domingo, 3 julio 2022 22:33

Guardiola y Cañadas, espadas en lo alto para controlar el lobby de España

Jaume Guardiola es el escogido por Javier Faus para hacerse con la presidencia del Cercle d’Economia, el lobby más importante de España. La decisión, tomada casi por unanimidad en la cúpula directiva, no sentó nada bien a un sector importante de la institución. Rosa Cañadas presentó su candidatura tras rechazar su inclusión en la lista de Guardiola.

Los dos candidatos se verán en las urnas el próximo 12 de julio, a las que están llamados los cerca de 1.300 socios que conforman esta entidad. Se trata de unas elecciones históricas, ya que habitualmente siempre se había consensuado al sucesor, sin necesidad de poner papeletas. Todos los votos serán presenciales, ya que se ha descartado por completo el voto por correo y telemático. Este tipo de votación sí se permitió en la Cámara de Comercio de Barcelona, con una clara victoria de los independentistas.

GUARDIOLA, EN LO POLÍTICAMENTE CORRECTO EN EL CERCLE

Tanto Guardiola como Cañadas tienen un mismo objetivo: poner al Cercle d’Economia al frente del liderazgo de la opinión empresarial y de la sociedad civil. Sin embargo, para esta empresa han forjado estrategias opuestas. El banquero y miembro de la comisión económica del FC Barcelona -que tendrá que abandonar si llega al cargo- trata de mantener el espíritu tradicional, con un mensaje políticamente correcto y en defensa de Cataluña para volver a estar al frente del crecimiento de España.

Cañadas, por su parte, quiere romper con la tradición. Entre sus primeras decisiones será registrar al Cercle d’Economia como un lobby en Bruselas y permitirá ruedas de prensa en los actos. Hasta ahora, la institución ha mantenido este veto debido a que las decisiones se adoptan por mayoría de los socios, con sus propias sensibilidades e ideologías. Por este motivo, ha predominado la neutralidad a la hora de pronunciarse.

RECONECTAR AL CERCLE CON LOS SOCIOS

Guardiola trata de reconectar al Cercle d’Economia con la sociedad y los socios. Y es que, tanta tradición ha anclado a esta asociación en el pasado, donde las élites empresariales y políticas lo manejaban todo a su antojo. Sin embargo, el hartazgo se ha hecho más palpable en la sociedad civil, con el auge de los temidos populismos de derechas e izquierdas.

Asimismo, el modelo económico tradicional no es válido en la actualidad, donde prevalece ahora la disrupción y la innovación, un alto valor añadido que no ha entrado aún en la institución. Con la mano tendida a Cañadas, el exconsejero delegado de Banco Sabadell no ha podido convencerla para entrar en el equipo. Y es que, la presidenta de Tanja y de Trea Capital rechazó desde el inicio ser una secundona, más cuando su marido, Carlos Tusquets, se quedó fuera en las elecciones a la Cámara de Comercio.

GAY DE MONTELLÀ Y NAVARRO, ALIADOS DE CAÑADAS

Guardiola fue el primero en mostrar sus cartas, ante un nutrido público, entre los que se encuentran los empresarios de FemCat, una institución privada que tiene como objetivo unir los “países catalanes”. Cañadas, por su parte, se ha rodeado de socios jóvenes y rostros muy conocidos, como Joaquim Gay de Montellà, expresidente de la Cambra; Pere Navarro, delegado del Gobierno para dirigir el Consorcio de la Zona de Franca. También ha mostrado apoyos de la nueva economía tecnológica, con Helena Guardans, presidenta de WebHelp, encargada de presentar el evento.

Cañadas cree que la envidia de Barcelona hacia Madrid es insana para la economía catalana. Cree que la capital debe dejar de mirarse “con complejo“. Sin embargo, la realidad es que Madrid no solo ha dado el ‘sorpasso’ sino que el declive de la Ciudad Condal está poniendo en bandeja a Málaga como nuevo ‘hub’ tecnológico. IBM o Citi son dos de las empresas recientemente instaladas en la Costa del Sol.

EL DECLIVE DE BARCELONA, EN EL CENTRO DEL DEBATE

Barcelona, la ciudad donde roban a famosos como al piloto Sebastian Vettel, ha caído en desgracia. La violencia, inseguridad y una normativa muy restrictiva para el comercio y la economía hunden aún más a una capital de provincia. De hecho, el paso siguiente es cercenar el derecho a conducir por las calles de la ciudad si se viene de fuera, pese a que estos trabajadores se dejan una parte importante de su sueldo en el ocio y restaurantes, así como en los aparcamientos.

El Cercle no habla sobre ese tema pese al incremento de las tensiones en la zona

Cañadas trabajará para impulsar la ciudad y devolverle el brillo perdido. “El Cercle no habla sobre ese tema pese al incremento de las tensiones en la zona”, ha afirmado. Sin embargo, el Cercle sí se ha pronunciado contra las medidas del Ayuntamiento y el declive de la ciudad, alertando del riesgo. Lo hizo, además, recientemente en una de sus notas de opinión.

Otro de sus retos es inmiscuir al Cercle en las decisiones de Bruselas. Si gana Cañadas, su medida estrella será registrarse “como grupo de interés para poder participar en todos los debates y consultas públicas que impulsa la UE“. También tratará de dar voz al Cercle, liderando debates públicos. A su juicio, es insuficiente una reunión anual donde se dan cita las élites políticas y empresariales del mundo.

INACCIÓN DEL CERCLE EN LA AMPLIACIÓN DE EL PRAT Y A FAVOR DE LOS INDULTOS

Cañadas aseguró que el Cercle no se ha movido por la ampliación de El Prat, un debate donde cree que se guardó demasiado silencio y se ha hecho un escaso papel. En este sentido, el Cercle había pedido a Pere Aragonès, presidente de la Generalitat, que diera luz verde a la extensión de esta infraestructura. Sin embargo, poco o nada podía hacer la institución para cambiar el parecer del Govern. La lucha contra el Gobierno de Pedro Sánchez es una batalla que no podían dejar de lado. Más actividad se vio en el Cercle d’Economia para defender los indultos del Gobierno a los líderes independentistas, una decisión que ahora el Supremo está investigando al admitir un recurso.

Además, Cañadas ha criticado las jornadas en el hotel W de Barcelona al considerar que apenas se da voz a los socios, ni tampoco se permite preguntar a las personalidades, que “utilizan” el evento para “para presentar sus discursos sin someterse a preguntas”. Sin embargo, ha esperado hasta la presentación de su candidatura para lanzar la crítica. También ha propuesto recuperar las jornadas en Sitges, donde era tradición celebrar este evento.

En común, ni Guardiola ni Cañadas han dado pista alguna sobre sus candidaturas. Ningún miembro de sus listas ha salido a la luz, una confección que guardan en secreto para no revelar apoyos que podrían resultar decisivos en las elecciones de dentro de seis semanas. La actual directiva aún espera su entrada en la nueva presidencia. Ambos, además, han presentado sus credenciales y ostentan los 50 avales necesarios para enfrentarse. Las espadas, desde este pasado lunes, se han desenvainado y lucen en lo alto.


- Publicidad -