lunes, 23 mayo 2022 0:48

Madrid abre más la brecha con Cataluña en fusiones e inversión

Madrid, con Isabel Díaz Ayuso al frente, continúa siendo un imán con un potente poder de atracción de la inversión extranjera en España. Pese a la incertidumbre de la pandemia del Covid-19, en España se realizaron un total de 2.352 transacciones empresariales por un valor de 62.032 millones de euros. Del total, Madrid concentra el 70% de la inversión extranjera, hasta alcanzar los 43.726 millones. Cataluña, por su parte, se conformó con 8.647 millones, el 14%.

De esta forma, Madrid abre aún más la brecha respecto a Cataluña, si bien la comunidad autónoma liderada por Pere Aragonès incrementó la inversión en un 20% respecto al dramático 2020. De hecho, Cataluña continúa por debajo del montante alcanzado en 2019, cuando se rozó el nivel de los 10.000 millones de euros.

Los sectores que más inversión han recibido en España, especialmente de inversores extranjeros, son energía y recursos, con más de 12.030 millones; las telecomunicaciones, con 9.845 millones; y el transporte, la hostelería y servicios, con casi 8.800 millones, durante este 2021, según los datos de una encuesta realizada por Deloitte y a la que ha tenido acceso MERCA2. En este apartado sólo se han contabilizado aquellas operaciones de más de 20 millones de euros.

UN DESAFIANTE 2022 PERO CON ALTAS EXPECTATIVAS DE INVERSIÓN EN CATALUÑA

Para este desafiante 2022 y con un entorno volátil, la inversión extranjera se centrará en energía, telecomunicaciones y tecnología, según los empresarios y fondos de inversión consultados por Deloitte. De hecho, el 84% de estos directivos espera un crecimiento en cuanto a las fusiones y adquisiciones de empresas.

Asimismo, los principales fondos y empresas se muestran predispuestos a participar en este tipo de transacciones. Al menos, para el 62% de los encuestados por Deloitte. Y es que, entrar en el mercado español es complejo debido a la alta competencia de los compradores. La encuesta la identifica como la principal barrera para el 29% de los encuestados. Otros obstáculos para poder desembarcar en España se centran en la dificultad de encontrar objetivos atractivos y las claras diferencias en el precio entre comprador y vendedor.

Tan sólo un 3% de los directivos creen que la inversión en España se reducirá este año, mientras que el 13% espera que se mantenga estable. Asimismo, el 19% de los directivos apunta que sus empresas o fondos de inversión no participarán en ninguna operación este año.

Los objetivos de estas inversiones se concentran principalmente en acelerar el crecimiento en volumen o resultados; diversificación de la cartera; entrada a nuevos mercados y adquisición de nuevas capacidades, como la tecnología. De nuevo, los inversores extranjeros serán los principales protagonistas, seguidos de los extranjeros industriales y financieros locales.

A nivel de sectores se espera que Energía y Recursos y el sector de Telecomunicaciones y Tecnología sean los más atractivos para la inversión. Sin duda nos espera un 2022 desafiante, con un entorno volátil pero optimista, donde esperamos confirmar la tendencia positiva de 2021.

LA INVERSIÓN AUMENTA EN CATALUÑA A UN RITMO MUY INFERIOR QUE AL DE ESPAÑA

Los principales inversores en los grandes movimientos cerrados -más de 100 millones de euros- durante el pasado año proceden de Estados Unidos, con 12.836 millones de euros; el doble que en Francia, con 6.204 millones. Los ingleses, por su parte, cierran el podio con 4.470 millones de euros.

España aún está lejos de las cifras de 2018, cuando la inversión extranjera alcanzó los 116.817 millones. La caída de esos niveles es del 46% y muestra la paralización como un efecto más de la derivada económica de la pandemia. Y es que, el descenso generalizado en todas las operaciones de fusiones y adquisiciones se hizo patente en 2020 a nivel global. Ese año, en Cataluña, la inversión extranjera retrocedió un 19%, con una bajada en el número de transacciones del 12%. En España, la caída fue del 15% y un 11% menos en operaciones, según los datos de la consultora.

