miércoles, 17 agosto 2022 9:02

Kike Sarasola pide que los hoteles participen en la operativa de Fitur

La 42ª edición de Fitur, la segunda en pandemia, invita a la reflexión sobre las mejores fórmulas de afrontar una situación compleja para todas las partes implicadas. Kike Sarasola, presidente y fundador de Room Mate Group, ha reclamado una contribución directa de los hoteles en la operativa del evento y ha reprochado a Ifema Madrid que no haya contado con los hoteleros para facilitar el proceso de acreditación de los visitantes profesionales alojados en sus establecimientos, con el objetivo de descongestionar los accesos y evitar concentraciones masivas a las puertas del recinto ferial en la jornada inaugural.

Lo cierto es que, en tanto en cuanto el virus pervive y muta, las variantes complican y alteran las formas de proceder con excesiva frecuencia. De ahí que la implicación de todos los actores del turismo, llamados desde un principio a vencer los encierros y confinamientos se antoja clave para la celebración, con la mayor normalidad posible, de eventos, ferias y congresos.

Por un lado, el organizador debe velar por la seguridad de expositores y visitantes pero sin que el coronavirus adquiera un protagonismo incómodo e indeseado. Pero, por otro lado, las retenciones y colas en los accesos a la Feria han sido un hecho en este 2022 y, si existe un sector que necesita como el respirar que la presencialidad persista en las mejores condiciones, ese es el turístico.

«¿No habría sido más sencillo utilizar hoteles como puntos de acreditación para agilizar el acceso a la feria?»

Por eso, y por la relevancia de Fitur en calidad de escaparate mundial del sector, las esperas y aglomeraciones registradas han causado preocupación. En el caso concreto de uno de los referentes del segmento hotelero, Kike Sarasola no ha ocultado su malestar y afea a Ifema Madrid que no haya echado mano de los hoteles para agilizar la acreditación de los visitantes alojados.

UNA EDICIÓN «MUY ESPECIAL»

En una publicación compartida por el empresario hotelero en redes sociales, Sarasola admite que el año comenzaba con una buena noticia para el sector: «estrenamos 2022 con la que es nuestra feria por excelencia». Una edición «muy especial, que ha estado marcada en estas últimas semanas por la adversidad, pero en la que la feria ha demostrado de nuevo su gran potencial y la fuerza que tiene», asume el directivo de Room Mate.

«Me ha emocionado volver a ver a tantos amigos y compañeros del sector que, a pesar de todos los problemas que hemos vivido en estos últimos dos años, son optimistas como yo y luchan cada día por la recuperación de nuestro sector y de todo lo que eso conlleva», añade Sarasola.

Sin embargo, «hay otros aspectos de esta feria que, si soy sincero, no me han gustado nada», apunta en alusión a algunas decisiones que califica de «arbitrarias», adoptadas por la directora de Fitur, María Valcarce, «que ni entiendo ni comparto», y añade: «es una pena que, siendo el punto de encuentro de referencia en España del turismo, no se nos incluya a todos los que formamos este sector».

HOTELES COMO PUNTOS DE ACREDITACIÓN

Las aglomeraciones que provocaron «colas kilométricas y esperas de más de dos horas» durante la inauguración de la feria fueron «tristemente» uno de los «protagonistas de esa jornada». Sarasola se pregunta: «¿No habría sido más sencillo implicarnos a todos los hoteleros para anticiparnos a este tipo de problemas y utilizar nuestros hoteles de Madrid como puntos de acreditación para agilizar el acceso a la feria?»

En relación a esta práctica, Sarasola invita a copiar las buenas ideas y, en este punto, recuerda como ejemplo, cómo cada año en la celebración del Orgullo, «cedemos mis hoteles del centro de Madrid para repartir las pulseras de acceso a las actividades y eventos que se desarrollan durante esos días».

Y aunque, «podría dar más ejemplos», Sarasola deja ahí su reflexión aclarando que no es su intención «ensuciar la marca de Fitur». En cualquier caso, el CEO de Room Mate insiste en que le resulta «realmente lamentable que nos hayan dejado fuera de decisiones que podrían mejorar la experiencia de todos los que visitan esta feria. Porque no nos olvidemos que Fitur no es solo un lugar de encuentro para profesionales sino para todos los que amamos el turismo. No nos podemos permitir que algo así vuelva a pasar».

Tras la crítica, Sarasola concluye su reflexión recordando que «le pese a quien le pese, el turismo y todos los que lo formamos –no solo hoteles y aerolíneas, sino también restaurantes, bares, museos, teatros, comercios, taxis…– vamos a devolver la sonrisa a las personas», y apela a «trabajar juntos», para alcanzar ese objetivo.

FITUR RESISTE

Pese a ser uno de los comentarios más escuchados, una vez en plena vorágine de la exhibición, el ‘atasco’ inicial dejaba paso a la espectacularidad del evento. Expositores y profesionales con los que ha podido hablar MERCA2 muestran su agradecimiento a la convocatoria, en una fase de la pandemia en la que las citas del sector del turismo optan por replegarse a la espera de tiempos mejores.

«La Feria ITB Berlín 2022 ha vuelto a cancelar toda la actividad presencial prevista inicialmente para marzo tras la aparición de la nueva variante ómicron», y otra de las citas europeas, «la Bolsa de Turismo Internacional (BIT) de Milán se ha pospuesto», subrayaban algunos visitantes profesionales llegados desde el país transalpino. El certamen italiano vuelve a aplazarse de febrero a la primavera, por lo que se celebrará en el recinto ferial de Fieramilanocity entre el 10 al 12 de abril de 2022.

Entretanto Fitur resiste, como espejo de un sector que más que ningún otro debe predicar con el ejemplo. La muestra organizada por Ifema Madrid aguanta como la segunda cita más importante del sector a nivel global y puede presumir de no haber perdido ni una sola edición desde el inicio de la pandemia, pese a todos los aprietos a los que las medidas contra el covid la someten. Y el sentir mayoritario agradece ese balón de oxígeno para un sector cuya recuperación está sometida a tremendos vaivenes vinculados a confinamientos, cuarentenas y restricciones.

Por el momento, es lo que hay, y el camino se recorre andando. Fitur está dando los primeros pasos de esta nueva normalidad, sufriendo y superando las dificultades y buscando opciones de futuro y todo, junto a un sector empresarial, que no se limita a criticar, sino que contribuye en la búsqueda de soluciones.


- Publicidad -