lunes, 6 diciembre 2021 11:13

Deliveroo retrasa su salida de España en plena batalla con sus ‘riders’

Deliveroo ha hecho aquello de ‘donde dije digo, digo Diego’. La plataforma de ‘delivery’ ha retrasado su salida de España, programada para el mes de septiembre, al menos un par de meses más. Este retraso se debe a varios frentes abiertos que debe solucionar con sus ‘riders’.

Resulta llamativo ver por las calles a repartidores de Deliveroo después de que, en agosto, una vez aprobada la denominada ‘ley rider’, la compañía de reparto anunciase que dejaba de operar en España. Sin embargo, esta decisión se va a tener que retrasar aún unos cuantos meses más.

Según han recogido varios medios, Deliveroo ha retrasado el fin de operativa en España y acaba de iniciar el proceso de consulta a sus empleados sobre el cierre de sus operaciones en el país. La empresa lanzó un comunicado el pasado 30 de julio donde anunciaban esta consulta para sus trabajadores nacionales, algo que se ha retrasado hasta el 25 de este mismo mes, es decir, más de dos meses más tarde de lo que dijeron.

La empresa achacó esta salida del país a los malos datos económicos que estaban teniendo. Según Deliveroo, «España representa menos del 2% del GTV de Deliveroo en el primer semestre de 2021». Su marcha del mercado español se debía a unas cuestiones puramente de beneficios. Sin embargo, resultaba cuanto menos curioso que la empresa británica lo comunicase justo cuando el ministerio de Yolanda Díaz ponía en marcha la ‘ley rider’. Su aplicación obligaba a contratar a los repartidores que, hasta ahora, trabajaban como falsos autónomos. La contratación de este personal la iba a ahogar económicamente.

La mala estrategia publicitaria de Deliveroo hace que no consiga despegar

La consulta sobre la salida del país se ha retrasado por la auditoría que tenía que realizar Deliveroo para formalizar la marcha de España. Sin embargo, este proceso con sus trabajadores es un simple trámite ya que la compañía ya ha confirmado su salida. Esto supondrá que más de 3.800 trabajadores de la empresa de reparto de comida a domicilio entrarán en un Expediente de Regulación del Empleo.

MALA ESTRATEGIA DE MARKETING

Pero este no es el único problema que se le plantea a Deliveroo. Según denuncia el sindicato Riders X Derechos otro de los retrasos en su consulta es porque había dado de alta en la Seguridad Social a parte de sus trabajadores en régimen de media jornada cuando trabajaban 40 horas semanales.

Sin embargo, la marcha de Deliveroo de España no es algo que haya sorprendido a sus extrabajadores. Desde 2019 ya se vaticinaba este desenlace. El concepto de empresas como Deliveroo o Glovo se basa en expandirse muy rápido por los mercados, lo que les hace quemar dinero. En algún momento estas empresas serán rentables, pero no en un corto periodo de tiempo. El objetivo con el que trabajan actualmente es el de ser las líderes, y lo intentan a toda costa.

En una de las tantas rondas de financiación que inició Deliveroo, contó con el apoyo de Amazon. La empresa fundada por Jeff Bezos inyectó 575 millones en la compañía. Con este sustento, la empresa británica decidió salir a la Bolsa de Londres con un resultado catastrófico. Se le considera la peor salida a bolsa en la historia de Londres.

Quizás, el principal problema que tiene Deliveroo son las pésimas campañas publicitarias que elaboran. La compañía solo invierte un tercio de sus ingresos totales al marketing, siendo esta área una pieza troncal en este tipo de empresas. No se promocionan cuando llegan a un país, lo que hace que nadie sepa que están allí, haciendo que no tengan pedidos.

FRACASO ANTE GLOVO

En numerosas ocasiones, Glovo ha sido capaz de imponerse a Deliveroo arrinconando así a la empresa británica. Quizás, el movimiento clave fue hacerse con un acuerdo exclusivo con McDonald’s. Esto hizo que las ventas de Glovo crecieran como la espuma en detrimento de Deliveroo.

Según extrabajadores de la compañía británica, los números con el acuerdo que ofrecía McDonald’s no salían. Sin embargo, desde el punto de vista del marketing, era una oportunidad de oro ya que significaba estar en todas partes. En ningún momento hizo el amago de firmar ningún tipo de acuerdo con ellos, lo que agrandaba aún más los problemas.

La marcha de Deliveroo ha sido muy fructífera para Glovo. La empresa española se ha quedado con la mayoría de acuerdos que tenía la británica con las cadenas de restauración. Un ejemplo reciente de esto es el de Five Guys. Después de que Deliveroo anunciase su marcha, la hamburguesería decidió buscar una alternativa para los pedidos a domicilio.

El retraso en la marcha de Deliveroo de España le va a suponer un gran coste económico. Desde septiembre su parte del pastel se lo reparten entre Glovo y Uber Eats, algo que no va a cambiar de aquí a final de año. Los problemas que tiene Deliveroo en España lo tiene también en otros países. Mucho debe cambiar para conseguir que su negocio remonte.


- Publicidad -