viernes, 2 diciembre 2022 14:47

El viaje desconocido de José María Roldán (AEB)

José María Roldán lleva ocho años como presidente de la Asociación Española de Banca (AEB) y mañana le dará relevo a Alejandra Kindelán, que deja Banco Santander para ser la primera mujer al mando de la patronal de los bancos. Roldán es un apasionado de los viajes, pero el rumbo que va a emprender este funcionario del Banco de España, del que fue director general de Regulación, es una incógnita. Lo lleva con el máximo sigilo y su futuro inmediato es una incógnita por despejar. Con su categoría, no le faltarán opciones para trabajar al más alto nivel.

LLEGA EL RELEVO EN LA AEB

Roldán acudirá mañana a la asamblea de la AEB. En la misma se presentarán los resultados de 2021. Sin embargo, lo que destaca de este encuentro es que la asamblea dará el visto bueno al nombramiento de Alejandra Kindelán como nueva presidenta de la patronal de los bancos. De este modo, por primera vez una mujer será quien esté al mando de  la AEB. Hasta ahora, la presidencia de la patronal de los bancos ha sido un terreno de hombres: Rafael Termes, José Luis Leal, Miguel Martín y el propio José María Roldán, que no ha querido optar a un tercer mandato.

Es evidente que en esta cita y, en otras, a Roldán le preguntarán por su destino, lo que no se puede asegurar es que lo vaya a desvelar. Fuentes del sector muy bien conectadas con la Asociación Española de Banca señala que es evidente que una de las opciones más plausibles es que Roldán busque acomodo en organismos internaciones relacionados con el sector financiero, algo que no les ajeno, pues Roldán que ya ha ocupado cargos en estos ámbitos. «Hay un factor muy importante a tener en cuenta: a Roldán le encanta viajar y esa puede ser una de sus preferencias: un puesto que le permita viajar», apuntan fuentes del sector financiero que conocen bien al todavía presidente de la AEB.

El CURRÍCULO DE ROLDÁN Y ETAPA AEB

Basta con echar un ojo al currículo profesional del presidente de la patronal de Banca para ver que es un claro candidato a optar a un puesto relevante en organismos internacionales. Roldán llegó a la presidencia de la AEB en 2014 después de 13 años como director general de Regulación y Estabilidad Financiera del Banco de España y miembro de su Consejo Ejecutivo.

Desde mayo de 2015 es además vicepresidente de la Federación Bancaria Europea (EBF). Durante su permanencia en el cargo de director general formó parte del Comité de Supervisión Bancaria de Basilea (BCBS). También presidió el Standards Implementation Group (SIG) y el Joint Forum durante esta etapa. Fundó y fue el primer presidente del Comité Europeo de Supervisores Bancarios (CEBS), precursor de la Autoridad Bancaria Europea (EBA). Antes ocupó la presidencia del Grupo de Acción Financiera Internacional contra el Blanqueo de Capitales (GAFI) y el ya desaparecido Comité Consultivo Bancario (BAC) de la UE.

DÓNDE PUEDE IR

La cuestión es dónde puede tener cabida Roldán en este momento. Lógicamente puede volver al Banco de España, pero el puesto de director general de Regulación ya está ocupado. El cargo lo desempeña Ángel Estrada, que el 24 de febrero de 2020 fue nombrado director general de Estabilidad Financiera, Regulación y Resolución del supervisor que encabeza Pablo Hernández de Cos.

Dada la lógica relación institucional de tantos años entre el Banco de España y la AEB, seguro que tanto a Hernández de Cos como a la subgobernadora, Margarita Delgado, les van a preguntar a menudo por José María Roldán. No obstante, dada la discreción habitual de los dos, será difícil que  salgan de las habituales buenas palabras hacia quien es funcionario de la casa y ha tenido un papel relevante en un sector tan importante como el de la banca.

EMPRESA PRIVADA

Hay más opciones. La empresa privada es una buena apuesta para cualquier expresidente de la patronal, comentan fuentes del sector financiero. «En cualquier empresa de categoría en la que tengas un puesto directivo se gana más que en la patronal de banca». «De hecho, el tema del dinero es un gran obstáculo para encontrar recambios en la presidencia de la AEB porque todo el mundo sabe lo que implica este puesto: dejar a un lado la carrera profesional para venir a cobrar mucho menos dinero que en la empresa privada», señalan fuentes financieras.

BALANCE

La presidencia de la AEB ha estado durante ocho años en manos de Roldán. Durante la misma, ha tenido que torear con la mala imagen del sector financiero tras la crisis de 2007, sobre todo por el tema de los desahucios así como por el cierre de oficinas y salida de empleados. Esta es una tarea con la que tendrá que lidiar Alejandra Kindelán.

El tema de los desahucios es recurrente y la banca tiene complicado que no le afecte a la reputación. En esto, haga lo que haga, la banca siempre va a estar en el punto de mira. Es un chivo expiatorio perfecto, mantienen fuentes del sector. En el tema de las oficinas, Roldán siempre ha destacado la capilaridad de la red de sucursales en España y defendido el ajuste de las mismas por la digitalización, por los nuevos tiempos y comportamientos de los clientes.

No obstante, a su manera, ha acabado reconociendo que estos cierres y salidas de empleados han tenido algunas repercusiones negativas en la atención a los usuarios. En este punto, el toque del Gobierno a la banca, con Calviño a.la cabeza, un toque forzado por los medios y particulares que saltaron al estrellato por sus quejas en la prensa y las redes sobre el servicio a los mayores, fue clave para que la AEB y las patronales CECA y UNACC actualizaran el protocolo relativo al compromiso social y sostenible de la banca. Ahora falta que las entidades se apliquen y la sociedad lo valore.

BUEN SABOR DE BOCA

Lo que le dejará buen sabor de boca a Roldán es su aportación al mando de la patronal en temas como la defensa de la banca en cuanto a los impuestos que paga y la labor de la AEB en lo referido a la educación financiera.

Sin embargo, un tema fundamental, en el que Roldán ha hecho grandes labores didácticas, la Unión Bancaria Europea, sigue pendiente. Si esta unión se completa, lo verá ya como expresidente de la AEB.


- Publicidad -