jueves, 11 agosto 2022 7:03

El relevo generacional en Inditex: una década preparando la sucesión

El próximo 1 de abril, Marta Ortega, la hija menor de Amancio Ortega, asumirá la presidencia no ejecutiva del grupo Inditex mientras que Pablo Isla que, a pesar de no ser parte de la familia, llevaba más de 10 años como CEO, dejará el cargo. La sucesora de Isla cobrará un millón como presidenta y asumirá las áreas de comunicación, auditoría interna y secretaría general. Además, esta semana tomará las riendas de Inditex con casi 6.500 tiendas repartidas por el mundo, unos beneficios récord y su apuesta por mantener el modelo de negocio. Por su parte, su padre y fundador del gigante textil seguirá vinculado a a la empresa controlando casi el 60% del capital.

Así, en esta nueva etapa, Marta Ortega estará acompañada por el consejero delegado, Óscar García Maceiras, quien lleva ya en el cargo desde el pasado mes de noviembre, fecha en la que se anunciaron los cambios en la dirección de la firma.

EL RELEVO EN LAS EMPRESAS FAMILIARES

En España, el relevo familiar en transición de primera a segunda generación es donde se produce más mortalidad. Solo el 33% de las empresas familiares pasan a la segunda generación de la familia; y, de estas, solo el 13% consigue llegar a la tercera generación, según datos del Instituto de la Empresa Familiar.
 
Una de las principales causas que explican esta baja tasa de supervivencia es el hecho de no planificar el cambio de generación debidamente y con el tiempo y consenso adecuados, algo que genera incertidumbre en la generación entrante y en el resto de stakeholders, explica la consultora especializada en empresas familiares Family Business Solutions.
 
No es este el caso de Inditex, la segunda mayor compañía familiar española, que llevaba más de una década planificando el relevo dentro de la familia. El director de Family Business Solutions, Ricard Agustín, explica que «la sucesión de Inditex estaba más que cantada. En la compañía nada pasa por casualidad, tampoco que Marta Ortega, el pasado verano, hablase con The Wall Street Journal. Esta entrevista parecía ser ya una señal de que, en el corto o medio plazo, iría asumiendo mayores responsabilidades y protagonismo». 
 
Amancio Ortega no ha puesto a su hija al frente del grupo empresarial hasta que no la ha visto preparada. En 2011, optó inicialmente por un relevo no familiar, colocando en la Presidencia del Consejo de Administración a Isla.

Según Agustín, esto permitió que la hija de Amancio pudiese conocer a fondo el negocio, tanto los aspectos relativos a la dirección como del resto de departamentos y los líderes de cada uno, asumir progresivamente más funciones, formarse en su rol futuro y, lo más importante, ganarse (en parte) la confianza y legitimación de los accionistas y del mercado. «Ahora que se dan las circunstancias, Marta tomará el control, bien arropada por el equipo y con la preparación necesaria para el cargo», concluye el director de Family Business Solutions.
 
Tras conocerse el nombramiento de la hija de Amancio Ortega, el valor en bolsa del grupo Inditex se redujo en 5.600 millones de euros, algo previsible, dado que los mercados suelen castigar los relevos familiares. Por ello, entre los primeros retos de Marta Ortega está el de «demostrar que los relevos familiares, también en compañías grandes, pueden funcionar y ser generadores de valor para la familia y para la sociedad», afirma Agustín.
 
Family Business Solutions apunta a que la planificación del relevo es una de las claves para llevarlo a cabo con éxito, también en grandes compañías. De hecho, la Comisión Nacional del Mercado de Valores ya insta a que las empresas cotizadas dispongan de un plan de sucesión para el Consejo de Administración para que, cuando sea necesario, el reemplazo del personal clave de la empresa se realice de forma eficiente. Esto demuestra aun más la importancia que tiene esta cuestión en la continuidad de los negocios.

LAS CUENTAS ‘PENDIENTES’ DE INDITEX

La presentación de resultados de Inditex en referencia a 2021 ha sido, sin duda, una de los más especiales de Pablo Isla. Después de 17 años, el todavía presidente de la compañía gallega se marcha cediéndole el testigo a Marta Ortega. Aunque el directivo no ha querido hablar aún de su futuro alegando que está muy enfocado en la tarea de traspaso de poderes, la realidad es que los resultados del pasado ejercicio son un buen ejemplo del magnífico trabajo de Isla y del camino que debe seguir Ortega.

Más allá de continuar con los buenos resultados financieros, Marta Ortega debe continuar con los dos ejes del plan estratégico de Inditex. Estos no son otros que la omnicanalidad y la sostenibilidad. En referencia a este último, parece que la sucesora no va a tener ningún problema. Tal y como afirmaba el propio Isla hace unos meses en The Wall Street Journal, «Marta es muy humilde, pero al mismo tiempo tiene opiniones muy claras y marcadas sobre diferentes aspectos. Su rol se irá haciendo cada vez más fuerte en los próximos años conforme nos vayamos enfocando más y más en nuestros objetivos de sostenibilidad».

Su momento comienza a partir del 1 de abril. Sin embargo, el consejero delegado, Óscar García Maceiras, ha dejado claro que el rumbo de la compañía va a ser el mismo que hasta ahora. «Inditex es una empresa global, digital, integrada y sostenible. Ofrece moda de alta calidad, sostenible y a un precio razonable que llega a todo el mundo». Además, añade que, para la empresa, ser sostenible «es algo que está en el ‘core’ de nuestra toma de decisiones».


- Publicidad -