jueves, 11 agosto 2022 7:33

Iberdrola y Endesa, hartas del Gobierno, quieren evitar otro ‘hachazo’

Iberdrola y Endesa están moviendo todos sus resortes para convencer a la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, de que el mercado eléctrico «no está fallando», sino que refleja la situación excepcional del mercado de gas, tensionado más si cabe todavía tras la invasión rusa de Ucrania. Ambas compañías junto a EDP consideran que es «fundamental» trabajar de forma coordinada y con acciones excepcionales y limitadas en el tiempo.

Desde la Asociación de Empresas de Energía Eléctrica (Aelec), integrada por Endesa, Iberdrola y EDP, se aboga por que, en caso de que haya que adoptar medidas de limitación de precios ante la espiral alcista de la energía, se actúe sobre el gas y se utilicen fondos europeos para costear la medida.

«Una intervención en el mercado eléctrico no soluciona los problemas de los consumidores de gas, es más compleja técnicamente y genera importantes distorsiones en los distintos mercados físicos y financieros en los que se opera», sostiene la patronal eléctrica.

ATENTAS AL CONSEJO EUROPEO

En el próximo Consejo Europeo del 24 y 25 de marzo se debatirá sobre las posibles medidas para paliar el alza de precios en el mercado energético del continente y la propuesta conjunta de los gobiernos de España y Portugal pasa por limitar a 180 euros el megavatio hora (MWh) en el mercado mayorista de la electricidad, según avanzó este jueves la vicepresidenta tercera y titular de Transición Ecológica.

En ese sentido, las grandes eléctricas señalan la necesidad de «buscar una propuesta de intervención que minimice los impactos en los mercados y que tenga los efectos más inmediatos posibles desde su aprobación», además de beneficiar a los consumidores en su conjunto.

Iberdrola y Endesa recuerdan que el 80% de los contratos no están sufriendo la subida de la luz

La organización también subraya que mientras que en 2021 el precio del gas se situó en valores unas cinco veces superior a los de 2020, con registros en diciembre de entre 90 y 100 euros/MWh, tras el inicio de la guerra en Ucrania se ha situado por encima de los 100 euros en todo el continente, «llegando a valores en las últimas semanas de aproximadamente 200 euros/MWh».

En esa línea, la entidad que representa a Iberdrola, Endesa y EDP incide en que esta situación de precios altos en el mercado energético compromete a los hogares y empresas que no hayan contratado a precios fijos y, además, lastra la recuperación económica. Numerosas industrias están valorando la paralización de la producción de su actividad, si no lo han hecho ya, y eso es algo que España no se puede permitir y que tiene solución.

LAS SOLUCIONES DE IBERDROLA Y ENDESA

Las grandes eléctricas han fijado de manera muy clara donde radica el problema del precio de luz: para qué clientes es un problema y cuanta electricidad se necesita para solventarlo. Y además proponen una solución al alcance del Gobierno, si es que el presidente Pedro Sánchez y la ministra Ribera están predispuestos a escucharlas, -parecer, esta vez, si están estudiando los informes que se les han presentado-.

En España existe una elevada exposición a los precios del mercado mayorista por parte de algunos colectivos, principalmente los consumidores domésticos acogidos a la tarifa regulada, que beben directamente del pool, porque la regulación así lo marca, y por otro lado los clientes industriales y empresariales que, por decisión propia de su gestión no tienen contratada la luz a precio fijo y la compran en el pool porque tradicionalmente les salía más beneficioso para ellos pero ahora no es así.

El primer colectivo demanda un total de 27 TWh por año y el segundo unos 30 TWh al año. En total, en números redondos, son 60 TWh de consumo eléctrico que no están a precio fijo y, por tanto, están expuestos y sufriendo el sistema marginalista. Suponen algo más del 20% de la demanda final, según los datos ofrecidos por las grandes del sector.

¿Qué proponen las eléctricas al Gobierno? Según fuentes de Endesa consultadas por MERCA2, «que se toque un poco la regulación de las renovables del Recore, que producen 90 TWh, y consigamos que esa gran bolsa de electricidad reduzca su precio y, por tanto, se ponga a disposición de esos consumidores domésticos y empresariales a un nivel razonable».

Esas mismas fuentes explican que «tenemos esa bolsa de producción de energías renovables, y al parecer, el Gobierno podría implementar una manera de tocar la regulación de esa producción para rebajar el precio de esas renovables ahora. Con un precio en torno a los 60 euros más o menos».

Si se consiguiera «que su rentabilidad pactada quede garantizada, no hay riesgo de litigios judiciales y, al final, lo que estás haciendo es inyectar en el sistema una gran cantidad de electricidad a un precio razonable, con lo cual domésticos y empresas podrían beber de esa bolsa de electricidad a precio moderado y evitar el daño de los altos precios del pool».

Tanto Iberdrola como Endesa recuerdan que el 80% de los contratos no están sufriendo el problema del alza de la luz porque pertenecen al mercado libre y tienen un precio pactado de antemano por un tiempo más o menos prolongado. «Pese a todo lo que se dice a veces, las soluciones son más sencillas de lo que podría parecer. No hace falta tasar a nadie, no hace falta poner ningún impuesto, solo hace falta conocer cómo funciona el sistema y tocar las palancas correctas para que las disfunciones se puedan encauzar», indican las mismas fuentes a MERCA2.


- Publicidad -