lunes, 4 julio 2022 16:49

El BCE creará un instrumento “antifragmentación” para calmar al mercado

El Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo (BCE) ha decidido aplicar flexibilidad en la reinversión de los vencimientos de su cartera de deuda correspondiente al programa antipandemia (PEPP) y ha encomendado acelerar el diseño de “un nuevo instrumento antifragmentación” para su examen por el órgano del banco central.

Al término de la reunión de urgencia de este miércoles del Consejo de Gobierno, convocado para discutir la situación de las condiciones de mercado tras el fuerte repunte de las rentabilidades exigidas a los bonos de la eurozona, el Consejo del BCE ha reiterado su compromiso para actuar contra los riesgos de fragmentación.

En este sentido, ha admitido que la pandemia ha dejado vulnerabilidades duraderas en la economía de la zona del euro que, de hecho, están contribuyendo a la transmisión desigual de la normalización de la política monetaria entre jurisdicciones.

De este modo, el Consejo decidió aplicar flexibilidad en la reinversión de los reembolsos vencidos en la cartera del PEPP, con el fin de preservar el funcionamiento del mecanismo de transmisión de la política monetaria, una condición previa para que el BCE pueda cumplir con su mandato de estabilidad de precios.

Asimismo, el órgano de gobierno del BCE decidió encomendar a los Comités del Eurosistema pertinentes, junto con los servicios del BCE, “que aceleren la finalización del diseño de un nuevo instrumento antifragmentación para su examen por el Consejo de Gobierno”.

El interés del bono español repunta ligeramente tras la decisión del BCE

El rendimiento registrado por el bono español a 10 años en los mercados secundarios de deuda ha repuntado ligeramente tras comunicar el Banco Central Europeo (BCE) que está diseñando un “nuevo instrumento antiframentación”, aunque se ha mantenido por debajo de la cota del 3% que superó recientemente.

El rendimiento del papel español cerró el martes situado en el 3,115%, aunque en la apertura ha caído discretamente hasta el 3,050%. Tras informar el BCE de que había convocado una reunión de urgencia, el rendimiento ha iniciado una senda bajista que lo ha llevado hasta un rendimiento del 2,871%.

Pasadas las 14.10 horas, cuando el BCE ha publicado su comunicado, el rendimiento ha llegado a repuntar hasta el 2,950%, aunque posteriormente ha vuelto a descender hasta el entorno del 2,900%.

De su lado, el rendimiento del bono alemán a 10 años, el conocido como ‘bund’, ha sido mucho más discreto. Tras cerrar el martes en un rendimiento del 1,758%, ha abierto este miércoles situado en el 1,749%. Tras el comunicado matutino del BCE ha llegado a descender hasta el 1,626%, aunque tras conocerse la decisión final ha repuntado ligeramente hasta el 1,669%.

De esta forma, la actuación del BCE ha tenido un impacto positivo en la prima de riesgo, reduciendo el diferencial de los 135,7 puntos del martes, hasta los 122,4 enteros que ha registrado justo antes de que el BCE comunicara su decisión. Ante los repuntes posteriores en los rendimientos de los bonos, la prima ha llegado a alcanzar los 128,6 puntos básicos pasadas las 14.10 horas, aunque posteriormente ha caído nuevamente hasta los 126,8 enteros.

El efecto de la autoridad monetaria también se ha notado en los rendimientos del resto de bonos de la periferia de la eurozona. El bono italiano ha llegado a registrar un mínimo intradía del 3,762%, tras haber cerrado el martes en el 4,179%. De su lado, el bono portugués a 10 años ha pasado del 3,110% observado al cierre del martes a un mínimo este miércoles del 2,857%.

Los bonos griegos con vencimiento a una década han observado como su rendimiento en los mercados secundarios de deuda ha pasado del 4,708% de ayer a un mínimo durante esta jornada del 4,254%.

Al término de la reunión de urgencia de este miércoles, convocado para discutir la situación de las condiciones de mercado tras el fuerte repunte de las rentabilidades exigidas a los bonos de la eurozona, el Consejo del BCE ha reiterado su compromiso para actuar contra los riesgos de fragmentación.

De este modo, el Consejo ha decidido aplicar flexibilidad en la reinversión de los reembolsos vencidos en la cartera del PEPP, con el fin de preservar el funcionamiento del mecanismo de transmisión de la política monetaria, una condición previa para que el BCE pueda cumplir con su mandato de estabilidad de precios.

Asimismo, el órgano de gobierno del BCE ha optado por encomendar a los Comités del Eurosistema pertinentes, junto con los servicios del BCE, “que aceleren la finalización del diseño de un nuevo instrumento antifragmentación para su examen por el Consejo de Gobierno”.


- Publicidad -