más impresionante del mundo, que además no es el caso, en unas vías que no se encuentran preparadas, de sentido único y sin electrificar.

22 AÑOS SIN NUEVO TREN

Eran los años 2000 cuando el ministro de Fomento del Gobierno Aznar, Francisco Álvarez-Cascos, le dijo al presidente de la Junta Juan Carlos Rodríguez Ibarra que el AVE pasaría por Extremadura. Alfredo, natural de Extremadura que reside en Madrid, tenía tan solo dos años cuando ya escuchaba historias sobre el tren de alta velocidad que se iba a implantar en su comunidad. Un tema que le afecta de forma directa ya que al residir en la capital realiza a menudo el tramo Cáceres-Madrid. “Primero nos prometieron un AVE en el que en principio la línea iba a ser Madrid-Lisboa, donde la duda estaba en si pararía en Cáceres o en Badajoz”. Dos años más tarde, en 2002, el presidente del Gobierno José María Aznar despejó las dudas. “Habrá un tren de alta velocidad Madrid-Cáceres-Badajoz, lo habrá”, afirmó.

En 2004 llegó José Luis Rodríguez Zapatero. Las obras no se inauguraron hasta 2008. Más tarde la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez. En 2010 lo hizo otro más, José Blanco. En 2013 Ana Pastor, otra nueva ministra de Fomento. En 2015 lo hizo José Manuel Soria. Y luego Íñigo de la Serna. Todos prometieron que habría un tren más pronto que tarde en la comunidad de Extremadura, pero éste solo se ha ido retrasando.

Mucho ruido y pocas nueces. Las obras avanzaban dos pasos y retrocedían tres. Y, poco a poco, se dejó en el tintero la idea de conectar Madrid y Lisboa para conectar únicamente el trayecto de Extremadura.  “El ministro Ábalos vino a Cáceres en tren para demostrar que era fiable. Se dice que lo hizo con dos locomotoras y con un equipo de mecánicos a bordo por si acaso”, comenta Alfredo a Merca2.es. En 2020, Ábalos afirmó una vez más que 2021 sería el año. Pero tampoco fue a finales de 2021. Más tarde el presidente del Gobierno Pedro Sánchez señaló a este verano. “El AVE de Plasencia a Badajoz, en verano de 2022”, aseguró. Pero no ha sido así.

UNAS VÍAS QUE NO ESTÁN EN CONDICIONES

El tren actual de Extremadura tan solo alcanza los 158 km/h a velocidad máxima entre el tramo Cáceres-Badajoz. Y eso en recta porque luego existen tramos en los que al ir serpenteando, entre pantanos y montañas, lo hace mucho más despacio. “El problema es que acabas tardando cuatro horas en hacer un trayecto que normalmente en coche harías en tres horas “, explica Alfredo. “Y claro, cuatro horas si no hay ninguna incidencia. Hubo un verano, hace un par de años, que iba a dos incidencias de media por día”.

Otro gran problema es que al ser vía única se depende de lo que ocurra en toda la vía. “Muchas veces llegas a una estación y te tienen esperando media hora sin informarte porque el tren que venía en sentido contrario ha tenido una avería o tiene retraso”.

“los extremeños no queremos un AVE. Simplemente queremos un tren decente que pueda ir a una velocidad aceptable”

Muchas personas afirman que la conexión es buena, pero Alfredo asegura que no. “El trayecto Cáceres-Badajoz es aún peor. Las vías son muy antiguas y no se puede ir rápido. Hay muchas curvas y ni el tren ni las vías están preparados para cogerlas a gran velocidad”, señala.

Y es que ya son muchos años los que lleva la población de Extremadura esperando ese tren que pase por su comunidad en la línea Madrid-Lisboa que tantas veces ha sido prometida. Un tren que no tiene que ser de última generación para saciar el descontento de estas personas. “Para empezar, nosotros los extremeños no queremos un AVE. Queremos un tren que no tarde cuatro horas, que no nos deje tirados cada dos por tres. Simplemente un tren decente que pueda ir a una velocidad aceptable“, destaca Alfredo.

La electrificación del nuevo tren no estará terminada hasta 2023

La electrificación del nuevo tren no estará terminada hasta 2023. “La línea que estrenarán este mes de julio es solo un tramo dentro de Extremadura de toda una línea Lisboa-Madrid porque no hay vías”. Los expertos calculan que tendremos que esperar al menos hasta 2030. Es decir, una década más. “En definitiva, el tren nuevo es una mentira porque circulará a la velocidad de siempre por las vías actuales. Lo único que tiene de rápido será cuando lo pongan en unas vías que puedan ir rápido”. “Es como si pones un Fórmula 1 en el campo”, explica de modo muy gráfico.


- Publicidad -