domingo, 28 noviembre 2021 12:39

El primo turco de Zumosol: así reviven las naranjas

Zumosol es la marca histórica de zumo de naranja por excelencia en España. Sin embargo, ¿sabemos de dónde vienen sus frutas? En los últimos años, la marca de zumos ha cambiado de manos pasando de Pascual a los turcos de Toksöz , consiguiendo reflotar este rentable negocio.

Hace unos días, MERCA2 se hizo eco de la problemática que se está viviendo con las naranjas que provienen de Sudáfrica. Según reclaman las asociaciones citrícolas, las naranjas sudafricanas que se venden en los lineales europeos no están producidas bajo los estándares que reclama la propia Unión Europea a sus productores.

Además, estos productos no cumplen con las exigencias de sanidad vegetal. Se trata de unas frutas que vienen contaminadas con plagas realmente peligrosas como el CBS o la Thaumatotibia leucotreta. Todas estas ventajas con las que cuenta Sudáfrica se traducen en una competencia completamente desleal. Las agrupaciones también ponen el foco en las facilidades que le otorgó la UE a la África Meridional en el acuerdo con los aranceles.

Las naranjas que encontramos en los lineales se usan tanto por los consumidores de a pie para su consumo como por las industrias para elaborar sus productos. En este momento es cuando entra Zumosol. La marca líder en España confirma a MERCA2 que el origen de sus naranjas es 100% español. Córdoba o Valencia son dos de las provincias que le proveen.

En 2013, Zumosol cambió de manos pasando del grupo Pascual al grupo Toksöz

Además, en la web señalan que sus zumos están «fabricados a partir de ingredientes 100% naturales». En sus cartones también aparece que está elaborado con naranja 100% exprimida. Su planta envasadora se encuentra en España. En concreto, la planta de envasado se encuentra en Palma del Río, Córdoba, desde donde se envasa de forma exclusiva las botellas de Zumosol.

ZUMOSOL, DE PASCUAL A TOKSÖZ

La imagen del primo de Zumosol está presente en el imaginario colectivo de toda la sociedad española desde finales del siglo pasado. La empresa nació de la mano del grupo Pascual que, tras años siendo líderes en el mundo de la leche, decidieron adentrarse en el de los zumos. Las ventas no iban del todo mal, pero a principios de la década de 2010 las cosas se empezaron a tambalear y Pascual decidió cortar por lo sano.

En 2013, la empresa familiar Toksöz se hizo con Zumosol. Este era el principio de un nuevo tiempo para la compañía. La operación se saldó con 40 millones de euros donde, además de la marca, también entraba la planta de Palma del Río, la segunda más grande de Europa. Solo cuatro años después, Zumos Palma (filial española de los turcos) facturaba el doble que en la etapa Pascual.

Sin embargo, a finales de 2017, Zumos Palma decidió hacer un hueco a la brasileña Citrosuco. El acuerdo se basa en el alquiler de la planta con opción a compra, que le permitía el uso de la planta de tratamiento de fruta y elaboración de zumo durante los próximos tres años, pero no de las líneas de embotellado. Esto le permitía a la marca de Zumosol incrementar la capacidad de producción de zumos recién exprimidos.

Sin embargo, desde 2018, la filial española a la que pertenece Zumosol empezó a buscar potenciales alianzas comerciales o financieras para la línea de envasado de la fábrica. En julio de 2019, una vez acabado el periodo de arrendamiento, Zumos Palma vendió la línea de envasado al grupo empresarial LCG Fruits. Sin embargo, según explicaban los nuevos dueños, Zumosol seguía y sigue siendo propiedad de los turcos.

MÁS ECONÓMICO EL ZUMO NATURAL CASERO

Está claro que comprar zumo de naranja embotellado es mucho más cómodo y nos ahorra tiempo. Sin embargo, no es especialmente favorecedor para nuestro bolsillo. Según alerta la OCU, «con un kilo de naranjas se puede hacer medio litro de zumo. En plena temporada el precio por kilo ronda los 0,80 euros; fuera de temporada, se puede duplicar». De esta forma, para conseguir un litro de zumo recién exprimido en casa necesitaremos dos kilos de naranja, lo que tendría un precio que oscila entre el 1,5 y los 3 euros.

Pero, ¿es realmente saludable beber zumo de naranja? Muchos nutricionistas y médicos lo desaconsejan ya que, según han revelado diversos estudios, el azúcar de los zumos naturales no es tan saludable como se piensa. Además, se le ha relacionado con el aumento de peso y el aumento de riesgo de cáncer.

Los zumos no entran dentro de las cinco porciones diarias de frutas y verduras, puesto que no contienen la misma cantidad de fibra que una pieza entera, pero sí que concentran todo el azúcar libre de la fruta. A pesar de estos anuncios por parte del personal médico, mucha gente tiene la costumbre de tomarse en el desayuno un zumo de naranja. En el caso de querer mantener el hábito, es preferible el natural al envasado, a pesar de lo que pueda pensar el primo de Zumosol.


- Publicidad -