jueves, 8 diciembre 2022 21:00

El origen de Adidas y Puma, una riña entre hermanos

Dos de las firmas más conocidas a nivel internacional son Puma y Adidas. Lo más seguro es que la mayoría de los lectores en algún momento hayan llevado uno de sus modelos de zapatillas o alguna prenda de estas marcas. Sin embargo, el origen de estas dos firmas sigue siendo muy desconocido para algunos de sus usuarios.

Muchos pueden pensar que las zapatillas de Puma y Adidas son marcas completamente diferentes, pero en realidad no es así. Se trata de dos firmas de moda deportiva que tienen mucho en común, sobre todo el ámbito familiar.

En sus orígenes, las firmas Puma y Adidas, comenzaron sus inicios muy unidas, casi podríamos decir que se trataba de una relación como de hermanos. El motivo es que los creadores de las dos firmas mantenían un vínculo muy estrecho y consanguíneo, que se acabó rompiendo por la rivalidad.

Por lo que sí, efectivamente, lo que estáis pensando es cierto, sus creadores eran hermanos. Pero no se llevaban demasiado bien para lo que debería ser una relación entre familiares tan cercanos, debido a que el sector de la moda deportiva acabó separándoles.

LA UNIÓN DEL DISEÑO Y LAS RELACIONES PÚBLICAS

Nos tenemos que remontar al año 1926, para conocer el origen de Pumas y Adidas. Durante este año, los hermanos Adolf y Rudolf Dassier trabajan en su fábrica en Alemania, conocida con el nombre de ‘Gerbüder Dassler Schuhfabrik’. Las zapatillas que producían en esta factoría los dos hermanos no contaban con una marca registrada, pero eran de muy buena calidad en comparación con el resto de fábricas de la zona.

En 1948, Rudolf Dassier fundó su propia fábrica y creó Puma. Mientras que, en 1949, Adolf continuó con la fábrica familiar y la rebautizó con el nombre de Adidas

Uno de los hermanos, Josef Dassier, también era entrenador de un equipo de atletismo en Alemania, por lo que vio que podría ser interesante introducir sus zapatillas en el mundo del calzado deportivo. Por aquel entonces, los hermanos mantenían una estrecha relación basada en la colaboración, mientras Adolf se ocupaba de diseñar las zapatillas, Rudolf era un experto en todo tipo de relaciones públicas.

Así, los dos hermanos, que producían en su factoría zapatillas, pasaron a fabricar un calzado deportivo más especializado -con clavos en la suela para deportistas-, y empezaron a comercializar sus productos en el sector deportivo.

PRESENCIA EN LOS JUEGOS OLÍMPICOS DE BERLÍN DE 1936

Gracias a los vínculos que tenía Josef Dassier con el mundo del atletismo, ya que era entrenador de un equipo de atletismo alemán, los hermanos Dassier lograron que su calzado deportivo fuera utilizado por el equipo alemán de atletismo.

Además, lograron que un famoso atleta de la época como Jesse Owens llevara su calzado durante los Juegos Olímpicos de Berlín de 1936. Todo ello, a pesar de que su calzado todavía no contaba con una marca propia que les diferenciase, solo el nombre de la factoría y, todavía no existía Adidas ni Puma.

La llegada de la II Guerra Mundial, que comenzó en 1938, fue lo que dividió finalmente a los dos hermanos. Cuando Hitler decidió convertir la fábrica en proveedor del ejército alemán, se trasformó en un taller de repuestos para tanques y los hermanos se tuvieron que dedicar a la fabricación de botas para los soldados. Asimismo, en esta fábrica también se produjo el lanzagranadas ‘Panzerschreck’, el más famoso durante este conflicto bélico.

Después, la ideología de los dos hermanos les separó, Rudolf accedió a unirse al ejército alemán, mientras que Adolf decidió permanecer en Alemania.

ADIDAS Y PUMA, DEL AMOR AL ODIO

Tras el fin de la guerra, los hermanos volvieron a convivir en el mismo pueblo, pero en distintas zonas. Ya que, Rudolf fue acusado de simpatizar con el partido nazi y siempre pensó que había sido su hermano Adolf, quien le había denunciado. Este acontecimiento supuso la ruptura de la relación entre los dos hermanos.

Tras la separación de los dos hermanos fue cuando se produjo la creación de las dos marcas. En 1948, Rudolf Dassier fundó su propia fábrica y creó la compañía ‘Puma AG’. Mientras que, en 1949, Adolf continuó con la fábrica familiar y la rebautizó con el nombre de ‘Adidas AG’, cuya marca se registró en 1949. Así, el nombre de Adidas procede del principio del diminutivo con el que llamaban a Adolf, que era ‘Adi’ y el inicio de su apellido ‘das’.

A partir de ese momento, empezó una lucha por ver cuál firma se hacía más famosa en el mundo del deporte. Aunque, finalmente, cada hermano por su lado logró el éxito.

Adolf Dassler siguió manteniendo una relación muy estrecha con el mundo del deporte, para lo que desarrolló distintos tipos de calzados para diferentes disciplinas deportivas. Además, de que fue uno de los pioneros en hacer colaboraciones con grandes estrellas del deporte.

Por su lado, Puma empezó en sus inicios un modelo de negocio especializado en las zapatillas. Lo que llevo a la compañía a ser pionera en la elaboración de calzado específico para futbolista y para deportistas olímpicos. Asimismo, más adelante dio el salto a otra gama de productos del ámbito del deporte, que ya no solo incluía calzado, sino ropa deportiva y accesorios.


- Publicidad -