domingo, 3 julio 2022 23:40

España alarma a Europa por un nuevo incremento del fraude online

La cifra de transacciones sospechosas de fraude online descendió durante los primeros tres meses del año un 22,6% en el ámbito global, según destaca el informe trimestral de fraude de TransUnion. Sin embargo, durante ese mismo período, el fraude creció un 11,3% en las transacciones digitales originadas en España.

LOS DATOS

El análisis llevado a cabo por TransUnion muestra cómo las transacciones digitales sospechosas de fraude se han reducido desde el año pasado, especialmente en áreas como los servicios financieros, telecomunicaciones o retail. Por el lado contrario, las transacciones sospechosas de fraude han crecido respecto al primer trimestre de 2021 en apuestas, seguros y logística.

La situación es bastante diferente en España, donde TransUnion ha observado un aumento del fraude en telecomunicaciones, retail y logística y un descenso en la industria financiera, en el sector de las apuestas y en las comunidades online (aplicaciones de citas, foros…).

TransUnion ha observado un aumento del fraude en ESPAÑA EN LOSM ÁMBITOS DE telecomunicaciones, retail y logística

Para llevar a cabo su informe TransUnion analiza miles de millones de transacciones en las más de 40.000 webs y aplicaciones que utilizan la suite TransUnion TruValidate. Se consideran transacciones sospechosas de fraude aquellas que cumplen con alguno de los indicadores que implican revisión o denegación.

CRECEN LOS INTENTOS

Los intentos de fraude online originados en España crecieron durante el primer trimestre de 2022 un 11,3% de forma genérica. La industria más afectada fue la de las telecomunicaciones, con un crecimiento del 95,3%, frente a un descenso global del 20,4%. El patrón de fraude más común en esta industria fue el robo de identidades reales, es decir, cuando un usuario roba la identidad de otra persona para cometer fraude.

en logística el fraude más habitual es de envío, SEGÚN EL ESTUDIO DE TRANSUNIÓN

El retail, con un crecimiento del 32% frente a un descenso global del 7,6%, y el sector de la logística, con un crecimiento menor al global, del 12,1% (frente al 42,7% en todo el mundo), fueron las siguientes industrias más afectadas por el fraude online originado en España. En el mundo del retail el fraude más utilizado es el de abuso de promociones, es decir, cuando el delincuente defrauda en promociones como las de “recomendar a amigos”, “bonus por recarga” o “regalos por compra”. Por otro lado, en logística el fraude más habitual es de envío, es decir cuando un comprador suplanta una dirección de envío o cuando un vendedor recibe el dinero de un bien pero no lo envía.

REDUCCIÓN EN ALGUNOS SECTORES

Algunos sectores han reducido las transacciones sospechosas de fraude en España también, como por ejemplo la industria financiera, con un descenso del 40,1% frente a las cifras del primer trimestre de 2021 (aunque el descenso global ha sido del 63,6%). El fraude más común en la industria financiera es el de solicitud, es decir, cuando el delincuente completa una solicitud con información manipulada o intencionadamente falsa para recibir mejores condiciones en sus contratos. La industria del juego también redujo el fraude en España, con un descenso del 33,1% frente a un incremento mundial del 6,9%. En este caso, el patrón de fraude más utilizado es el conocido como gold farming, venta de activos del juego por dinero real.

ESPAÑA FRENTE A OTROS PAÍSES

“Hemos observado un descenso en los intentos de fraude online en todo el mundo, pero no en España, y nos preocupan especialmente los ataques que recibe la industria de las telecomunicaciones”, afirma Javier García de la Torre, director general de TransUnion en España. “Los delincuentes no cejan en su empeño por encontrar vulnerabilidades y, mientras, las empresas no deben dejar de trabajar en reducir falsos positivos, rechazos en transacciones legitimas e incluso revisiones manuales de las transacciones, siempre con el objetivo de mejorar la experiencia de usuario a través de conexiones de confianza”.

“Los delincuentes utilizan tretas cada vez más sofisticadas para presionar a las organizaciones de prácticamente cualquier industria y se aprovechan de aquellas que ven menos preparadas, con más vulnerabilidades y con mayores oportunidades de ataque”, afirma el vicepresidente senior de soluciones globales de fraude en TransUnion, Shai Cohen. “Es fundamental, en cualquier caso, que las empresas sean capaces de optimizar la experiencia de usuario para los clientes legítimos”.

LOS CONSUMIDORES RESPONDEN

Según otro estudio realizado por TransUnion, los consumidores admiten haber sido conscientes de un menor número de fraudes en el primer trimestre de 2022. El estudio consultó a 10.391 adultos entre el 7 y el 23 de febrero de 2022 y muestra cómo el 36% de los consumidores había sido víctima de un intento de fraude online en las últimas semanas, dos puntos menos que en el último trimestre de 2021. Entre los ataques más frecuentes destacan estafas (31%), robo de dinero o de tarjetas regalo (28%) y estafas de terceros en tiendas legítimas (23%).


- Publicidad -