jueves, 11 agosto 2022 1:46

BlackRock renuncia a la ampliación de Medgaz tras la crisis española con Argelia

La promesa de ampliar el gasoducto de Medgaz para compensar una parte del suministro que dejó de llegar a España tras el cierre del tubo de Magreb se ha quedado en agua de borrajas. El enfrentamiento entre España y Argelia por la renovada alianza impulsada por el Palacio de La Moncloa con el vecino marroquí ha alterado los planes de la empresa que gestiona esta infraestructura, que es clave para el sistema energético español.

NO HABRÁ SEGUNDO TUBO

Los problemas administrativos para certificar el incremento del volumen de gas que llega de Argelia hasta los 10 bcm anuales y la crisis diplomática que mantiene España con el gobierno del país han provocado que Blackrock –fondo de inversión que, junto con Naturgy y Sonatrach, gestiona el gasoducto– haya metido en un cajón su proyecto para elevar hasta 16bcm la capacidad de la infraestructura, que contemplaba la construcción de un segundo tubo por el lecho marino.

Se trata de un secreto que sólo conocen las empresas implicadas y las autoridades españolas y argelinas, porque hace pocos meses se anunció a bombo y platillo que Megdaz estaba capacitado para ampliar el suministro hasta los citados 10 bcm anuales (desde los 8 bcm iniciales). Para ello había que construir un cuatro turbocompresor que permitiera elevar el volumen de gas que llega desde la terminal de Beni Saf, en Argelia. Una modificación que –aunque se ha realizado– todavía no cuenta con las autorizaciones pertinentes, según ha podido saber MERCA2.

Así lo confirman fuentes conocedoras del estado del proyecto, que además aseguran que el fondo de inversión norteamericano decidió encargar un estudio de viabilidad para, en una fase posterior, completar la instalación de ese nuevo turbocompresor con un segundo tubo submarino que permitiera elevar la capacidad de transporte del gasoducto hasta los 16 bcm

“blackrock solicitó un estudio para elevar la capacidad a 16 bcm pero tras la visita de sánchez a marruecos canceló el proyecto”

“Blackrock solicitó este estudio al inicio del conflicto entre Rusia y Ucrania pero tras producirse la reunión entre Pedro Sánchez y el rey de Marruecos el pasado abril se comunicó al departamento técnico de Medgaz que se cancelaba el proyecto“, indican las fuentes consultadas. 

UNA OBRA FARAÓNICA

Para construir un gasoducto submarino es necesario utilizar un buque o plataforma móvil en la que se va soldando la tubería antes de depositarla sobre el lecho marino. Se trata de una obra costosa y hay pocos barcos que la hagan.

“Hay que diseñar el proyecto, reservar los buques para llevar a cabo la operación y realizarla con cuidado, instalando dos o tres kilómetros de tubo diario, en el mejor de los casos. Parece que ahora a la empresa que gestiona Medgaz le ha dejado de interesar”, añaden las mismas fuentes.

En cuanto al cuarto turbocompresor, “las máquinas están operativas pero administrativamente hay algún problema porque no se ha otorgado la certificación, ya que desde el punto de vista técnico todo está correcto“. En estos momentos Medgaz “es capaz de operar con un sistema 3+1, en el que tres turbocompresores están en servicio y el cuarto actúa como respaldo, permitiendo aumentar la capacidad hasta los prometidos 10 bcm”. 

“PENDIENTE DE ALGUNOS FLECOS”

En los mentideros del sistema gasista español no se ha querido mencionar el tema de la ampliación de Medgaz en las últimas semanas y lo máximo que se podía arrancar de algunos responsables era que “estaba pendiente de algunos flecos administrativos”. Pero la realidad es que la crisis diplomática provocada por el cambio de postura del Gobierno español respecto al Sáhara Occidental ha alejado las posibilidades de reforzar un gasoducto, el Medgaz, que es el único que en estos momentos trae la preciada materia prima argelina a nuestro país.

EL GIRO POLÍTICO DE SÁNCHEZ RESPECTO AL SÁHARA SE HA PRODUCIDO EN PLENA NEGOCIACIÓN DE LAS TARIFAS CON ARGELIA

El giro político de Sánchez respecto al Sáhara –beneficiando a Marruecos y golpeando a Argelia– se produjo en plena negociación para la actualización de las tarifas. Naturgy y Blackrock recibieron hace varios meses la comunicación de Sonatrach –la compañía estatal argelina– de que era necesario revisar el precio del gas que llega a las costas de Almería a través de Medgaz. Después del desplante de Sánchez, las autoridades de Argelia insistieron en que los clientes energéticos españoles pagarían cara la afrenta de su presidente.

LLEVAR GAS A MARRUECOS

A todo ello se ha sumado la decisión del Palacio de la Moncloa de atender las demandas marroquíes y poner en marcha el gasoducto del Magreb en sentido inverso para llevar el gas al país vecino. El ministro de Energía argelino, Mohamed Arkab ha dejado claro que por esa infraestructura no debe ir el gas que esté entregando a España vía Medgaz, amenazando incluso con cortar el suministro. Se enteró oficialmente de las intenciones del pacto con Marruecos por un correo electrónico de su homóloga Teresa Ribera. Ni siquiera hubo comunicación electrónica.

Desde entonces el suministro de gas a través de Medgaz ha ido reduciéndose, como adelantó MERCA2 el pasado 6 de mayo. El flujo ha caído un 50% respecto al contabilizado hace justo un año, cuando el gasoducto del Magreb operaba con normalidad. El buen tiempo y la mayor capacidad de regasificación (trayendo buques metaneros con Gas Natural Licuado) han provocado que España exporte gas a Francia y, al mismo tiempo, aumente sus niveles de almacenamiento.

EL ALMACENAMIENTO ESTÁ AL 74%

En estos momentos, los datos de Enagás constatan que las existencias de gas en los tanques finales es del 74%, con lo cual España estaría cerca de lograr el objetivo del 80% que quiere establecer la Unión Europea (UE) de cara al próximo invierno. Para 2023 este porcentaje deberá elevarse hasta el 90%. Ahora no hay problemas para incrementar las reservas, ya que el clima acompaña. A pesar de que llega menos suministro de Argelia, podríamos decir que nos sobra gas en España. El problema llegará en otoño.

El hecho de que Blackrock haya enterrado su proyecto para elevar hasta 16bcm la capacidad de Medgaz obligará a España a aumentar las compras de GNL a Estados Unidos y Catar, mientras Italia aprovecha el enfado de las autoridades argelinas con el Gobierno de nuestro país para firmar un acuerdo que potenciará las llegadas del preciado hidrocarburo a través del gasoducto Transmed. El país transalpino está mejor conectado con el centro de Europa y en Bruselas consideran que es más importante que Medgaz para reducir la dependencia de Rusia


- Publicidad -