domingo, 28 noviembre 2021 9:22

Bonpreu da el sorpasso a DIA en Cataluña con una menor superficie

Bon Preu conquista la segunda posición en el ránking de facturación de todas las cadenas de supermercados presentes en Cataluña. La empresa dirigida por Joan Font ha acelerado su crecimiento durante la pandemia, al abrir 10 establecimientos en 2020 respecto a los que tenía al cierre de 2018. Así, ha alcanzado un total de 198 tiendas repartidas por Cataluña, con una superficie total de 246.731 metros cuadrados, un 9,4% más, según los datos del Anuari de la Distribució Comercial 2021, publicado por la Generalitat.

DIA, por su parte, alcanza una superficie 260.448 metros, un 10% menos en 2020 respecto al cierre de 2018, con 1.107 establecimientos repartidos por toda la comunidad autónoma. Pese a las cifras de superficie, Bon Preu ha ganado el terreno a una DIA en repliegue, inmersa en una transformación constante debido a los problemas que arrastra pese a las constantes ampliaciones de capital realizadas.

La firma dirigida por Mijail Fridman se encuentra en una deriva empresarial de muy difícil solución. El precio se ha desplomado hasta los 0,017 euros por acción. En el mercado catalán, el número de establecimientos ha caído un 8,7%, cerrando así la persiana a casi un centenar se tiendas y reduciendo la superficie comercial con fuerza, casi 30.000 metros cuadrados menos.

DIA CIERRA TIENDAS EN CATALUÑA MIENTRAS BON PREU LAS ABRE

Por establecimientos, la cuota de mercado de DIA se ha reducido en un 12,2%, hasta alcanzar el 19,4%. Por contra Bon Preu ha aprovechado la pandemia para elevar este ratio al 3,8%.

Pese a tener menos superficie, Bon Preu ha incrementado su facturación de forma importante, aunque alejada aún del rey de los supermercados, Mercadona. Por cuota de mercado por superficie de venta, Mercadona lidera el ránking con el 15,2%, cinco puntos por encima de DIA y casi seis puntos más que Bon Preu. Asimismo, por superficie, Bon Preu está en plena pugna con Condis, que se encuentra a tan sólo unas décimas de alcanzar a su principal rival en Cataluña.

Bon Preu ha logrado desbancar a DIA por dos motivos. El primero de ellos es el fuerte descenso de la cadena alimentaria dirigida por el empresario ruso Friedman, mientras que Joan Font ha apostado claramente durante el pasado ejercicio y este 2021 para tratar de aumentar su ventaja respecto a su principal competidor. El sector tiene una dura competencia, con más de una treintena de grandes supermercados, sin embargo tener una mayor superficie es sinónimo de liderar el ránking.

Según las cifras aportadas por la Generalitat, Bon Preu ha recortado también distancias con Mercadona en superficie de venta. La empresa de Juan Roig supera en 120.000 metros cuadrados a la de Font, pero la cuota brecha se reduce a niveles de 2013.

BON PREU REDUCE DIFERENCIAS CON MERCADONA

Bon Preu ha aprovechado el año más duro de la pandemia con la apertura de siete establecimientos, y en este 2021 podría acortarse aún más con las nuevas reformas emprendidas en sus establecimientos y nuevas tiendas, así como grandes centros de distribución que podrían dar pie a más aperturas. Durante el pasado 2020, Bon Preu invirtió 140 millones de euros, siendo uno de los supermercados más activos.

La facturación de Bon Preu ha alcanzado los 1.625 millones de euros en su último ejercicio fiscal, mientras DIA registró en toda España una facturación de 4.500 millones tras cerrar cerca de 450 tiendas en el país.

A estos tres grandes grupos les siguen por cuota de mercado por superficie Condis, con un 8,9%; seguida de Caprabo, con el 8,2%; Carrefour, un 6,3%; Lidl, el 4,8%; y GM Food, con el 4,6%. Consum y Aldi se sitúan con el 4,4% y 3,1%, respectivamente.

LAS EMPRESAS FACTURAN MÁS PESE A LA CAÍDA DEL CONSUMO

Con la pandemia y pese a la caída en picado del consumo de los hogares, los grupos de distribución fueron los claros vencedores de la crisis, con Bon Preu en las primeras posiciones. La facturación de las 50 empresas más importantes y que suponen el 62% del total alcanzaron los 14.190 millones de euros. Tres de cada cuatro empresas han visto incrementados sus ingresos a cierre de 2020.

Eso sí, la competitividad en el sector continúa en 2021 casi de forma imparable. Estas grandes empresas han incrementado el número de establecimientos en un 4%, hasta alcanzar los 5.198 puntos de venta, donde se emplean a un total de 72.841 personas, un 10,6% más. Según el informe de la Generalitat, los trabajadores en ERTE han contabilizado como empleo activo.

En este sector, el 70% de los directivos son hombres, mientras que el porcentaje desciende al 55% en los puestos intermedios. El 45,9% de estos empleos están ocupados por mujeres. En los puestos más bajos de la cadena, las mujeres tienen una mayor presencia, hasta el 65,5% del total.

AUMENTO DE PRECIOS PARA CUBRIR COSTES

En este 2021, los supermercados han incrementado precios para asumir los altos precios de la electricidad. Ésta es la gran preocupación de estas empresas. De cara al 2022, la mayoría del sector espera incrementar su oferta en productos cocinados listos para consumir, mientras mantendrán su oferta en el resto de los lineales.

No obstante, las empresas que facturan más de 100 millones, como Bon Preu o Mercadona, esperan incrementar la oferta de los productos frescos, alimentación, bebidas, congelados, precocinados, listos para consumir, higiene y limpieza. Curiosamente, no esperan aumentar la oferta de productos ecológicos de forma tan brusca como el resto. En cambio, éstos últimos serán el mayor reclamo para atraer a los consumidores en las firmas que facturen menos de 100 millones.

Por otro lado, la venta online no arranca en Cataluña. Los consumidores tan sólo compran el 2,49% de sus productos cotidianos a través de esta vía, y la cuota baja prácticamente a la mitad en productos no cotidianos. Todo, a pesar de que la totalidad de las empresas tienen una tienda online, realizan entregas a domicilio y el 82% dispone de un servicio de recogida en tienda, mientras que el 19% tiene, además, un punto de recogida.

GRANDES SUPERFICIES FRENTE A LAS PEQUEÑAS

En otro orden de cosas, las empresas han considerado el producto y la selección de proveedores como la principal inversión, seguida de la tecnología. De esta forma, las empresas con más de cien millones de facturación han emprendido su transformación digital durante el último año, especialmente centrada en la organización y capacidades del equipo humano. Más del 50% de estas firmas espera haber recuperado la inversión en dos años.

Si bien, para el 2022, habrá un incremento de la inversión enfocada a los procesos logísticos, como está haciendo Bon Preu recientemente en Tarragona. Asimismo, la tendencia es abrir cada vez superficies más grandes, donde realizar toda la compra de una sola vez. Los modelos de las tiendas más pequeñas, de menos de 150 metros cuadrados, están perdiendo protagonismo.


- Publicidad -