martes, 4 octubre 2022 8:16

El miedo de Ibercaja a cotizar en Bolsa le aboca a una fusión

Ibercaja ha transmitido al mercado una imagen de poca fiabilidad al aplazar de nuevo su salida al parqué. Esta circunstancia puede afectar al nivel de éxito de esta operación. Los analistas dan por hecho que la entidad aragonesa no podrá resistir en solitario y acabará en un proceso de fusión. Apuntan a Banco Santander como posible compañero de viaje.

EXTRAÑA DECISIÓN

La entidad vuelve a retrasar su salida a bolsa una operación pensada para reducir la presencia de la Fundación Bancaria Ibercaja en el capital hasta quedar por debajo del 50% y cumplir con lo que marca la ley. Ahora tiene un 88% y quiere dejarlo en un 46%.

Ibercaja ha decidido aplazar su salida a bolsa hasta abril por la volatilidad del mercado en el marco de un complicado contexto geopolítico derivada del conflicto Rusia-Ucrania, según remarcan fuentes del mercado. Estas fuentes recalcan que, en función del marco que haya dentro de dos meses, el aplazamiento se puede repetir

El aplazamiento es una medida sorprendente para el mercado porque «el actual es uno de los mejores momentos de los bancos para entrar a cotizar», opina el analista de XTB Darío García. «Hay expectativas a medio y largo plazo sobre la subida de los tipos, la actividad y el consumo, del negocio, en definitiva», señala García. Este experto apunta que esta decisión se puede deber a a que los inversores institucionales quieran mantenerse en liquidez antes la situación actual.

EL APLAZAMIENTO PUEDE QUE HAYA TENIDO QUE VER CON LOS INVERSORES INSTITUCIONALES

SIN FIABILIDAD

Ahora bien, Ibercaja, con su decisión conservadora de aplazar la salida a bolsa, «no muestra fiabilidad» de cara al mercado porque «ni siquiera ellos confían en que la salida a al parqué tenga éxito», apunta García. Otras fuentes del mercado creen que el retraso no influirá en el éxito de la salida al parqué.

SITUACIÓN COMPLICADA

La situación de esta entidad es muy complicada, ya que incluso dando por buenas las valoraciones más altas del banco tendrá una acción barata, estiman fuentes del mercado. Esta posibilidad convierte a Ibercaja en una entidad candidata a entrar en una operación corporativa.

Este es el callejón sin salida de Ibercaja, cuya presidencia ocupará a finales de febrero, Francisco Serrano Gil de Albonoz. El mercado da por descontado que Ibercaja, tarde o temprano, acabará en una fusión y fuentes financieras apuntan como candidato a Banco Santander. «Van a liberar muchísimas provisiones y ese dinero va al dividendo a la recompra de acciones o a operativas corporativas e Ibercaja tiene un negocio muy interesante», auguran fuentes del mercado.

IR CONTRARRELOJ

Según los expertos consultados, la de la fusión una situación en la que Ibercaja no se verá de modo inmediato. Ahora bien, en el mercado consideran que el tiempo se le acaba a Ibercaja, que ya retrasó en el pasado su salida a Bolsa anteriormente. De hecho, lo hizo durante años.  

EL TIEMPO SE LE ACABA A IBERCAJA, SEGÚN ESTIMAN LOS ANALISTAS

EL VALOR BURSÁTIL

Fuentes del sector dan por descontando que Ibercaja saldrá a bolsa y apuntan que al banco no le interesa hacer una valoración bursátil muy baja ni muy alta. «Lo primero no sería rentable; lo segundo, desincentivaría el atractivo inversor». En este último caso, «los primeros días de cotización serían nefastos, augura el analista de XTB Darío García.

Lo que el mercado da por descontado es que si Ibercaja sale a bolsa, el precio de la acción «será barato». Esta circunstancia colocaría a la entidad en una situación complicada para resistir en caso de oferta pública de adquisición (opa). «Hay voluntad por parte de los organismos oficiales a que se reduzca el número de entidades en el sector, bajo recomendación de Bruselas. «Entonces es más probable que sea objeto de opa», apuntan el analista de XTB.

LOS ORGANISMOS OFICIALES QUIERE QUE SIGA LA CONCENTRACIÓN DE ENTIDADES

LOS MOVIMIENTOS DEL SANTANDER

«Estamos en un contexto de unificación bancaria muy fuerte. Ya está Unicaja, Sabadell acabará en una fusión con BBVA y el mercado se pregunta si Banco Santander moverá fecha», indica García . «Es posible que Santander libere más de 1.000 millones euros en provisiones y ese dinero tendrá que ir al dividendo a la recompra de acciones o la adquisición de entidades», auguran. «Salga o no a bolsa, Ibercaja es atractiva por su negocio». Es cuestión de echar números, analizar los riesgos, ver el coste y cuáles son las sinergias. Santander no desaprovecha buenas oportunidades.

La estructura de costes de Ibercaja hace que ahora no sea atractiva para una fusión. No obstante, puede que haga recortes para reducir gastos antes de una fusión en un intento para ganar rentabilidad y aguantar en solitario. Entonces este banco sí que será más atractivo para que una entidad quiera entrar en una operación de concentración. Ibercaja lo tiene muy difícil para seguir independiente, que es su objetivo. Tiene un buen negocio y puede que salga a cuenta absorber la entidad. El mercado sigue apostando por la fusión de Ibercaja con otra entidad española.

spot_img

- Publicidad -