jueves, 8 diciembre 2022 4:57

Aena se aferra a las fuentes ante el precio disparado de las botellas de agua

Los viajeros españoles tendrán que acostumbrarse, a partir de ahora, a pasar sed en el aeropuerto sino quieren rascarse los bolsillos y gastarse cerca de 3 euros en una botella de agua. Debido a que, tras la sentencia del Tribunal Supremo sobre el modelo comercial, Aena no podrá intervenir los precios de las botellas de agua en los aeropuertos. Sin embargo, la compañía recuerda que cuenta con 200 fuentes en toda la red aeroportuaria a disposición de todos los usuarios.

El precio de las botellas de agua en los aeropuertos se verá disparado en los próximos días y semanas tras una sentencia del Tribunal Supremo que obliga a Aena a eliminar el límite que había establecido en 2018. Esta norma regulaba el precio de las botellas de agua en los aeropuertos, tanto de locales como máquinas expendedoras, para impedir que el precio sobrepasara 1 euro.

«En cumplimiento de la sentencia relativa al modelo comercial de Aena del Tribunal Supremo del 8 de marzo de 2021, Aena no puede intervenir en los precios de la restauración ni para establecer precios máximos (tampoco mínimos) ni determinar qué productos pueden o no ofrecer», ha explicado Aena a Merca2.

EN 2018, AENA REGULÓ EL PRECIO ANTE LAS QUEJAS DE LOS CONSUMIDORES

Las numerosas quejas de los clientes de los aeropuertos acerca del alto coste de las botellas de agua fueron recogidas por Aena que, en marzo de 2018, impuso a todos los espacios comerciales que se encontraban en los aeropuertos españoles que debían de disponer de botellas de agua pequeñas de 50cl a 1 euro como precio máximo.

Aena no establece ni interviene en los precios de la restauración y no gestiona los puntos de venta

La retirada de este límite se une a la subida de la inflación provocada por la crisis de la guerra de Ucrania, que está incrementando el precio de todos los productos a pasos agigantados, y que, sin duda, elevará el precio del agua en los aeropuertos a límites inimaginables.

«Hasta marzo de 2021, Aena incluía en los concursos de tiendas de conveniencia y prensa y en los concursos de máquinas expendedoras de alimentos y bebidas la obligación de venta de agua a 1 euro. Esta medida se extendía tanto a las tiendas, como a las máquinas de vending», ha indicado Aena.

La sentencia del Tribunal Supremo obliga a cambiar los contratos de arrendamiento y hace imposible que el gestor de los aeropuertos pueda imponer un tope máximo en los precios de cualquier artículo. Así, a partir de ahora, cada tienda pueda establecer el precio que considere oportuno para las botellas de agua de venta en el aeropuerto y para otros artículos a disposición de los viajeros.

«Asimismo, Aena no establece ni interviene en los precios de la restauración y también cabe recordar que Aena no gestiona los puntos de venta», ha afirmado Aena.

Además de la medida para establecer un límite en el precio de las botellas de agua de medio litro, que no podían costar más de 1 euro, Aena tras escuchar a los usuarios de los aeropuertos, en 2018, también decidió establecer más fuentes de agua gratuita en las zonas en las que los viajeros esperan a coger su vuelo.

«Tenemos alrededor de 200 fuentes de agua gratuita en toda la red de aeropuertos», ha asegurado Aena.

A esta medida de establecer distintas fuentes de agua por las zonas del aeropuerto se une la entrada en vigor de la gratuidad del agua en la restauración y la hostelería.

LA GRATUIDAD DEL AGUA EN LA RESTAURACIÓN

La posibilidad de pedir agua del grifo gratis en cualquier cafetería, bar, restaurante o hotel ya es una novedad que ha llegado para quedarse. En concreto, esta semana santa se ha inaugurado, tras dos años de pandemia, con una vuelta completa a la normalidad en los viajes y la noticia de que, a partir de ahora, tenemos el derecho de pedir agua del grifo en cualquier lugar de restauración o hostelería y que tendrán que servírnosla.

La novedad de la gratuidad del agua del grifo, se incluye dentro de la ley de Residuos y Suelos Contaminados para una Economía Circular, con el objetivo de reducir el uso de plásticos en el sector hostelero y de la restauración.

La Asociación de Empresas de Fabricantes y Distribuidores (Aecoc), tras la aprobación en el Congreso de los Diputados de la Ley de Residuos y Suelos Contaminados, ha considerado «inadecuado» que la normativa supere las exigencias y objetivos marcados por Europa en materia de sostenibilidad y protección del medio ambiente y que lo haga además añadiendo «importantes costes económicos» a las empresas en un contexto de la «máxima complejidad».

En concreto, la patronal del gran consumo ha reconocido que la aprobación de la norma era necesaria para que España cumpla con las directivas europeas en gestión de residuos, plásticos de un solo uso y economía circular.

«De hecho, ése es también el objetivo de la cadena de valor del gran consumo, que lleva años demostrando su compromiso con la protección del medioambiente mediante el impulso de estrategias e iniciativas destinadas a reducir el impacto de su actividad y a la protección del entorno», han recordado en un comunicado.


- Publicidad -