lunes, 6 febrero 2023 5:27

La quimera de la orientación del panel solar

La empresas de las energías alternativas y renovables innovan en la orientación de los paneles solares para ganar una mayor eficiencia, mientras los grandes parques buscan soluciones a las barreras administrativas en Cataluña. Durante tres días, empresas líderes en la instalación y promoción del autoconsumo, entre otras, se han dado cita la primera feria de la Energía y construcción sostenible, celebrada en Vic (Barcelona), y que concluye este sábado.

En ella, decenas de empresas no sólo han mostrado en los expositores sus proyectos y productos, sino que además han dado su opinión públicamente sobre multitud de temas y asuntos de máximo interés, como la regulación catalana, los fondos europeos y el acceso a la inversión, la innovación y las perspectivas del mercado, entre otros. Las empresas han dejado claro que las distintas Administraciones catalanas pueden aún mover ficha para desarrollar la energía fotovoltaica y eólica. Más, cuando la mayoría de partidos políticos del Parlament se han posicionado en contra de la prolongación de la vida útil de las centrales.

Un de los asuntos que ha atraído el foco de atención es la nueva orientación de los paneles solares. Hasta ahora, se buscaban instalaciones dirigidas hacia el Sur para obtener un gran pico de producción durante determinadas horas del día. Es decir, aprovechar al máximo el rendimiento de la instalación. Sin embargo, con los años se ha comprobado que no es tan eficiente y tampoco cubre por completo las necesidades de las empresas donde se instalan este tipo de paneles.

EL AHORRO DE COSTES CON UN SIMPLE CAMBIO DE ORIENTACIÓN EN LOS PANELES SOLARES

Para Ana López, responsable de Soluciones Energéticas de BayWa, la orientación desde el Este hacia el Oeste está proporcionando mayores ventajas y es un sistema que cada vez se está implantando más en los tejados de las fábricas. Con esta nueva ubicación, si bien no se consigue la máxima capacidad de la instalación, sí se ha alargado la curva de la producción. De tal forma, se llega a generar un poco más de energía por las mañanas, pero también por las tardes. Así, se evitan los antaño tan codiciados picos de máxima producción. En definitiva, ya no se busca el máximo rendimiento, sino una mayor eficiencia adaptada a las necesidades de sus clientes.

En los paneles orientados al Sur hay que vigilar que no se den sombra unas filas a otras

Asimismo, este sistema fotovoltaico ha solucionado por completo las zonas de sombra que presentan los módulos instalados hacia el Sur. «En los paneles solares orientados al Sur hay que vigilar que no se den sombra unas filas a otras», ha indicado la experta de BayWa. Con el sistema Este-Oeste, no existen estos inconvenientes y por tanto se puede introducir una mayor potencia con el mismo espacio.

La fotovoltaica, sumida entre la incertidumbre de la regulación y la burbuja
La fotovoltaica, sumida entre la incertidumbre de la regulación y la burbuja

«Nuestras industrias disponen a veces de un espacio limitado y necesitan producir lo máximo posible», ha destacado en declaraciones a MERCA2. Pese al inconveniente de no rendir al máximo de la capacidad, las fábricas pueden disponer de «un traje a medida», como hace Wayba en sus instalaciones.

INCONVENIENTES EN LOS PANELES SOLARES EN LA AZOTEA: EL PESO IMPORTA

Y es que, esta orientación conlleva un menor peso al utilizar módulos más pequeños que los usados cuando se fijan los panales hacia el Sur o incluso hacia el Norte. El objetivo es aprovechar al máximo el espacio y optimizar la producción de energía. Todo ello, no quita que a veces las necesidades se cubran con una orientación sur, pero «este nuevo sistema cada vez se está implementando cada vez más».

Asimismo, este sistema conlleva un menor menor coste de instalación al «prescindir de los deflectores de viento«, ha destacado la experta de Wayba. Asimismo, para las empresas instaladoras no supone un cambio de proveedor. Y es que, se utilizan los mismos módulos que para otras instalaciones y orientaciones. Sin embargo, no todo son ventajas. Aún persisten los inconvenientes con los módulos más grandes, que necesitan una mayor elevación sobre las cubiertas, y por tanto hacen que los techos de las fábricas soporten una mayor carga.

