miércoles, 6 julio 2022 8:27

El Gobierno inicia la campaña de los PIGS contra el nuevo chantaje del BCE

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, ha dejado muy claro que el BCE se cobra siempre los servicios. Guindos remarcó en el curso de la APIE que las acciones que lleve a cabo el banco emisor para que no se dispare la prima de riesgo tendrá condicionantes. No citó países, pero son los periféricos los que están siempre tienen esta espada de Damocles sobre ellos: Portugal, Italia, Grecia y España, los países que de modo despectivo algún analista calificó en su día como  PIGS (La inicial en inglés de cada uno de estos 4 países).

A los países del sur de Europa les ha llegado este mensaje como un jarró de agua fría y desde España, el Gobierno ha sido el primero en torcer el gesto ante los condicionantes que ha anunciado el número dos del BCE. La ministra de Economía, Nadia Calviño, fue la primera en reacción. España necesitará aliados para salir lo más airosa posible de este nueva batalla.

LAS SOLUCIONES DEL BCE

El BCE busca soluciones para combatir la incorrecta transmisión de la política monetaria que se produce cuando se disparan las primas de riesgo de determinados países de la eurozona. Estas soluciones tendrán un precio y habrá que pagarlo, aunque el BCE no apretará tan fuerte como en 2012 a los países que necesiten su ayuda. De hecho dijo que serán  medidas más suaves.

“Las condiciones del programa las iremos viendo”, dijo Guindos en los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, en una videoconferencia en el marco del curso de verano de la APIE”.  Señaló que en el Consejo del BCE no han hablado de las características de estas condiciones, pero aunque el entorno sea muy diferente al de 2012, como apuntó Guindos, está claro, que haberlas las habrá.

El simple hecho de que Guindos hablase de condiciones provocó la reacción de la vicepresidenta Calviño

El simple hecho de que Guindos hablase de condiciones provocó la reacción de la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Economía, Nadia Calviño, que dejó claro que en la reunión del Eurogrupo, que es un órgano informal en el que los ministros de los Estados miembros de la zona del euro debaten cuestiones vinculadas a sus responsabilidades, “no se habló en estos términos y estuvo el BCE en la cita”. Era una manera de quejarse de que el vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE) no comentara nada. “No se ha hablado en esos en términos en el Eurogrupo, se ha hablado del compromiso del Banco Central Europeo para evitar la fragmentación de la zona euro. Los detalles del instrumento en el que trabaja el BCE no se han abordado.

LOS MÁS AFECTADOS

Con el anuncio de Luis de Guindos, el BCE ha puesto en alerta a los países que, a priori, se pueden ver más afectados en lo que tiene que ver con la prima de riesgo: España, Italia, Portugal y Grecia, los famosos PIGS.  En este campo, los gobiernos de estos países tratarán de buscar aliados tanto a nivel del ámbito comunitario como en el seno del consejo del BCE para influir y que el BCE sea benévolo en lo referido a sus exigencias.

el BCE ha puesto en alerta a España, Italia, Portugal y Grecia

Una vez que se han abierto las hostilidades, está por ver qué paso dará cada país. La política hace extraños compañeros de cama y en este asunto, lo normal es que pese a las diferencias de color político e ideológicas, sobre todo, con Grecia,  que de nuevo, como cuando fue rescatada en 2009, Grecia tiene un Gobierno conservador.

Las alianzas y los países halcones serán clave en esta guerra

De las alianzas que se puedan tener y de los palos en las ruedas de los halcones,  países como Holanda, Austria… puede depender la condicionalidad.

En este punto, el problema de la condicionalidad es que “no va a ser para que los países gasten más”, comentó jocoso un analista a MERCA2. Y es que es evidente que el BCE pedirá condiciones que los gobiernos no quieren: temas de recortes de gastos, etcétera. Ahí está la gran batalla, sobre todo en el caso de España, que tiene cerca de un año y medio de legislatura por delante. Los recortes de 2010 a los que Zapatero se vio obligado, entre otros por  el BCE, le costaron un gobierno en agonía hasta que perdió las elecciones en 2011.

OTRO SOCIALISTA

Ahora está de nuevo un  socialista como presidente, si bien en un Gobierno de coalición. Las encuestas le son adversas y en caso de tener que hacer recortes no contará con la comprensión ni de su socio de Gobierno ni de la oposición ni de la ciudadanía. Todo un camino para que el PP logre gobernar de nuevo. Así que el Gobierno que encabeza Pedro Sánchez va a quemar todas las naves para salvar los muebles. El contexto no le favorece, pero en esta batalla tiene capacidad de conseguir aliados con los que intentar dar guerra al BCE. El objetivo es no que no haya que hacer recortes.


- Publicidad -