viernes, 1 julio 2022 16:49

El Grupo Mutua pone en juego su beneficio en Chile

Las empresas españolas presentes en Chile contienen la respiración. El mundo empresarial está muy atento a las elecciones presidenciales de este país, ya que si este domingo gana el candidato Gabriel Boric, se pueden producir cambios muy relevantes. Uno de los grupos que está más pendiente es Mutua, que tiene la mayoría del capital de BCI seguros. La política económica, el debate sobre el incremento de los impuestos y los posibles cambios en temas de seguros son las cuestiones que pueden afectar más a esta aseguradora.

APORTACIÓN AL BENEFICIO

Mutua tiene el 60% de BCI Seguros, que el año pasado aportó cerca de 23 millones de euros al resultado neto consolidado del Grupo Mutua, cuyo consejero delegado es Ignacio Garralda. Este importe supone el 7,56% del beneficio total del año pasado del grupo asegurador español, que ascendió a 304,1 millones de euros. Lo que está por ver es si las políticas del gobierno que entre ponen en riesgo las ganancias que Mutua obtiene en Chile.

La aseguradora BCI ganó 56 millones de euros en 2020. Esta compañía ofrece seguros de auto, de hogar y también de vida, salud y viaje y es una de las más importantes de Chile. Como empleo de esta relevancia baste un dato: «en prima directa, al cierre del año pasado alcanzaron la segunda posición del mercado con un 12,6% de participación». Esta información la aportó la presidenta de la aseguradora, María Milagros Villa Oliveros, en una carta incluida en la Memoria de BCI correspondiente a 2020. 

La incógnita viene, sobre todo, por el lado de las políticas que pueda aplicar, si gana, el candidato de izquierdas Gabriel Boric, que se enfrenta al derechista José Antonio Kast. Si sus políticas afectan al crecimiento de la economía, las empresas se resentirán. Ahora bien, aparte de la marcha de la economía, hay otras cuestiones relacionadas con el gobierno que salga de las urnas, como los impuestos y los programas de salud, que pueden afectar a las ganancias de BCI seguros.

BCI TUVO UN BENEFICIO DE 56 MILLONES DE EUROS EL AÑO PASADO

SIN PRONUNCIAMIENTO

En el caso de Chile, queda claro que si gana el candidato de la izquierda, es probable que las grandes empresas vean como aumenta lo que pagan en impuestos, sobre todo por la reducción de las exenciones. Así, el programa de Boric, que cuesta 11.100 millones de euros se financia íntegramente con los cambios tributarios, mientras que el de Kast tiene un costo de 6.600 millones de euros y solo un tercio de esos recursos proviene de medidas tributarias, según destaca el portal pauta.cl.

Está por ver cómo afectarán estos posibles cambios. Es improbable que haya una gran subida de tributos con Kast, mientras que Boric llevará a cabo una reforma tributaria, si gana, cuyo alcance está por ver. En el caso de Kast, está por ver si apuesta por reducir los impuestos, pero lo que es improbable es que los suba. 

CONSOLIDACIÓN FISCAL

Boric deja claro que su gobierno «tendrá como prioridad recuperar una trayectoria de consolidación fiscal creíble, con una reducción gradual y sostenida del déficit fiscal estructural», mantiene Boric en su programa electoral. Agrega que «la única manera responsable de hacernos cargo de las justas demandas sociales y avanzar en la transformación productiva verde mientras llevamos a cabo dicha consolidación fiscal es con recursos permanentes adicionales que provengan de una reforma tributaria». 

El candidato de la izquierda prevé que la reforma tributaria recaudará del orden del 8% del PIB chileno. Para transmitir tranquilidad asegura que «los cambios serán aprobados durante el próximo Gobierno y la implementación será gradual, en un periodo de seis a ocho años, contribuyendo así a la estabilidad del sistema tributario». De cara a remarcar ese mensaje de tranquilidad, asegura  que «no se modificará el régimen para inversionistas extranjeros ni se revisarán los convenios para evitar la doble tributación internacional».

Una de las cuestiones en el tapete electoral es la subida de impuestos

EL NEGOCIO DEL SEGURO

En lo que tiene que ver meramente con el negocio de los seguros, la marcha de la economía será fundamental de cara a que puedan crecer tanto el número de asegurados como las primas. Mientras, los cambios gubernamentales que más pueden influir en el negocio de las aseguradoras tienen que ver con el sistema de salud. Así, las apuestas de los dos candidatos puede afectar a las aseguradoras, en este caso BCI. Boric apuesta por un sistema de salud universal y  propone «la incorporación de prestadores privados bajo reglas públicas a una red integrada público-privada que contará con financiación del Fondo Universal de Salud (FUS)».

Sobre la cotización obligatoria y cobertura universal del FUS, se podrán contratar seguros privados voluntarios suplementarios y complementarios de salud, según consta en el programa de Boric. «Estos seguros privados voluntarios estarán regulados por la Superintendencia de Salud y sujetos a los estándares de las mejores prácticas internacionales para evitar abusos», agrega.

Por su parte, Kast propone «fortalecer» el Fondo Nacional de Salud (FONASA) mediante acuerdos con privados. Esto, en teoría, beneficia a las aseguradoras.


- Publicidad -