lunes, 6 febrero 2023 22:58

Wallbox exhibe músculo y tirará con sus 250 M€ de caja

Wallbox, líder en los cargadores eléctricos y soluciones contra los apagones, muestra su músculo financiero. Sin deber nada a nadie, la empresa española cotizada en Wall Street avanza su plan de negocio a velocidad de crucero, alcanzando objetivos y fijando el rumbo a los 1.000 millones de facturación en 2025.

El mercado ha recibido los resultados de Wallbox con una subida cercana al 8%, hasta 13 dólares por título. La valoración de la compañía roza los 2.100 millones de dólares y se ha disparado más de un 50% desde que emprendiera su aventura en solitario en Wall Street. Todo un hito en una empresa que apenas lleva siete años en funcionamiento.

Todo estará financiado con nuestros recursos propios

La compañía dirigida por Enric Asunción, consejero delegado de Wallbox, mantiene aún una potente caja de 250 millones de euros para implementar y desarrollar su producción. La compañía ha invertido en Barcelona y en la fábrica de Arlington (Texas), pero también en China.

WALLBOX SUPERA LOS CUELLOS DE BOTELLA MIENTRAS OTROS NO ENTREGAN PEDIDOS

Con tres grandes centros de producción repartidos por los tres continentes más importantes, Wallbox ha sido capaz de incrementar sus ventas en un 266%, hasta los 78,5 millones de euros, pese al complejo escenario mundial por la crisis de los microchips y los cuellos de botella. «Lo hemos conseguido cuando nuestros competidores no podían entregar productos«, ha asegurado Enric Asunción, consejero delegado de Wallbox, durante la rueda de prensa posterior a la rendición de cuentas.

La cotizada española, además, ha logrado un hito entre las startups que se han convertido en unicornio en muy poco tiempo: aumentar ingresos sin deteriorar los márgenes. De hecho, el margen bruto se ha situado en el 38,2%, un nivel que espera mantener en los próximos años sin modificar los precios. Así, el Ebitda se ha situado en los 50 millones de euros en un «año crucial«. «Estamos ganando dinero por cada cargador que vendemos», ha destacado Asunción, que confía en alcanzar un beneficio positivo dentro de dos años. Así, las ventas de los cargadores se han disparado en un 261%, hasta un total de 129.000 unidades.

WALLBOX Merca2.es

No obstante, Wallbox ha registrado un fuerte incremento en las pérdidas operativas. Éstas se han quintuplicado en un año, hasta alcanzar los 69,12 millones. Estos números negativos se deben, sin embargo, a la fuerte inversión en la expansión de nuevos mercados, productos y aperturas de fábricas.

WALLBOX PONE A BARCELONA EN EL EPICENTRO DE SU NEGOCIO

La empresa con sede en Barcelona cuenta con tres grandes centros productivos en Arlington (Texas), China y Barcelona. Wallbox invertirá en la Ciudad Condal para incrementar la producción de los 750.000 al millón de cargadores anuales en 2025. Todo ello sin la necesidad de financiar el capital circulante, como se suele hacer tradicionalmente. Este centro es «clave» para Wallbox al ser la fábrica de toda Europa y ahora de Estados Unidos. Dentro de España, Wallbox tiene otras plantas, como la de ingeniería en Sant Andreu de la Barca (Barcelona), que asegura la calidad de sus productos.

Para crecer en Estados Unidos, Wallbox llevará toda su producción del país a Arlington, que empezaría la actividad de cara a la segunda mitad del año. Entre las asignaciones, se encuentra su producto estrella, Pulsar Plus, el más vendido por la compañía y líder del mercado residencial. Este producto se está comercializando no sólo online sino también en las tiendas físicas del gigante Napa, que cuenta con más de 6.000 puntos en Norteamérica.

WALLBOX COMENZARÁ A PRODUCIR EN TEXAS A PARTIR DE VERANO

La actividad de Texas será similar a la de España, ya que albergará nuevos productos en esta planta de cara al próximo 2023. También al otro lado del Atlántico, en Montain View (California), se ha instalado su cuartel de validación de sus productos, similar al de Sant Andreu de la Barca. En China, por su parte, Wallbox solo fábrica para este mercado. «No tendremos más centros productivos a corto plazo», ha sostenido Asunción.

Además, la tecnológica ha comenzado a realizar las primeras entregas de Supernova en Europa. Se trata de un cargador de alto rendimiento y velocidad de carga para la red pública, aunque su foco principal sigue siendo ser el líder en Estados Unidos. Para Asunción, la incertidumbre en este 2022 no se centra tanto en la escasez de microchips, sino en la de materias primas en los próximos meses. Aún así, se ha mostrado confiado en conseguir los objetivos previstos para este año e incrementar las cifras de 2022.

WALLBOX INSISTE EN ALCANZAR LOS 1.000 M€ DE VENTAS EN 2025

«Se ha invertido en las cosas correctas», ha sostenido Asunción. En este sentido, no ha descartado una integración vertical de unidades de negocio para poder seguir produciendo y seguir entregando los productos para hacer frente a posibles imprevistos en el mercado. Ejemplo de ello es la plataforma Atlas, su CPU creada a base de componentes de distintos proveedores, sin depender de fabricantes concretos. Esta operativa ofrece «flexibilidad» y mantener los márgenes previstos.

Con estas cuentas, Asunción mantiene las previsiones de alcanzar los 1.000 millones de facturación y un flujo de caja positivo en 2025, el objetivo más importante de la compañía. Asimismo, espera alcanzar un Ebitda positivo en 2024, frente a las pérdidas operativas registradas en este 2021. Los números rojos se deben principalmente a las grandes inversiones en las plantas de fabricación realizadas hasta ahora, como la nueva planta de Barcelona.

En caso de necesitarlo, Wallbox recurrirá a su potente liquidez de caja, con 250 millones cosechados en la salida a Bolsa el pasado ejercicio. En concreto, servirán para desarrollar su plan de negocio sin acudir a la financiación externa, como la banca o fondos de inversión, o bien ampliaciones de capital. «Todo estará financiado con nuestros recursos propios», ha afirmado Asunción.

LA FACTURACIÓN SE DISPARA EN EL ÚLTIMO TRIMESTRE

Asimismo, los datos reflejan un incremento importante de las ventas en el último trimestre del año. Concretamente, el 34% de la facturación del pasado ejercicio se ha producido entre octubre y diciembre. Para Asunción, hay dos factores que han influido claramente en este importante ascenso. En primer lugar, la demanda generada por los altos precios energéticos, mientras que la otra clave radica en la estacionalidad del negocio de la automoción, ya que se produce un mayor incremento de ventas en la segunda parte del año.

A juicio del CEO de Wallbox, los consumidores buscan su independencia energética o bien reducir la factura de la luz lo máximo posible, acelerando así su transición energética, donde los paneles solares y las soluciones eléctricas se anteponen al gas y el petróleo. A diferencia de los competidores, la solución de Wallbox permite cargar el vehículo eléctrico y al mismo tiempo éste sirve como fuente de alimentación para la vivienda.


- Publicidad -