viernes, 1 julio 2022 8:49

Inditex se alía con su enemigo (Euratex) para vencer a Shein

Inditex ha decidido iniciar una nueva estrategia y aliarse con el que hasta hace poco era su enemigo Euratex, la patronal europea del textil. Euratex es el organismo encargado de poner todas las trabas al modelo ‘Fast Fashion’, por ejemplo, vigilando todas las mercancías textiles que provienen de países como China. Uno de los principales mercados en los que actúa Inditex, ya que trabaja con numerosos proveedores que cuentan con fábricas en este país.

El objetivo de Inditex con su acuerdo de colaboración con Euratex es alejarse lo más posible del modelo ‘Fast Fashion’ e intentar diferenciarse de sus competidores directos como Shein. Sin embargo, el registro ‘Fast Fashion’ acompaña desde hace tiempo a Inditex y se trata de una etiqueta que al gigante gallego le va a costar quitarse, aunque este haciendo todos sus esfuerzos por ello.

INDITEX, LA LUCHA ‘FAST FASHION’ LLEVADA AL BARRO

Al grupo Inditex le encantaría que le dejaran de relacionarlo con el estilo ‘Fast Fashion’, pero este modelo de negocio también es la causa de su éxito y de su identidad. Debido a que el término ‘Fast Fashion’ o también conocido como ‘Moda Rápida’ debe su nombre, en gran medida, porque supuso un cambio en el sector textil, que estaba acostumbrado a solo lanzar dos colecciones por año.

la estrategia para los productos textiles de la Comisión Europea tiene el objetivo de acabar con el ‘Fast Fashion’ para 2030

La moda del ‘Fast Fashion’ llegó para cambiarlo todo y supuso que, a partir de su nacimiento, ya no se lanzaban colecciones en fechas únicas, sino que habría una renovación constante de las prendas de ropa, en concreto, cada dos semanas. El objetivo es que, de esta forma, los consumidores obtendrían unas prendas más exclusivas, que desaparecían al poco tiempo. Por ejemplo, Zara y otras firmas del grupo Inditex han aprendido esta técnica a la perfección, ya que cambian sus colecciones de forma habitual.

Por tanto, supone una ironía que Inditex, el rey del ‘Fast Fashion’ se una a Euratex, la patronal del sector textil que lucha contra este modelo. Sin duda, un intento del gigante gallego de desvincularse del estilo y la estrategia que vio nacer su actual auge.

Sobre todo, porque Inditex hace años que externalizo su producción y dejó de tener fábricas en España, para contratar los servicios de proveedores con factorías en China. Lo que revela la necesidad de Inditex por acercarse aún más a la industria, y de alejarse de que la comparen de compañías como Shein.  

SHEIN, EL ENEMIGO A BATIR

Se podría decir que Inditex se ha aplicado el lema de ‘Si no puedes con tu enemigo, únete a él’, porque su reciente acuerdo de colaboración es más que beneficioso para el gigante gallego. El motivo es que al tener ya una presencia en Euratex, Inditex puede hacer frente, con mayor facilidad, a su competencia directa como es Shein, ya que esta patronal se encuentra en la misma línea que la Unión Europea en su lucha contra el ‘Fast Fashion’.

De hecho, la Unión Europea, en varias ocasiones, ha dado a entender que es posible un futuro sin el conocido modelo de ‘moda rápida’. En concreto, la estrategia para los productos textiles de la Comisión Europea tiene el objetivo de acabar con el ‘Fast Fashion’ para 2030. Unos compromisos que de forma indirecta también afectarían a Inditex, aunque la compañía gallega está tratando de amortiguar el golpe con sus movimientos y alianzas actuales, con la finalidad de que este tipo de medidas se focalicen más en modelos de industria como el de Shein.

Principalmente, esta estrategia para los productos textiles de la Comisión Europea está orientada hacia la sostenibilidad, con el objetivo de que las compañías del sector textil que venden en Europa cumplan una serie de requisitos medioambientales. Aunque, Inditex sí que está haciendo grandes avances en este campo y puede que sea una de las causas por las que ha sido aceptada como empresa colaboradora de Euratex. Mientras que, para Inditex, los planes de sostenibilidad es algo que sigue estando a años luz de su política actual.

ACUSACIONES EN AMBOS LADOS

Inditex se ha visto salpicada por supuestas acusaciones de explotación infantil en Bangladesh, en concreto, una de las acusaciones más comunes con las que se encuentra Shein. Así, en 2021, la Fiscalía de Francia abrió una investigación contra varias empresas del sector textil internacional, por la denuncia de varias ONGs. Inditex se encuentra entre esta lista de compañías investigadas por beneficiarse supuestamente del trabajo forzado de la minoría uigur en China. Aunque, en esta lista también acompañan a Inditex, firmas como Uniqlo, Sketchers y SMCP.

Asimismo, a finales de 2021, apareció una nueva denuncia contra Shein por supuesta explotación laboral, emitida por el grupo suizo Public Eye.  La denuncia indicaba que los trabajadores vinculados a los proveedores de la empresa china estaban obligados a trabajar 75 horas semanales.


- Publicidad -