viernes, 1 julio 2022 13:19

Amazon combate las opiniones ‘fake’ con una tromba de denuncias

La compañía Amazon se ha lanzado de cabeza a la caza de las opiniones ‘fake’, con el objetivo de proteger a sus consumidores. Desde que Amazon introdujo las reseñas de producto en 1995, el corazón de la compañía son las opiniones de sus clientes, ya que suponen un elemento fundamental en la decisión final de un comprador.

Así, el marketplace ha decidido poner todos sus esfuerzos en mantener la credibilidad y la sinceridad de las reseñas de su web, y evitar que sean fraudulentas con el objetivo de beneficiar a una marca o incluso desprestigiar a otra.

Para llevar a cabo esta lucha contra las opiniones ‘fake’, Amazon ha comenzado emprendiendo acciones legales contra las páginas que se dedican a la compra-venta de reseñas. En concreto, son tres páginas de este tipo, las que ya se han conseguido cerrar gracias a las denuncias de Amazon.

LA LUCHA CONTRA LAS WEBS DE RESEÑAS ‘FAKE

En 2020, Amazon invirtió más de 700 millones de dólares en proteger sus tiendas online de este tipo de acciones. Para ello cuenta con un equipo de más de 10.000 empleados dedicados a la tarea de proteger a los consumidores de los abusos en las reseñas de productos.

La denuncia de Amazon ha logrado el cierre de las webs de reseñas ‘fake’: Fivestar Marketing, Matronex y AppSally

Sin embargo, a principios de este año, Amazon ha iniciado acciones legales contra tres páginas de compra-venta de reseñas: Fivestar Marketing, Matronex y AppSally. Y los resultados han tardado poco en hacerse esperar, ya que su actividad fraudulenta dirigida a los clientes de Amazon Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia, Italia y España, se ha paralizado.

Gracias a estas acciones, casi 350.000 personas que utilizaban estas páginas y estaban dispuestas a escribir reseñas falsas y engañosas, ya no tienen medios para hacerlo.  

Asimismo, en febrero de este año, la justicia británica resolvió una demanda presentada por Amazon y ha tumbado una red de reseñas falsas, que implicaba a una empresa de Mallorca. En concreto, se trataba de las webs AMZTigers y TesterJob, que ofrecían dar productos gratis de su plataforma a cambio de una buena calificación.

AMZTigers y TesterJob, las empresas implicadas, se dedicaban a ofrecer a las marcas mejorar su estatus en Amazon con buenas calificaciones, utilizando una red de miles de revisores que emitían opiniones aparentemente auténticas.

Ahora, una orden judicial les prohíbe realizar este tipo de actividad. Lo que ha evitado que los 62.000 revisores de AMZTigers, encargados de dar a los productos reseñas falsas de 5 estrellas, sigan desarrollando esta actividad.

De momento, Amazon sigue con sus esfuerzos por garantizar una experiencia de compra segura a sus consumidores. Por lo que también ha decidido emprender acciones legales contra otra de las principales páginas web que genera opiniones falsas.

Se trata de Extreme Rebate, que se encarga de publicar reseñas ‘fake’ en las webs de Amazon Estados Unidos, Europa, Japón y Canadá. En concreto, la demanda de Amazon hacia esta web se centra en el mercado de Estados Unidos y Alemania.

La página web Extreme Rebate permite que pagando 4 dólares se puede obtener una opinión de hasta cinco estrellas, con al menos quince palabras de extensión y además puede incluir fotos y vídeo.

LAS OPINIONES SON EL CORAZÓN DE AMAZON

Amazon sabe bien que las reseñas son fundamentales para la experiencia de compra de los usuarios de su web. Las opiniones auténticas ayudan a los clientes a tomar decisiones de compra más informadas y proporcionan a los vendedores un medio para diferenciar sus productos.

Las reseñas falsas causan engaño en los consumidores y perjudican a los vendedores de las pequeñas empresas. Por lo que Amazon cuenta con herramientas y expertos que permiten detectar y bloquear las opiniones falsas, e incluso impedir que lleguen a publicarse en la web de la compañía.

De esta forma, el principal problema de Amazon no son solo los intentos de publicación de reseñas falsas en su web, sino las páginas online externas que se dedican a vender opiniones ‘fake‘.

En concreto, Amazon recibe más de 30 millones de opiniones cada semana y cada una de ellas es evaluada por su equipo de expertos. Este sistema funciona, ya que, en 2020, detuvo más de 200 millones de presuntas reseñas falsas, antes de que ningún cliente llegará a verlas.

Al margen de Amazon han surgido una industria que facilita reseñas falsas o infladas a cambio de dinero. Por lo que dentro de la política de esta compañía se impide a los vendedores independientes, que operan en su Marketplace, que participen en la compraventa de reseñas.

En 2021, gracias a la colaboración de Amazon con redes sociales y servicios de mensajería instantánea, se eliminaron 7.610 grupos dedicados a difundir opiniones ‘fake‘. Además, en España, entrará en vigor el próximo 28 de mayo la nueva ley contra las reseñas falsas.


- Publicidad -