sábado, 28 mayo 2022 18:59

CAF deja preparado el terreno para lanzar una opa sobre Talgo

Desde principios de año, la Comisión Europea lanzó la iniciativa del Año Europeo del Ferrocarril, destinada a destacar los beneficios de esta forma de transporte. Una efeméride que no ha podido ser más oportuna, ya que el sector ha vivido uno de los mejores años que ha tenido. Igualmente, se encamina hacia una consolidación que podría materializarse el año que viene en la persona de Talgo y en forma de opa. Los protagonistas de esta posible operación son la española CAF y la suiza Stadler.

Todo viene debido a que el próximo año vence la participación del fondo Pegaso Internacional, el principal accionista de Talgo con un 35% y que aglutina dentro de él a Trilantic, Torreal y el equipo directivo. En este vehículo existe una cláusula de arrastre según la cual, si uno de ellos decide vender su participación directa, el resto del grupo estaría también obligado a vender su parte. Según Renta 4, Trilantic no va a ampliar el vencimiento del vehículo y decidirá vender su participación en 2022.

Esto deja a Talgo en una preocupante posición y con dos opciones. Por un lado, Trilantic podría ponerla en venta en el mercado, lo que tendría un impacto negativo en la cotización del valor; o podría promover un proceso de consolidación. Esta segunda es la que más opciones tiene de ganar, además de ser la que más beneficiaria a Trilantic. Igualmente, podría hacer de ancla de la operación y aseguraría su adhesión a esta potencial opa. Para Renta 4, esta opción es la que tiene más visos de salir adelante, ya que maximizaría el precio de salida de Trilantic.

Una de las principales participantes en este proceso es CAF. La compañía española se ha consolidado como uno de los actores clave en este año. Y, además, ha reforzado su posición ante una de sus competidoras clave, Alstom, ya que recientemente adquirió dos fábricas en suelo francés al operador. El mercado está valorando una posibilidad de fusión entre CAF y Talgo o, dentro de la política de crecimiento inorgánico de CAF, que esta diera el paso y liderara esta operación de consolidación.

El mercado está valorando una posibilidad de fusión entre CAF y Talgo

MOMENTO ÓPTIMO PARA CAF

Si bien por el momento no parece que ninguna de las dos quiera empezar el cortejo, todos los caminos lleva hacia esta consolidación. El sector pasa por un buen momento, ya que recientemente se llevó a cabo otra fusión, esta entre Alstom y Bombardier. Podría decirse que las consolidaciones están en pleno auge. Así mismo, el fabricante vasco tiene ahora mismo unos buenos resultados financieros que le hacen ser optimista con su futuro.

Por otro lado, otra de las razones por la que los analistas están de acuerdo en que CAF sería el idóneo para esta opa es que recientemente la compañía perdió en su apuesta por quedarse con la división ferroviaria de Thales. Esto, lejos de truncar las ilusiones de CAF, hace que se allane más el camino para poder hacerse con Talgo. De materializarse esta opa, los analistas de Renta 4 prevén que a finales de 2021 o principios de 2022 se iniciará este proceso de venta de Talgo.

De llevarse a cabo esta operación, con su consiguiente aprobación por los organismos correspondientes, se crearía el mayor fabricante español de infraestructura ferroviaria con una gran presencia en todos los segmentos del sector del ferrocarril. Por otro lado, también los fondos de capital riesgo están pendiente de la salida del principal accionista de Talgo para su compra. Sobre todo, porque el grupo está infravalorado en bolsa y la cotización no refleja su potencial de crecimiento.

ARGUMENTOS A FAVOR

Los beneficios de una posible opa entre estos dos grupos son grandes. Ambas empresas se complementan en muchos aspectos. Quizás el más importante es el de los mercados en los que operan. Aunque puedan parecer que lo hacen en los mismos países, salvo España los mercados objetivos son totalmente diferentes. Mientras que Talgo estaba más centrado en países emergentes donde su producto cuenta con una ventaja competitiva, CAF suele operar en mercados occidentales.

Igualmente, esta posible operación podría acelerar en varios años la introducción de los productos de Talgo en estos nuevos mercados. Así mismo, un grupo de mayor tamaño podría dar aún más ventaja a la tecnología de Talgo para competir por los grandes contratos de material rodante en países emergentes.

Por otro lado, la gama de productos de ambas compañías es totalmente complementaria y permitiría crear un gran grupo con fuertes referencias en todos los diferentes tipos de material rodante. En este sentido, este encaje queda claro ya que Talgo es un fabricante reconocido en muy alta velocidad, mientras que CAF es uno de los líderes en el segmento de cercanías y regionales.

Por último, cada una de estas empresas tiene su propia estrategia relacionada con su forma de ver el mercado. En esta posible unión, ambas podrían verse aceleradas y podrían ahorrarse inversiones destinadas al desarrollo de productos que ya tiene la otra compañía. A su vez, esta estrategia conjunta generaría potenciales ahorros de costes y que podrían ascender a 66 millones de euros, según Renta 4. Parece que Talgo es la media naranja de CAF.


- Publicidad -