domingo, 3 julio 2022 10:17

España demuestra la soberanía de Marruecos sobre el Sahara con un foro de inversores hispanomarroquí

Nuevo frente entre el Polisario y Marruecos que salpica a España. La celebración de un foro de inversores españoles y marroquíes en la ciudad de Dakhla ha suscitado la respuesta del frente Polisario. El grupo armado ha enviado comunicado en el que “denuncia de manera categórica los intentos de manipulación que Marruecos pretende llevar a cabo con empresas y empresarios españoles en el territorio ocupado del Sahara Occidental, sintiéndose legitimado por la ilegal decisión del Presidente del Gobierno de España”. Sin embargo, el ejecutivo de Pedro Sánchez no tiene nada que ver en cuanto a la organización del foro. Prueba de ello es qué ningún miembro del gobierno ha acudido a la ciudad del Sahara marroquí para asistir a este encuentro que solo tiene objetivos económicos en cuanto a inversión y no políticos.

El reconocimiento de la soberanía marroquí sobre el territorio del Sahara occidental por parte de España ha resentido las relaciones exteriores del país con Argelia y el Frente Polisario. Ambos condenaron el giro en cuanto al reconocimiento que dio España en sus relaciones diplomáticas y llamaron a romper los lazos con el país ibérico. Sin embargo, el representante del Polisario en España sigue enviando comunicados y realizando entrevistas pese haber roto relaciones. Se trata de Abdulah Arabi y ha condenado enérgicamente la nueva etapa de relaciones internacionales entre Marruecos y España.

el representante del Polisario en España sigue enviando comunicados y realizando entrevistas pese haber roto relaciones CON ESPAÑA

Para el representante del Frente Polisario en España Abdulah Arabi, la celebración de un foro económico que trata de impulsar la economía en el Sahara “contraviene el Derecho Internacional y la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea”. Da igual que el desarrollo económico potencie esta zona en pleno auge. “Cualquier actividad que tenga lugar en el territorio ocupado del Sahara Occidental, debe contar con el consentimiento del pueblo saharaui, a través de su único y legítimo representante, el Frente Polisario”, exige Abdulah Arabi aunque la organización del evento haya cumplido con todos los trámites legales sin perder ningún tipo de permiso al Polisario.

Además, el líder del frente Polisario en España denuncia que “este espacio es una maniobra más para legitimar una ocupación militar que sufre el pueblo saharaui desde hace casi medio siglo”. Sin embargo, tal y como ha podido comprobar Merca2.es con fuentes presenciales en la ciudad donde se celebra el Foro de Inversores hispanomarroquí la existencia de militares es escasa.

Abdulah Arabi

La celebración del encuentro económico bilateral entre empresarios españoles y marroquíes ha levantado ampollas dentro del frente Polisario. Culpando al gobierno de España, el representante del líder Polisario Abdulah Arabi ha sentenciado que “España está animando a Marruecos a seguir en su peligrosa aventura expansionista con los graves riesgos de inestabilidad regional y, sus evidentes consecuencias para España”. No obstante las amenazas, es importante reseñar que ningún miembro del ejecutivo español ha participado en este foro fundamentalmente económico. Al no tratarse de un evento político ninguna autoridad española se ha trasladado hasta Dakhla, la ciudad en la que se ha celebrado el encuentro. Tan solo han acudido las autoridades locales marroquíes y el ministro de comercio del Gobierno de Marruecos ha participado en remoto con un vídeo.

EL POLISARIO: UNA MILICIA ARMADA APOYADA POR ARGELIA

El Sahara ha sido un territorio históricamente demandado por Marruecos. Hasta la década de los 70, este desierto pertenencia en parte al protectorado español que decidió cederlo por orden de la ONU. Entonces, Marruecos llegó hasta este territorio donde algunos saharauis trataron de luchar por su independencia. Para ello, se organizaron era una pequeña milicia armada llamada frente Polisario cuyas actividades han sido condenadas por diversos organismos internacionales.

Algunas de estas acciones fueron llevadas a cabo en contra de España. Y es que entre 1973 y 1986 el Polisario realizó atentados terroristas en los que murieron 289 víctimas españolas. Esos atentados se perpetraron en las minas de fosfatos de Fosbucraa y contra pescadores españoles que faenaban en aguas del banco sahariano. A día de hoy, una asociación de víctimas del terrorismo afincada en Canarias y llamada ACAVITE sigue demandando reparaciones para aquellos que perdieron la vida durante estos atentados.

A pesar de ser una milicia armada que ha cometido atentados terroristas, existen países que apoyan su independencia. Este es el caso de Argelia que recientemente ha decidido romper su tratado de amistad con España debido al reconocimiento del Sahara marroquí por parte de España. La celebración del foro de inversores en pleno Sahara también ha sido criticada por Argel que no ha dudado en amenazar con que “la celebración del evento tendrá consecuencias en las relaciones con el gobierno de Pedro Sánchez”. Asimismo, desde la región argelina de Bouira se ha instado a las agencias de viajes a suspender las relaciones con las empresas españolas. Todo ello por la celebración de un foro empresarial que trata de acaparar inversión española para desarrollar económicamente el sur del Sahara.


- Publicidad -