viernes, 2 diciembre 2022 7:35

Mango afronta la invasión de Ucrania tras su mejor año desde 2014

Mango ha cerrado el año de mayor incertidumbre de la pandemia con solvencia. La compañía dirigida por Toni Ruiz ha mostrado unos sólidos resultados y encara este 2022 con la preocupación puesta en la evolución de la invasión de Rusia a Ucrania. La empresa está en constante comunicación con los trabajadores afectados de ambos países, atendiendo «caso por caso» y asistiendo en temas burocráticos y legales a quienes han salido de Kiev. La empresa trata de atender y cubrir todas las necesidades para quienes se han quedado en Ucrania, según han apuntado fuentes de la empresa a MERCA2.

Mango operaba tanto en Rusia como en Ucrania, donde todas las tiendas propias de la marca están en alquiler. Desde el punto de vista financiero, la inversión perdida no ha tenido incidencia alguna en las cuentas de la compañía. El problema de Mango ahora es resolver los problemas de transporte de sus mercancías desde China y otras plantas ubicadas en la zona turca. La textil catalana por el momento no ha tenido que reservar vuelos y está inmersa en la búsqueda de rutas alternativas debido a la imposibilidad de traer la mercancía desde el gigante asiático por carretera.

Las mismas fuentes apuntan que durante la pandemia sí ha tenido que fletar aviones de carga para traer sus productos. Lo hizo precisamente en 2021 para amortiguar los efectos de los cuellos de botella y la imposibilidad de reservar contenedores en los barcos. Con la invasión de Ucrania, las rutas marítimas son las principales vías de escape y una nueva saturación podría afectar a nivel global, no sólo a la empresa.

MANGO LOGRA DEJAR SU DEUDA A CERO

Por este motivo, desde la textil catalana se muestran prudentes a la hora de pronosticar cifras para este año. «Aún es pronto para definir el impacto que tendrá la crisis actual«, han sostenido. Y es que, dependerá de la duración de la guerra de Putin y su intensidad.

El chaleco largo de Mango con el que desatarás pasiones esta primavera

La compañía ha cerrado con una gran liquidez, al situarse su deuda neta en negativo, con un valor de 7,8 millones de euros. Una situación de solvencia idílica para cualquier empresa. Y es que, Mango había acometido una fuerte reestructuración del negocio con Toni Ruiz al frente de la empresa. Su gestión se hizo notar en 2019, cuando rebajó la deuda de la firma en un 41%, para continuar el descenso en un 14% en el ejercicio siguiente y borrarla por completo en este.

Según ha reducido su deuda, el gran talón de Aquiles de Mango, el resultado neto ha crecido. Mango no sólo ha vuelto a registrar beneficios en un año de alta incertidumbre, sino que además ha registrado su mayor ganancia desde 2014, año en el que ganó 77,9 millones. Se trata de la tercera mejor cifra de la serie histórica desde 2010, según los datos de la compañía.

Con este beneficio se cierra un lustro para olvidar en Mango, tras registrar pérdidas desde 2016 a 2018 y en 2020. Mango, además, triplicó los beneficios de 2019, superando así los niveles previos a la pandemia.

EL 42% DE LAS VENTAS DE MANGO PROCEDEN YA DEL CANAL ONLINE

La facturación, por su parte, ha rozado el máximo histórico del año previo a la crisis sanitaria, con un total de 2.234,3 millones de euros, tan sólo 40 millones menos que hace dos ejercicios. El Ebitda, por su parte, se ha disparado con creces en el primer año completo de Toni Ruiz como consejero delegado, hasta alcanzar los 422,6 millones -más del doble que en 2019- y la mejor cifra desde 2014.

Por otro lado, Mango ha disparado su expansión en este ejercicio, con un total de 2.447 establecimientos, un 12% más respecto a los mínimos de 2018 y tan sólo 300 menos respecto a 2014, cuando cerró con 2.741. Estas tiendas están repartidas por 110 países. Estos beneficios se deben en gran medida al canal online, que representa ya el 42% tras crecer en un 23% durante este 2021 y alcanzar los 942 millones de euros. Durante el 2021, la compañía ha abierto su tienda online en Tailandia y otros mercados, con un total de 85 tiendas operativas.

Todos estos números han sido posibles sin recurrir a la deuda del Instituto de Crédito Oficial. Mango ha devuelto la mitad de su línea ICO abierta en 2020, por un valor total de 240 millones. La compañía nunca ha necesitado hacer uso de estos recursos, pero debido a los criterios de prudencia ha introducido en balance los 120 millones restantes de esta línea.

POSICIÓN ÓPTIMA PARA ENCARAR EL FUTURO

Este es el reflejo del músculo financiero de Mango, pese a ser una de las principales perjudicadas debido a las restricciones en centros comerciales en algunas Comunidades Autónomas. En otras zonas, como Reino Unido, Francia y Alemania, Mango se ha enfrentado a una compleja situación durante los primeros cuatro meses del año. De hecho, de media, las tiendas de mango estuvieron cerradas 48 días durante el pasado ejercicio.

La compañía recupera así la senda de la rentabilidad. «Los resultados demuestran la buena evolución de la compañía durante los últimos ejercicios y son fruto del trabajo de todo el equipo», ha destacado Ruiz, quien ha dejado a la textil en una posición «óptima» para encarar este previsible difícil 2022.

En cuanto al reparto de la facturación total por áreas geográficas, la actividad internacional del grupo ascendió al 79% del total y el mercado español representó el 21%. A cierre de 2021, Mango estaba presente en más de 110 mercados de todo mundo.

LA MODA INFANTIL DE MANGO SE DISPARA

Por otro lado, la integración de Violeta en el departamento Woman ha aumentado su peso en un 82%, mientras que el resto de divisiones –Man, Kids, Teen y Home– supusieron el 18% del total. La moda infantil fue una de las que mejor comportamiento tuvo el pasado 2021, con un aumento del 60% respecto al 2019.

Por otra parte, la textil invirtió un total de 45 millones de euros, un 63,3% más respecto al 2020. La digitalización y las reformas fueron los principales destinos. Además, Mango mantiene su apuesta por reducir a cero sus emisiones netas de carbono. La textil se ha propuesto utilizar fibras sostenibles en el 100% de su colección, llevar a cabo la economía circular y la transparencia en la cadena de suministro para alcanzar este objetivo en 2050.

Para ello, Mango ha dado a conocer una nueva lista de las fábricas de producción de su cadena de suministro global. Además de actualizar el listado con las fábricas de primer nivel (Tier 1), Mango incluyó por primera vez la lista de fábricas de segundo nivel (Tier 2), relacionadas con los procesos productivos, convirtiéndose en la primera empresa española de la industria de la moda en hacer públicas las dos listas. La compañía se ha marcado como objetivo para este año publicar también la lista de fábricas de tercer nivel (Tier 3), relacionadas con proveedores de materiales, como tejidos y fornituras.


- Publicidad -