viernes, 30 septiembre 2022 14:43

España, a la conquista del mar: 170 marcas impulsan la eólica marina

La geografía insular de España y su potente red de puertos como polos de articulación de la actividad industrial asociada a los parques eólicos marinos tiene todavía un enorme potencial por explotar. El desarrollo de esta tecnología contribuiría, además de mejorar sus capacidades, a generar mayor actividad económica. En este contexto, más de 170 firmas visibilizan su apoyo e impulso a la eólica marina en España y revindican la necesidad de agilizar el desarrollo del marco regulatorio para que nuestro país mantenga su posición de liderazgo mundial en eólica marina flotante.

Con este objetivo, nace el Foro Eólico Marino que trata de concienciar a la sociedad y a representantes de actividades económicas e industriales de la necesidad de los parques eólicos marinos en España como sector industrial estratégico y tractor de la recuperación económica y la industria de las regiones costeras. Esta iniciativa, coordinada por la Asociación Empresarial Eólica (AEE) es un punto de encuentro entre sectores vinculados a la eólica marina, instituciones, expertos, asociaciones, sindicatos, academia y la sociedad.

La colaboración entre los actores relacionados con el desarrollo eólico marino es fundamental para alcanzar los retos de la eólica marina en España, donde la Hoja de Ruta para el Desarrollo de la Eólica Marina y Energías del Mar, aprobada en diciembre de 2021, contempla unos objetivos de instalación de eólica flotante de 3 GW a 2030 y destaca a la eólica marina como sector de gran potencial para contribuir a la Transición Justa.

Este reto es alcanzable siempre y cuando se agilice la regulación pertinente y se convoquen subastas específicas. «Para el desarrollo de la eólica marina en España necesitamos tres piezas claves: la aprobación de los Planes de Ordenación del Espacio marino (POEM), con espacios destinados para los parques flotantes a distancias de la costa y profundidades razonables que los hagan viables económicamente; la actualización de la regulación existente que data de 2007 para la tramitación de las instalaciones; y un calendario y una primera convocatoria de subasta que asigne un régimen retributivo a los parques eólicos, que esperamos pueda ser celebrada a principios de 2023», indica Juan Virgilio Márquez, director general de AEE.

«Como base para todo, es esencial trabajar con rigor, diálogo, consenso, con equilibrio y buscando entendimientos entre todas las partes implicadas», apunta Márquez.

Según las previsiones de la Agencia Internacional de las Energías Renovables (IRENA), para cumplir con los objetivos del Acuerdo de París, la potencia total de eólica marina necesaria a nivel mundial deberá ser de 228 GW en 2030 y de 1.000 GW en 2050. En Europa, la Estrategia sobre las Energías Renovables Marinas de la Comisión Europea prevé un despliegue en 2030 de hasta 60 GW y de 300 GW a 2050. Según la Agencia Internacional de la Energía (AIE), la eólica marina supondrá la mitad de la generación eólica en Europa en 2040.

MANIFIESTO POR LA EÓLICA MARINA

Foro Eólico Marino, como primera iniciativa, lanza el ‘Manifiesto por el desarrollo de la eólica marina en España’, que ya cuenta con más de 170 firmas, teniendo como objetivo promover el desarrollo de la eólica marina en España y transmitir la necesidad de agilizar el desarrollo del marco regulatorio para que España mantenga su posición de liderazgo mundial en eólica marina flotante.

Los cerca 200 actores comprometidos con el desarrollo de esta tecnología en España representan a fabricantes, promotores, empresas de la cadena de valor, sindicatos, astilleros, puertos y sector naval, colegios profesionales, universidades, centros tecnológicos y de I+D+i, asociaciones, clusters y profesionales. Unos 100.000 empleos apoyan el impulso a la eólica marina.

Según la patronal eólica, «el Manifiesto tiene como objetivo prioritario impulsar el establecimiento de un marco claro, previsible, estable y transparente, con un calendario plurianual de procesos de concurrencia competitiva que incluya la celebración de una primera subasta de eólica marina en 2022».

Los inversores, la industria y, en general, toda la cadena de valor necesita una mayor visibilidad sobre las zonas marinas objeto de concurrencia, los volúmenes de potencia eólica a desarrollar y sus fechas estimadas. Un parque eólico marino tiene un periodo estimado de instalación de 6 años.

El manifiesto presenta las razones por las que hay que apostar por el desarrollo de la eólica marina en España, los compromisos del sector y las necesidades para que sea posible aprovechar esta oportunidad y contribuir a cumplir con los objetivos de descarbonización.

En España existe un fuerte tejido industrial enfocado al desarrollo de esta tecnología, con un marcado carácter exportador, procedente de la experiencia adquirida durante los más de 20 años de implementación de eólica terrestre y de las sinergias con otros sectores, como la construcción naval y los astilleros, la industria marítima auxiliar y de gestión portuaria, la ingeniería civil y consultoría, la industria de la construcción, así como la industria del metal, etc.

España es líder en I+D+i y en desarrollo tecnológico de eólica marina, siendo el país que cuenta con un mayor número de patentes de soluciones flotantes en la actualidad. Además, de las 13 soluciones de cimentaciones flotantes que se han instalado a día de hoy en el mundo, 11 han sido fabricadas por empresas españolas.

España cuenta con una red de centros de investigación, universidades y plataformas de ensayo que llevan más de 15 años desarrollando estudios y tecnologías ya aplicados a proyectos internacionales y que, con el desarrollo de la eólica marina en España, darán aún mayor impulso al sector nacional industrial y de investigación. El conjunto de Infraestructuras Científicas y Técnicas Singulares ICTS-MARHIS constituye una red de centros de investigación en tecnologías marinas única en el mundo.

Desde la plataforma, aseguran que cuentan «con la cadena de valor completa del sector eólico marino» y que esto representa «la oportunidad de convertir a España en un hub industrial y de desarrollo tecnológico, especialmente de la eólica marina flotante, una tecnología made in Spain».


- Publicidad -