Sin embargo, las transacciones en este 2021 han ido a más para España. En concreto, el incremento es del 38%, casi el doble que en Cataluña, que queda rezagada respecto a Madrid. El incremento en Cataluña es de tan sólo el 20%. Todo tras un inicio de año lleno de incertidumbre. Y es que, el 2021 estuvo marcado por las sucesivas olas de la pandemia y en los tres primeros meses del año no se llegó a cerrar operación alguna.

EL INMOBILIARIO CONCENTRA LA INVERSIÓN EN CATALUÑA

Asimismo, tan sólo una operación en esta comunidad supera los 500 millones de euros en inversión, mientras que 21 se han establecido entre los 100 y los 500. La mayor parte de las operaciones reveladas al mercado no superan los dos millones de euros, con un total de 139 operaciones.

Por sectores, Cataluña concentra la inversión en el inmobiliario, con 1.652 millones de euros; seguido de los 1.460 millones invertidos en energía y recursos. En tecnología, Cataluña suma 971 millones. La mayor parte del dinero extranjero que aterriza en Cataluña procede de Estados Unidos, con 766 millones; seguido de los franceses, con 524 millones; y alemanes, con 408.

En relación con el volumen de inversión, en España ha incrementado un 39% mientras que en Cataluña un 7%, con una caída en el precio de las operaciones. Sin embargo, Cataluña no quiere perder su poder de tracción, aunque muy alejada de la capital. Difícil competir con la apuesta de bajar impuestos de Isabel Díaz Ayuso.

CELLNEX, GRIFOLS Y CRITERIA, LOS PRINCIPALES INVERSORES CATALANES

Por otro lado, las empresas de Cataluña también son protagonistas en las operaciones en el extranjero. Cellnex, Grifols, Criteria, Puig y Colonial han realizado por este orden las mayores inversiones fuera de España.

La inversión de Cellnex alcanza casi los 14.500 millones de euros, mientras la líder de los hemoderivados controlada por la familia Grifols ha sumado 5.116 millones. Criteria, el brazo inversor de la Fundación La Caixa, suma un total de 2.651 millones. Puig y Colonial han realizado inversiones por valor de 1.478 y 1.232 millones, respectivamente.

De esta forma, los sectores que han movilizado el dinero procedente de Cataluña han sido las telecomunicaciones, inmobiliario y sanidad. La mayor parte de la inversión se ha centrado en Francia, Polonia y Estados Unidos.

EN 2022 SE ESPERAN CIERRES DE OPERACIONES POR VALOR DE 3.646 MILLONES

Las mayores operaciones realizadas por empresas catalanas son la salida a Bolsa de Wallbox, con 1.231 millones de euros; la ronda de financiación captada por Glovo en abril del pasado año, con 450 millones; y la venta de Cedinsa por parte de FCC a la francesa Vauban Infrastructure Partners por 409 millones. Por debajo de los 300 millones se encuentran las operaciones de venta de Axa, que constó en cinco edificios a la alemana KanAM; y las ventas de Holded a Visma; de ASPY a Atrys Health; Tiles Brasil (Roca) a Lamosa; Indurken a Ravago; Veritran a Trivest; y SAS a Stirling Square. Todas estas operaciones suman un total de 3.646 millones.

Para el año 2022 se espera que se mantengan o se superen los altos niveles de actividad inversora de 2021, aunque el entorno será volátil, marcado por un mercado atento a los costes de la energía, a la inflación y a posibles subidas de tipos de interés. A cierre del año 2021, en España se han anunciado 45 transacciones por encima de los 100 millones de euros, con un valor agregado por encima de los 26.000 millones de euros.

En este sentido, aún falta por cerrarse varias operaciones importantes como la venta de activos La Liga al fondo CVC Capital por 2.700 millones; la venta de Eolia Renovables a Crédit Agricole, cuyo importe se estima en 2.000 millones; la compra de Carlyle sobre Altadia, por un valor de 1.900; o las de Rolls-Royce sobre ITP, Opal para adquirir Zardoya y Matsa (minas) a Sandfire, entre otras.


- Publicidad -