jueves, 30 junio 2022 20:39

Cómo bajar el IRPF 2021 con la vivienda: del paraíso gallego al infierno catalán

Hacienda se ha negado a deflactar la inflación en la campaña de la Renta 2021 pese a los elevados precios. Esta posibilidad, que sólo se ha empleado en el inicio de la crisis de 2008, ha engrosado artificialmente las arcas públicas en más de 6.400 millones de euros. Un ingreso caído de los bolsillos de todos los contribuyentes, que han perdido poder adquisitivo a marchas forzadas desde hace nueve meses.

Además y pese a las herramientas tecnológicas actuales, en el borrador de la Declaración del IRPF 2021 se evitan indicar las deducciones autonómicas a las que tiene derecho el contribuyente. La mayoría de estas rebajas fiscales son de carácter autonómico y usarlas en tiempo alivian la carga en los tributos. De hecho, en vivienda, Cataluña es la Comunidad Autónoma que más trabas impone a la hora de poder tener derecho a una deducción en el IRPF 2021. Los requisitos de Pere Aragonès, presidente de la Generalitat, distan y mucho del paraíso gallego, donde se han concedido numerosas mejoras para los inquilinos y propietarios.

GALICIA ENSEÑA EL CAMINO

Cabe recordar que pese a que Aragonès fue elegido en febrero de 2021, el también dirigente de ERC tenía bajo su mando la cartera de Economía y Hacienda, pero no actuó para aliviar los bolsillos de los contribuyentes en tema de vivienda. En Galicia y con el nuevo presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, a la cabeza se ha demostrado una gestión más eficiente de cara al ciudadano, con importantes deducciones en los inmuebles para residencia habitual.

El contribuyente debe tener en cuenta que algunos gastos son deducibles en la presentación del IRPF 2021

Estas deducciones contemplan infinidad de casos, pero los importes están limitados. El contribuyente debe tener en cuenta que algunos gastos son deducibles en la presentación del IRPF 2021 y por tanto debe guardar facturas de los pagos. Un ejemplo claro es el referente al material escolar. También hay deducciones si se tiene una persona para la limpieza de la casa o una asistenta, aunque como casi todas, depende de cada una de las autonomías. Otro ejemplo sería la compra de un coche e incluso de un ordenador si ha sido por necesidad laboral.

No obstante, hay que ceñirse a la letra pequeña y a los supuestos que fija la normativa, ya que aprovechar una deducción erróneamente puede acarrear no sólo su pérdida, sino también una sanción por parte de la Agencia Tributaria. Y es que, los inspectores y funcionarios revisan con lupa las declaraciones que ‘cantan’, llegando al escenario de la temida ‘paralela’.

DEDUCCIONES EN VIVIENDA EN EL IRPF 2021

La vivienda es el principal caso para aprovechar las deducciones fiscales que brindan las comunidades autónomas. En Andalucía, la deducción alcanza los 30 euros por recibir ayudas para comprar una vivienda protegida, otro 2% de las cantidades satisfechas para la compra o rehabilitación de vivienda protegida -siempre y cuando sea la habitual-, un 3% para los menores de 35 años con un límite en la base deducible de 9.040 euros, pero siempre y cuando la suma de la base imponible general y del ahorro no supere los 19.000 euros; y una deducción del 15% o un límite de 500 euros como máximo para el alquiler de vivienda habitual para los menores de 35 años. En este último supuesto depende del nivel de ingresos de estos jóvenes.

En Aragón, por su parte, la deducción en el IRPF 2021 alcanza el límite del 5% de la compra o rehabilitación de vivienda habitual en núcleos rurales o análogos.

Asturias, por otro lado, otorga una deducción de 700 euros por alquiler una vivienda habitual. En el caso de que el inmueble esté ubicado en zona rural, se pueden deducir la totalidad de gastos de transportes siempre y cuando exista el riesgo de despoblación. El importe máximo de esta deducción alcanza los 1.000 euros si se vive en estas zonas.

LAS DEDUCCIONES EN EL IRPF 2021 EN CANARIAS Y LA ESPAÑA VACIADA

En Baleares, por su parte, los contribuyentes pueden deducirse hasta 10.000 euros en el IRPF 2021 por mejoras en la sostenibilidad y eficiencia energética de la vivienda habitual. Asimismo, también tienen derecho a una deducción del 15% o de un límite máximo de 400 euros por los gastos satisfechos para el alquiler por razón de traslado temporal de la isla de residencia a otra isla del archipiélago balear, siempre y cuando sea un trabajador por cuenta ajena. Los autónomos no tienen derecho a esta deducción. Además, hay que tener en cuenta otros requisitos que pueden consultarse en aquí.