También se ha detectado otro factor: la carga del viento. Por este motivo, López ha aconsejado «mirar con lupa» y revisar todos los cálculos, así como una certificación oficial de que los techos pueden llegar a soportar fuertes cargas de viento. En caso contrario, si se subestima el problema, podrían provocarse microrroturas en los paneles solares y en el peor de los casos «perder la garantía«. Por tanto, asegurarse de una correcta instalación evitará sustos en el futuro. «Hay que tener cuidado para no poner un módulo muy grande en una configuración Sur, Este u Oeste«, ha insistido. Eso sí, ha defendido los módulos de menor tamaño, que albergan hasta 60 cédulas, para las cubiertas de las empresas.

LA BÚSQUEDA DE LA MÁXIMA POTENCIA Y RENDIMIENTO EN EL MENOR ESPACIO

Por otro lado, el precio de la luz ha provocado una mayor demanda de estas instalaciones. No sólo entre los particulares, sino también en las empresas. De ello, han hablado Pau Grivé (Amara); Frederic Andreu Casademont (Solar Tradex); y Manel Romero (cofundador de Sud Renovables). Todos ellos coinciden entre los tres y siete años de amortización que tienen las instalaciones fotovoltaicas. De hecho, López ha indicado que se reduce prácticamente a cero el 30% del total de los costes energéticos en las empresas. Y todo, sin apenas excedentes para la red.

«Se estabiliza el precio y por tanto las empresas con este sistema son más competitivas», han asegurado estos cuatro expertos sobre el autoconsumo fotovoltaico. A nivel tecnológico, hay varias ramas abiertas. A nivel de fabricación de módulos, se busca la máxima potencia y máximo rendimiento de la placa, pero en el mínimo espacio posible.

En este sentido, existen varias soluciones que se pueden adaptar a las distintas estructuras de las fábricas y viviendas. Romero, por su parte, ha indicado que el sistema Este-Oeste es tan bien beneficioso frente a una orientación hacia el Sur. Además, de las fachadas y tejados, la fotovoltaica está aprovechando los espacios que ofrecen los grandes y pequeños aparcamientos de empresas y viviendas. Cubren los vehículos en una granizada, y al mismo tiempo permiten instalar puntos de carga para el vehículo eléctrico.

PANELES SOLARES EN LOS APARCAMIENTOS, UNA OPCIÓN MUY RECIENTE Y DEMANDADA

«Hasta hace pocos años no se planteaba esta opción», ha explicado el cofundador de Sud Renovables. «Ahora todo aquel que dispone de párking se lo plantea», ha destacado. También va en aumento la instalación de paneles solares en las fachadas de las viviendas, vistas ya en algunas fachadas de Barcelona.

Otra de las preocupaciones abordadas por los expertos son las referentes a los apagones. Las soluciones aportadas se dirigen hacia los «inversores«, que cada vez se demandan más ante una caída del tendido eléctrico.

Para Casademont, las bajadas de precios de los paneles no son ahora el principal reclamo para instalar paneles fotovoltaicos. «Al final, lo importante es la cantidad de energía que se genera», ha destacado. Y es que, prácticamente es viable cualquier ubicación, con excepción del Norte, es gran rechazado por los instaladores. Sin embargo, algunas instalaciones se orientan hacia el Norte porque ya no se mira tanto el euro por kilovatio en el pico de producción, sino «la capacidad de generarlo a un precio muy bajo«.

AUTOCONSUMO ANTE LA INCERTIDUMBRE DE LOS PRECIOS DE LA LUZ

También se ha hablado de la incertidumbre generada por los altos precios de la luz y su impacto de los costes energéticos debido al incremento de las materias primas, y por ende, de los materiales. Como no podía ser de otra manera, la eficiencia y sostenibilidad de las instalaciones fotovoltaicas, ya sean para el autoconsumo o para ahorrar costes a las empresas, han centrado gran parte del debate.

De hecho, una de las nuevas tendencias son las nuevas orientaciones de los paneles solares. Desde hace años, estas instalaciones tenían vetado la dirección norte por los elevados costes de los módulos y una teórica menor eficiencia. Ahora, se busca la orientación en función del consumo energético realizado, especialmente en las empresas. Eso sí, con el menor excedente posible.


- Publicidad -