viernes, 27 mayo 2022 20:39

La ‘Muy Alta Velocidad’ empuja a Talgo ante la salida de Trilantic

El 2022 será un año crucial para Talgo. En él, se verá si la compañía puede triunfar sola en el sector del mantenimiento de ferrocarriles o, por el contrario, necesitará de alguien que dirija sus pasos. En este año que entra vence la participación que tiene el fondo Pegaso Internacional, el principal accionista de Talgo con un 35%. Dentro de este se encuentran Trilantic, Torreal y el equipo directivo. La cláusula de arrastre que tienen estos propietarios obliga a que, si uno decide vender su participación directa, el resto también está obligado a vender.

De hecho, y según Renta 4, Trilantic está decidida a no ampliar el vencimiento de su participación y venderá su parte en 2022. Esto podría hacer que el accionista mayoritario la pusiera en el mercado, o promover un proceso de consolidación, en el que CAF tiene mucho que decir. Pero también existe una tercera opción: que Talgo siguiera sola su camino. La compañía ha expresado que tiene suficiente fuerza para ir en solitario, ya que su cartera es «de alta calidad y bien diversificada».

Una de las razones que harían que la compañía pudiera ser independiente es que cuenta con una sólida cartera de pedidos, de unos 3.013 millones de euros, que le garantiza una fuerte actividad industrial hasta 2024. Pero esta cifra puede aumentar hasta los 3.262 millones si se incluyen los 249 millones de aquellos contratos que han sido adjudicados en estos nueve primeros meses del año y que todavía están pendientes de firmar. En esta cartera de pedidos, cerca de 1.000 millones son referentes a aquellos de fabricación y revisión.

Por otro lado, otra de las razones viene derivada de esta cartera de pedidos y mantenimiento. La estrategia que ha seguido Renfe para fomentar su proyecto ‘España Muy Alta Velocidad’ ha beneficiado a Talgo, ya que la ejecución de la cartera de pedidos de fabricación ha supuesto un incremento de los ingresos. Estos han registrado una cifra record de 427 millones de euros en los primeros nueve meses del año. Un 25,8% si se compara con las cifras registradas en el mismo periodo de 2020. Pero, a pesar de estos buenos resultados, los números de la compañía no han vuelto a los que tenía antes de la pandemia, ya que sus ganancias son un 16,4% inferiores a las de hace dos años.

Los números de la compañía no han vuelto a los que tenía antes de la pandemia

BUENAS PERSPECTIVAS PARA 2022

Los resultados que está teniendo la compañía en este año hacen esperar una recuperación a niveles de antes de la pandemia para el próximo año. Es más, la compañía confía en que las «perspectivas positivas deberían impulsar la recuperación de los servicios de mantenimiento a niveles pre-Covid». Y todo esto, durante el primer semestre de 2022, por lo que a final de año podría volver a tener números récord si continúa incrementando sus pedidos.

Por otro lado, una buena parte de estos números vienen de las operaciones que está haciendo la compañía en países de Medio Oriente y el Norte de África (OMNA). Una de las perspectivas en la posible opa de CAF a Talgo es que las dos empresas se complementan en cuando a los mercados que abarcan. En el caso de la segunda, la tasa de mantenimiento que actualmente tiene Talgo supone más de un 90% en el mercado internacional.

Igualmente, ahora mismo la compañía cuenta con un número importante de oportunidades, más de 30, en el mercado europeo y los países de Medio Oriente y Norte de África, que son su principal mercado. En total, suponen unas ganancias para la compañía de 5,5 billones de euros, de los que el 67% corresponden a inversiones en Europa, mientras que el 31% serán para proyectos en los países OMNA.

Por otro lado, y también respecto a los proyectos internacionales, uno de los más ambiciosos que tiene ahora mismo la compañía es el proyecto DB, en relación a su socio, Deutsche Bahn (DB), la operadora ferrovial nacional de Alemania y la más grande de toda Europa. La compañía española creará hasta 100 unidades de larga distancia Talgo 230, lo que le reportará unos 550 millones de euros. Este proyecto se convertirá en el principal generador de ingresos el próximo año, ya que entregarán las primeras unidades para comenzar los servicios en 2023.

ESTRATEGIA COMERCIAL DE TALGO

En cuanto a la estrategia comercial que está siguiendo la compañía, esta se enfoca en ofrecer el mayor valor añadido en términos de eficiencia tecnológica y económica a los operadores. Fruto de esto es la alta calidad de la cartera de pedidos que ha tenido en este año la compañía. La diversificación y la apuesta internacional en el que el 70% de los pedidos son proyectos internacionales completan los pilares de una estrategia de crecimiento sostenible a largo plazo.

Asimismo, la compañía continúa enfocando su actividad comercial en sus segmentos estratégicos, esto es, larga distancia y alta velocidad, donde ya es referente internacional. Además, utilizará su plataforma Talgo Vittal para posicionarse en el segmento de cercanías y media distancia, con la variante Vittal-One a través de la cual desarrolla su tecnología de hidrógeno verde.

Por otro lado, durante este año la compañía tenía pendiente de aprobación su plan estratégico 2022-2026. Si bien los planes y los informes que ha emitido Talgo hablaban de ratificarlo en este segundo semestre del año, finalmente verá la luz en el próximo. Igualmente, en cuanto a la remuneración al accionista, Talgo espera poner en marcha un nuevo programa de remuneración en el primer semestre del año, tras no poder hacerlo durante este año.


- Publicidad -