viernes, 1 julio 2022 13:33

De la cárcel a la reinserción gracias al ron venezolano Santa Teresa

La marca de ron Santa Teresa de origen venezolano lleva años colaborando en la reinserción de los presos de las cárceles de este país, además de que hace una gran contribución al ayudar a las personas que forman partes de bandas para que se reincorporen a la sociedad.

Esta actividad solidaria es desarrollada por la compañía ron Santa Teresa a través de la fundación Santa Teresa. Una organización que lleva trabajando en este ámbito de la reinserción social, la reintegración comunitaria y la formación para el trabajo, desde 2003.

Entre las actividades de la fundación Santa Teresa se encuentran la reinserción de las personas que integran bandas, así como de los reclusos que se encuentran en las cárceles venezolanas. Pero, además, se ocupa de prevenir este futuro a través del deporte. Siendo el rugby su herramienta principal, ya que esta organización enseña rugby en las escuelas, cuenta con una liga infantil de rugby y lidera el Acatraz Rugby Club.

Actualmente, el Alcatraz Rugby Club se encuentra en España para participar, por primera vez, en el torneo Costa Blanca Rugby Sevens. Este torneo tendrá lugar entre el 21 y el 22 de mayo en el Estadio de Rugby de Villajoyosa, Alicante.

‘PROYECTO ALCATRAZ’, EL CORAZÓN DE RON SANTA TERESA

El ron venezolano Santa Teresa es muy reconocido por su calidad, pero además por sus iniciativas de inversión social. Una de sus campañas más especiales es el ‘Proyecto Alcatraz’, que se centra en la reintegración a través del deporte. En concreto, logra que los jóvenes y adultos con problemas vuelvan a tener una vida normal a través de la práctica del Rugby.

«Han encontrado en el proyecto un vehículo hacia el éxito, hacia la vida Y hacia la transformación»

El ‘Proyecto Alcatraz’ es un programa de reinserción social para jóvenes y adultos con problemas de conducta, a través de la formación en valores, educación para el trabajo, la justicia restaurativa y en la que el rugby es el vehículo de transformación.

Entre los logros de la fundación Santa Teresa destaca que, en la actualidad, en 32 centros penitenciarios de Venezuela ya se practica el rugby (en 20 centros masculinos y 12 femeninos), 800 presos atendidos por la organización y 11 bandas desarticuladas sin el uso de la violencia. Además, gracias a los esfuerzos de la fundación que lidera ron Santa Teresa se ha logrado salvar 400 vidas, se organizan 6 torneos penitenciarios y 12 festivales de rugby.

«El éxito del proyecto se debe a que se brindan oportunidades en una geografía donde las segundas oportunidades no existen. Nosotros creemos en las segundas oportunidades y, a veces, hemos pensado que el ‘Proyecto Alcatraz’ es la primera oportunidad que estas personas tienen. Y lamentablemente, no todos tienen oportunidades, ni parten de la misma línea base», ha aclarado el director de negocios de ron Santa Teresa, Bernardo López.

«Han encontrado en el proyecto un vehículo hacia el éxito, hacia la vida, hacia la transformación que no han tenido antes», ha expuesto López.

UNA INICIATIVA DESDE 2003

El ‘proyecto Alcaraz’ surgió en 2003 como respuesta a la acción de tres jóvenes que robaron a un inspector de la hacienda del ron Santa teresa. Tras ser arrestados por esta causa, se les ofreció que devolvieran todo lo que habían robado y trabajaran gratis durante tres meses en la hacienda donde se hacía el ron Santa Teresa. Sin embargo, si no accedían a esta petición, el destino era una cárcel venezolana.

«Alrededor de un 10% o 20% de los miembros de las bandas abandonan el ‘proyecto Alcatraz’»

«Las cifras en términos generales, en el ámbito delictivo son más de 11 bandas y más de 250 miembros del proyecto que se han logrado reinsertar. Mientras que en el ámbito penitenciario son ya 32 centros penitenciarios y más de 1.000 presos que juegan al rugby todas las semanas a través de la visita de los entrenadores del alcatraz», ha explicado López.

«En el ámbito preventivo son más de 200 niños y jóvenes que juegan al rugby en la hacienda, aprendiendo valores y utilizando el deporte como camino para evitar la oscuridad del mundo de las calles de Venezuela», ha indicado López.

Sin duda, los tres jóvenes accedieron a devolver lo que habían robado y a trabajar en la hacienda donde se elaboraba el ron Santa Teresa, pero además pidieron que el resto de miembros de su banda fueran incluidos en esta actividad. Y así es como comenzó la historia de la fundación del ron Santa Teresa y de su ‘Proyecto Alcatraz’.

«Sin embargo, a veces hay miembros de las bandas que deciden no seguir con este proceso de formación. Alrededor de un 10% o 20% de los miembros de las bandas abandonan el proyecto. Esto normalmente ocurre en los primeros días, cuando deciden no aprovechara la oportunidad», ha asegurado López.


- Publicidad -