lunes, 30 enero 2023 9:29

El Corte Inglés se pertrecha para la crisis haciendo caja con el inmobiliairio

Dos activos que suman más de 6.700 m2 por un precio de hasta 200 millones, así es el nuevo cartel de ‘se vende’ que El Corte Inglés ha colgado en dos inmuebles en la prestigiosa Puerta del Sol madrileña. Si ya la semana pasada sorprendía la noticia de la puesta en venta de la significativa Torre Azca, una de las indudables joyas de su portfolio inmobiliario, ahora la historia se repite con dos de los edificios más icónicos de la cadena. Se trata de locales actualmente ocupados por un restaurante de Chicote, una tienda de mascotas y otra de ropa deportiva del propio grupo.

La estrategia de desinversión inmobiliaria sigue en marcha con la puesta a la venta de dos de sus locales comerciales en la madrileña Puerta del Sol. Aunque las operaciones ya buscan un comprador interesado, ni el precio exacto ni las condiciones relativas al proceso se han hecho públicas hasta el momento, según ha avanzado El Confidencial.

Uno de estos locales es el número 10 de la emblemática plaza, dispone de 4.853 m2 y es de uso mixto comercial-hotelero. Ahora mismo, su inquilino es el restaurante del televisivo chef Alberto Chicote y una tienda deportiva de la cadena española. El otro activo comercial es el número 4 de la calle Maestro Victoria, consta de 1.857 m2 y actualmente aloja una tienda de mascotas y una serie de oficinas.

La estrategia desinversora de El Corte Inglés planea vender hasta 30 inmuebles por un valor entre los 650 y los 700 millones de euros

El anuncio no sorprende demasiado: no es el primer espacio que El Corte Inglés pone a la venta en los últimos meses. La jugada se enmarca en la estrategia desinversora que el grupo compartió públicamente en marzo de 2021. En total, contempla la venta de hasta una treintena de activos inmobiliarios por un valor entre los 650 y los 700 millones de euros. El grupo pretende culminar el proceso de venta en el tercer trimestre de 2022.

PLAN DE RECUPERACIÓN

Hace ya un año, el consejo de administración del grupo dio luz verde a un plan estratégico centrado en adaptarlo todo -red comercial, plantilla y activos- a la nueva realidad económica tras el coronavirus. Aunque son varios medios los que han publicado que la idea inicial del grupo era vender activos inmobiliarios por un valor total aproximado de 3.000 millones de euros, El Corte Inglés no se ha pronunciado al respecto sobre la valoración económica de ninguno de estos inmuebles.

según fuentes del mercado, Se trata de ordenar el ‘portfolio’ inmobiliario, pero no hay una urgencia económica real de venta de estos activos

¿Por qué desprenderse -de repente- de tanto inmueble? El objetivo del desquite se debe, en realidad, a la necesidad de sanear las cuentas de la empresa. Con el capital obtenido por la venta de esta serie de activos, el grupo preveía reducir la nueva deuda, solicitada por la crisis del Covid-19.

Según fuentes cercanas a Merca2.es, en este contexto, el año pasado El Corte Inglés cerró una operación con Mutua Madrileña que supondrá el ingreso, en breves, de más de 1.000 millones de euros.

MENOS COSTES, MENOS PLANTILLA, MENOS INMUEBLES, PERO MÁS VENTA ONLINE Y MÁS MERCADOS NUEVOS

Potenciar -duplicar, en realidad- la venta online; promover la entrada en nuevos negocios como el financiero o el telefónico; reducir costes a gran escala; reducir plantilla y vender los inmuebles que no fueran de uso comercial son los cinco ejes en los que se vehicula la estrategia.

En realidad, no solo vender, también alquilar los espacios a terceros o incluso reconvertir x espacios en outlets o centros logísticos que agilicen la venta online de este gigante de los grandes almacenes. El Corte Inglés busca nuevas alternativas a sus espacios comerciales.

LA HOJA DE RUTA PLANTEADA POR EL GIGANTE DEL RETAIL SE DECANTA POR CERRAR VENTAS INDIVIDUALES

La apuesta del grupo de grandes almacenes va tomando forma. Frente a la opción de vender la cartera en bloque, la compañía se decanta por cerrar ventas individuales, un proceso en el que contará con grandes consultoras como Cbre, Colliers, BNP, JLL, Savills, Cushman & Wakefield o Knight Frank.

Y hay más. El Corte Inglés también dejará alrededor de cuarenta propiedades de menor valor en manos del servicer Aliseda. La cartera, principalmente, está compuesta por aparcamientos y pisos ubicados a lo largo de la geografía española.

Cuando se anunció el plan, la cartera puesta a la venta incluía, entre otros espacios, la Torre Titania -el antiguo edificio Windsor-; naves logísticas; algunos de los edificios donde el propio grupo ubicaba sus oficinas, incluida la sede central de la madrileña calle Hermosilla; terrenos ubicados en Barcelona, Móstoles, Coslada, Lisboa y Oporto y hasta una parcela de 13.000 m2 situada al lado de El Corte Inglés ubicado en Nuevos Ministerios, también en la capital.

SUMA Y SIGUE: ÚLTIMAS OPERACIONES EN BARCELONA Y MÁLAGA

También en la ciudad condal han tenido lugar operaciones importantes para la compañía. Allí, hace cuestión de semanas, el gigante del retail encargó a C&W la venta de uno de sus establecimientos más importantes, ubicado en la célebre Porta de l’Àngel, por un precio no inferior a los 220 millones de euros. En un contexto arquitectónico de toque modernista, el edificio procede de la antigua Galerías Preciados y constituye todo un atractivo a nivel económico: se trata de la calle comercial más cara de España.

También en Málaga capital, la ciudad que aspira a convertirse en un hub tecnológico de referencia a nivel internacional, El Corte Inglés acaba de poner a la venta el edificio Gaybo, en la calle Héroe de Sostoa número 11, justo al lado de la estación del AVE. El precio, según informa ABC, no ha trascendido.

Gaybo es el único de los activos inmobiliarios que el plan de transformación del grupo plantea en Andalucía. Se trata de más de 5.000 m2 distribuidos en una sola planta, un inmueble centenario que actualmente sirve de sede a la Agencia Estatal Tributaria. Lo que en su principio fuera un establecimiento del conocido supermercado Gaybo ha sido sucedido, desde 2003, por un Supercor, un Cadenacor y, por último, una tienda outlet de El Corte Inglés.


- Publicidad -