domingo, 28 noviembre 2021 13:22

IFM salva la opa por los pelos y entra en el accionariado de Naturgy

Se acabó: los accionistas han decidido. La opa de IFM sobre Naturgy ha resultado parcialmente fallida, toda vez que el fondo australiano no ha conseguido su objetivo de convencer a entre el 17% y el 22,69% del accionariado de la energética. Finalmente IFM solo cuenta con el 10,83%, así pues, el número de acciones de Naturgy comprendidas en las declaraciones de aceptación de la Oferta asciende a 105.021.887. Francisco Reynés e Isidre Fainé han conseguido su propósito solo a medias. Si bien han frenado considerablemente el objetivo del fondo australiano, finalmente éste entrará en el accionariado de la empresa.

En el comunicado recibido por la CNMV firmado por Serge Morel, el Managing Director de Global InfraCo O (2) S.à r.l., brazo ejecutor de la opa, contratado por IFM Investors, el oferente comunicó que había decidido “renunciar a la condición de aceptación mínima en los términos descritos en el Folleto y, en consecuencia, adquirir la totalidad de las acciones que han sido ofrecidas en la Oferta, es decir, 105.021.887 acciones de Naturgy, representativas del 10,83% del capital”.

Naturgy y Criteria Caixa han conseguido frenar las aspiraciones de IFM con la confianza de los accionistas

Y es que a pesar de que de acuerdo con lo establecido en el apartado 2.4.1 del Folleto aprobado por la CNMV en su momento, la efectividad de la Oferta estaba condicionada a su aceptación por, al menos, el 17% de su capital social, IFM se había cubierto las espaldas haciendo efectiva la clausula que le permitía rebajar ese objetivo hasta el 10%.

CUARTO ACCIONISTA DE REFERENCIA

IFM se convierte de esta manera en el cuarto accionista de referencia de la gasista, tras Criteria Caixa que cuenta con el 26,52% de las acciones, y los fondos CVC Capital Partners, que tiene un 20,72% del capital social y Global Infrastructure Management, que cuenta con el 20,64%.

El fondo australiano contará con casi un 11% de las acciones y, a partir de ahí, podría ir incrementando su presencia al igual que ha hecho últimamente y que podría seguir haciendo Criteria Caixa (ha pasado de un 24,8% en mayo a un 26,52% en octubre).

BATALLA POR EL CONSEJO

La batalla de la opa ha terminado, pero la guerra por la presencia en el Consejo de Administración continúa. La primera concluye con regusto agridulce de Naturgy y Criteria Caixa, ya que han conseguido que IFM no alcanzase sus objetivos iniciales y han demostrado que el accionariado confía tanto en la utility como en la entidad bancaria. Pero no se han quitado de encima al fondo australiano (cosa que era sumamente complicada), y tendrán que lidiar con él como otro accionista más de referencia.

El enfrentamiento por el Consejo de Administración está servida. IFM pretendía exigir dos consejeros dominicales si lograba como mínimo el 17% de las acciones. Al quedarse lejos de ese porcentaje, ahora su propósito parece encaminado a conseguir como sea un consejero. Pero Criteria Caixa, que previsiblemente seguirá comprando acciones hasta acercarse al 29,9%, podría pedir un tercer consejero dominical (ya cuenta con dos), que por números podría corresponderle. En definitiva, lo que parece claro es que se reducirá el número de consejeros independientes.

EL PESO DE LOS PEQUEÑOS ACCIONISTAS

Desde el pasado 14 de septiembre, IFM había venido vaticinando una fuerte caída del valor de Naturgy a partir del día siguiente a que concluyera el plazo de aceptación de la opa, basándose en el comportamiento de Iberdrola y Endesa tras el ‘decretazo’ del Gobierno. El fondo australiano afirmaba que Naturgy no caía en bolsa porque el precio de la opa sujetaba el valor, cosa cierta, durante los primeros días.

Tras todas estas declaraciones, lo que se escondía realmente era el interés de IFM de atemorizar a los pequeños accionistas especialmente, aunque también a los accionistas institucionales, con una posible debacle del valor a partir del lunes 11 de octubre, avisándoles de que si no acudían a la opa, verían como sus acciones se devaluaban considerablemente en dos días.

Muchos de los que creyeron ciegamente en las afirmaciones de Jaime Siles, cabeza visible de IFM España, se tiraban de los pelos este miércoles cuando veían como la acción de Naturgy subía casi un 4% y superaba con creces el precio de la opa. Habían vendido sus acciones por miedo y el mercado hacía todo lo contrario de lo que vaticinado por parte del fondo inversor.

Pero es que tras conocerse el resultado de la opa, y retirarse la suspensión de cotización del valor durante parte de la jornada de ayer jueves, las acciones de Naturgy se disparaban y llegaban a subir más de un 8% alcanzado los 24,87, euros, 2,8 euros más que el precio de la opa pagado por IFM.

Desde Naturgy ya se había afirmado que el valor de la empresa era superior al que marcaba su cotización en bolsa, y al precio acordado por IFM para lanzar la opa parcial, pero el ‘decretazo’ del Gobierno, con la intervención de los beneficios de las eléctricas para rebajar el precio de la luz, hizo que la gasista tuviera que reconocer dos días después del consejo de ministros, que el precio ofertado era “razonable”, ante las fuertes caídas de Iberdrola y Endesa.

Ahora el mercado parece dar la razón a Naturgy y quitársela a todos los analistas que han aconsejado durante semanas aceptar la opa porque el valor no aguantaría el precio.


- Publicidad -