lunes, 23 mayo 2022 20:29

Carrefour, Lidl, Aldi y BM toman la calle Fuencarral de Madrid

La pandemia ha supuesto un gran cambio en los hábitos de los consumidores. Debido a que, a raíz de esta crisis sanitaria, el sector de los supermercados demostró ser vital para la población. Y sin duda, los súper se han dado cuenta de este giro de sus clientes y de la gran ventaja que les dio, durante la pandemia, ser comercios de proximidad.

La importancia de estar cerca del consumidor y dentro de la trama urbana es fundamental para los supermercados. De esta forma, los súper han decidido ubicarse en las zonas más exclusivas de las ciudades. En este caso, la calle Fuencarral de Madrid ha sido conquistada por los establecimientos de Carrefour, Lidl, Aldi y BM.

En concreto, en la calle Fuencarral, lo que ha ocurrido es que los antiguos talleres para coches y salas de cine han desaparecido para dar paso a la época dorada de los supermercados en esta ‘milla de oro’ madrileña. Algunos de los antiguos locales destinados a arreglar vehículos son de pequeño tamaño, lo que es ideal para negocios como Carrefour Express, que ya se encuentra en esta calle.

VARIEDAD DE OPCIONES PARA EL CONSUMIDOR

Aunque, este no es el único local del que dispone Carrefour en la calle Fuencarral, ya que unos metros más adelante se puede encontrar un Carrefour Market, de mayor extensión y que abre durante las 24 horas. Asimismo, Lidl ha seguido un modelo similar y ocupa un lugar privilegiado en esta conocida calle de Madrid, con un establecimiento de gran tamaño, en el que se pueden encontrar todos los productos de la marca.

Carrefour es el rey de la calle Fuencarral con dos establecimientos que se encuentran ubicados a unos 500 metros

Mientras que, no muy lejos, andando un par de metros, se encuentran los supermercados Aldi y BM, uno junto al otro. En este caso, los dos locales de estos súper son de menor tamaño que el de sus contemporáneos. Aunque, Aldi ha hecho una gran apuesta en la calle Fuencarral y su establecimiento cuenta con dos plantas.

Sin duda, se puede decir que Carrefour es el rey de la calle Fuencarral con dos establecimientos que se encuentran ubicados a unos 500 metros, uno del otro. Además de que ha apostado por dos tipos de locales en esta calle, un Carrefour Express y un Carrefour Market 24 horas, lo que subsana las necesidades de distintos tipos de consumidores.

PRÓXIMAS APERTURAS PLANEADAS

Gracias a la gran diversidad de supermercados que hay en esta calle el consumidor tiene la posibilidad de aprovechar la oferta que mejor se adapte a sus necesidades y a sus bolsillos. Además, la escasa distancia entre establecimientos puede contribuir a que más de un cliente decida pasarse, incluso, por varios de ellos.

En los próximos meses se aumentará esta oferta comercial, lo que hará más fácil a los vecinos de esta calle elegir donde adquieren su cesta de la compra. En concreto, Mercadona ha anunciado, a finales de 2021, que abrirá una de sus próximas macrotiendas en el número 77 de la calle Fuencarral.

De esta forma, Mercadona se asegura situarse en un lugar privilegiado de la ciudad de Madrid, y en pleno centro de la ‘milla de oro’, dejando de lado su anterior modelo basado en las localizaciones secundarias y más periféricas.

EL ÉXITO DEL COMERCIO DE PROXIMIDAD

La calle Fuencarral, además de contar hace años con una gran cantidad de talleres de coches, también era una de las calles que disponía de más salas de cine en Madrid. Así, estos antiguos locales se han convertido en el lugar idóneo para los supermercados, debido a su ubicación ‘prime’.

La calle fuencarral es una de las zonas con más superficie comercial de alimentación de la capital

Los supermercados han demostrado ser un sector clave durante la pandemia, gracias a su proximidad. Ya que, principalmente, se encuentran en el centro de las urbes y cerca de la ciudadanía. Así, la gente puede ir caminando al súper y evitar usar el vehículo para tener que desplazarse a hacer la compra, lo que ayuda en gran medida a reducir las emisiones y la contaminación, apostando por un modelo más sostenible.

Los súper están dispuestos a pagar el precio que cuestan los locales en el centro, con el objetivo de estar más cerca de los consumidores. Igualmente, la ubicación en zonas que no se encuentran a las afueras contribuye a que las personas de la tercera edad puedan acceder con mayor facilidad a los establecimientos de alimentación.

Sin embargo, la calle Fuencarral no es la única que han tomado los supermercados, ya que también han aplicado esta misma estrategia en la calle de Bravo Murillo. Lo que ha convertido a este eje madrileño que une estas dos calles en una de las zonas con más superficie comercial de alimentación de la capital.


- Publicidad -