En las Islas Canarias existen deducciones del 20% o un límite de 600 euros por el alquiler de vivienda habitual. Además, la factura fiscal se puede reducir con la deducción de un 3,5% de las inversiones realizadas en la vivienda habitual. Si se ha reformado o bien rehabilitado para mejorar la eficiencia energética, la deducción alcanza el 10%. Por tramos de edad, los menores de 35 años que residan en la Comunidad y compren o rehabiliten la vivienda pueden deducirse un 3% de la cantidad, con un límite de 720 euros.

En Cantabria, la deducciones del alquiler alcanza el 10% para los menores de 35 años, mayores de 65 y personas con capacidades especiales. El límite máximo de esta cuantía es de 600 euros. Asimismo, por obras de mejora en la vivienda se tiene derecho a una deducción del 15%, con un límite de 1.500 euros. Como en Asturias, también existen deducciones importantes para los residentes en zonas de riesgo de despoblación, que llegan a ser del 20%, con un límite de 1.200 euros, para el alquiler; y de 500 euros por traslado laboral.

CATALUÑA, LA MÁS EXIGENTE PARA OBTENER DEDUCCIONES EN EL IRPF 2021

Por otro lado, los residentes en Castilla y León menores de 36 años pueden deducirse un 20% para el alquiler de vivienda, con un límite de 459 euros. Para las zonas de la España vaciada, el montante se eleva al máximo de 612 euros, o bien el 25%. Los contribuyentes que hayan comprado o rehabilitado la vivienda tienen derecho a una deducción del 15%, siempre y cuando el inmueble esté situado en zona rural y para vivienda habitual. Además, se añade un 7,5% de los costes derivados de la compra de vivienda habitual de nueva construcción.

En Castilla-La Mancha, por otro lado, la deducción para el alquiler sólo está disponible para los menores de 36 años. En concreto, el 20% y un máximo de 612 euros. Para la compra, se pueden deducir los gastos en un 15% siempre y cuando se trate de un inmueble situado en zona rural. Por habitar en estas ubicaciones, se puede deducir el 25% del total de la cuota autonómica. Además, el traslado por motivos laborales reducen la factura en 500 euros.

Cataluña, por su parte, es la Comunidad Autónoma que ofrece las menores deducciones por vivienda. Además, hay que cumplir una serie de requisitos para poder aprovecharse de las pocas rebajas fiscales que ofrece esta autonomía. Se puede deducir el 10% de las cuotas satisfechas para el alquiler, con un importe máximo de 300 euros. O bien, de 600 euros si el inquilino es familia numerosa o cumple con estas exigencias: menor de 32 años y haber estado parado más de 183 días del pasado 2021, tener una discapacidad del 65%, ser viudo o bien tener 65 años o más.

Además de la edad, la base impone general junto con el ahorro no puede superar los 20.000 euros anuales. Si las cantidades superan el 10% de los rendimientos netos del contribuyente también tiene derecho a esta deducción.

EXTREMADURA Y GALICIA, UNA RIVALIDAD IMPOSITIVA

En Extremadura existe una una deducción de entre el 5% y el 10% del gasto, en función del supuesto, para el alquiler, con un límite de entre 300 y 400 euros.

Para Galicia, la deducción es del 10%, con un máximo de 300 euros, para el alquiler de vivienda habitual. Si en la vivienda conviven dos o más hijos, las cantidades se duplican. Para las obras de mejora, un 15%, con un límite de 9.000 euros. Si esta eficiencia es para obtener una nueva calificación, el gasto total es deducible en un 100%.

Madrid, por su parte, hay deducciones por arrendamiento del 30%, con un límite de 1.000 euros, siempre y cuando el contribuyente tenga menos de 35 años. Para una cuota de 500 euros mensuales, el contribuyente puede deducirse dos. Para los menores de 40 y mayores de 35 años desempleados con dos familiares a cargo, pueden aplicarse esta deducción.

MURCIA Y LA RIOJA, LAS RENOVABLES EN EL PUNTO DE MIRA

En Murcia se puede deducir un 5% en el IRPF 2021 para la ampliación, rehabilitación o compra de vivienda habitual. Asimismo, pueden deducirse hasta 1.000 euros anuales o bien el 10% del gasto para la instalación de estaciones de autoconsumo o renovables.

La Rioja, por otro lado, cuenta con deducciones para el alquiler de un máximo de 400 euros para los menores de 36 emancipados. Asimismo, como si de autónomos se tratara pueden deducirse los gastos en suministros e Internet, del 25% y del 15%, respectivamente. Este último porcentaje también sirve para las deducciones de inversiones en vivienda habitual. Por obras para compra o rehabilitación de segundas residencias en municipios despoblados se otorga una deducción del 8%, con un máximo de 450 euros.


- Publicidad -