viernes, 1 julio 2022 14:18

La marcha verde de Carlos Torres (BBVA) acaba con la ambición expansiva de Onur Genç

“Las fusiones son operaciones que me aburren”. El presidente de BBVA, Carlos Torres Vila, recordó lo que dijo en tono jocoso en una entrevista con un medio internacional y se desmarcó del camino que en numerosas ocasiones ha dejado abierto el consejero delegado de la entidad, Onur Genç, en relación con la posibilidad de que el banco esté interesado en algún tipo de operación de concentración, sobre todo en España. En el marco de un clásico, el curso de verano de la Asociación de Periodistas de Información Económica (APIE), Torres dejó claro que para el banco es mucho más relevante desde un punto de vista estratégico el crecimiento orgánico enfocado en lo digital y con un gran foco en la sostenibilidad. “La descarbonización, que exige una inversión del 8% del PIB mundial hasta 2050 para su desaparición, sí que es una gran oportunidad”, indicó, dejando en un término mucho menos relevante desde lo estratégico una posible fusión mucho más importante desde el punto de vista estrategico. La digitalización es el camino y no hay terreno para fusiones. Este fue el mensaje que mandó Torres en la apertura del curso. Mensaje dirigido a Onur Genç.

DESCARBONIZACIÓN FRENTE A FUSIONES

En el turno de preguntas del conocido como Curso de la APIE, que inauguraron la ministra de Economía, Nadia Calviño, y el presidente de BBVA, Carlos Torres Vila, cuya entidad patrocina este seminario que acoge la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, hubo un par de cuestiones de los periodistas relacionadas con posibles operaciones de fusión.

Aunque hubo una mención general, le preguntaron si se arrepentía de no haber comprado Banco Sabadell y Torres respondió con una larga cambiada, pero dejando un mensaje claro: al banco no le interesan las fusiones tradicionales, las que conllevan, entre otras cosas, desgaste negociador para la adquisición y luego ajustes de oficinas y empleados. Este mensaje contradice la habitual muestra de apertura a operaciones de concentración del CEO del banco, Onur Genç. “Las operaciones de fusiones interesan a muchos porque se venden bien”, vino a decir Torres Vila en una alusión implícita mundo financiero y los medios de comunicación, pero no sé si tiene sentido estratégico comprar oficinas físicas. El camino es la digitalización. Las sucursales cada vez las utiliza menos gente y, aunque son importantes, el camino va por otro lado”, vino a decir, poniendo como ejemplo que la mitad de los clientes nuevos que capta el banco llegan por vía digital, sobre todo el móvil. En este sentido, destacó la apuesta por la banca online en Italia, si bien no dio datos de cómo marcha este negocio.

LA BATALLA VERDE

En este marco, en el banco destacan que hay una gran oportunidad como país para evolucionar la economía con el modelo verde, un punto donde los fondos europeos Next Generation UE juegan un papel muy importante. 

Caminar hacia una economía más verde es un punto básico del desarrollo de España y aunque haya inversores que puedan no entender la profundidad, la necesidad y los tempos del cambio, tienen que entender la relevancia porque hay un impacto en la sociedad, sostuvo Torres.

En este punto, Torres llevó el seminario, “Sostenibilidad y digitalización, las palancas de la digitalización, a su terreno para resaltar el futuro y el presente, lo que debe preocupa y ocupar es la lucha por la sostenibilidad, que ayude a un mundo más sostenible en general y en mejoren las oportunidades y no se deje a nadie atrás. “Hay que descarbonizar el mundo y eso requiere 200.000 millones de millones de aquí a 2050. Eso sí es una gran oportunidad a la que hay que dedicar esfuerzo y un equipo, global y transversal como el que tiene BBVA”. En este sentido, dejó caer que BBVA cambiará la meta de 200.000 millones en financiación sostenible hasta 2025 porque, aumentando el objetivo, señala de que en este punto van muy por delante de cara a alcanzar esa cifra antes de tiempo.

TURQUÍA, ADELANTE

En cuanto a Turquía, remarcó que es un país con mucho recorrido y defendió la apuesta por aumentar la participación de BBVA, que llega al 86%. “Dedicamos 700 millones de euros de capital, no es mucho en el contexto del banco, y, sin embargo, alcanzamos el 86% en una filial estratégica y con potencial muy relevante a medio y largo plazo”. El mensaje fue claro: no reducirán su exposición a Turquía.

MÉXICO, COLOMBIA Y VENEZUELA

En otro orden de cosas, el presidente de BBVA, Carlos Torres Vil, no quiso entrar a valorar la repercusión que puede tener para el sistema financiero colombiano y para el propio banco la victoria del izquierdista Gustavo Petro en las elecciones a presidente de Colombia. Torres destacó que Colombia ofrece muchas oportunidades. “Hay una cuota de mercado en la que podemos crecer. Es uno de los países que en relativo está en mejor situación ante lo que esta pasando ahora en el mundo. De hecho, es uno los pocos países que sale mejor en las previsiones económicas que hace seis meses. En este sentido, BBVA tiene una visión positiva”. 

EL PRESIDENTE DE BBVA, CARLOS TORRES, DESTACÓ LA EVOLUCIÓN DE LA ECONOMÍA COLOMBIANA

Torres no dio ningún detalle sobre la situación del banco en Venezuela, aunque vino a decir que están resistiendo a la espera de tiempos mejores. “Estamos conservando el patrimonio pero sin una rentabilidad mayor. El país, a futuro, puede tener un mejor desarrollo y esperamos que ese desarrollo venga. En cuanto a México, el mayor puntal del banco, insistió en que no están interesados en adquirir Banamex. Queremos seguir creciendo orgánicamente


- Publicidad -