domingo, 24 octubre 2021 7:06

José Luis Lapuente (DOCa Rioja): «El año pasado los mercados exteriores respondieron muy bien»

Tras un año complicado debido a la pandemia, el sector vinícola comienza a ver el futuro con optimismo. Es por eso que desde MERCA2 hemos querido acercarnos al sector para hablar sobre esta campaña y las previsiones de venta para lo que queda de año. Para ello, los presidentes y directores generales de las diferentes denominaciones de origen se han sentado a conversar con nosotros.

En esta ocasión, el protagonista de esta nueva entrega de ‘Entre uvas’ es el director general del Consejo Regulador de la DOCa Rioja, José Luis Lapuente. Esta región cuenta con una historia milenaria en la producción vinícola. Es por eso, junto con su carácter innovador, que hace que sus vinos sean de una calidad excelente premiados por los consumidores.

En lo referente a la vendimia, Lapuente afirma que se extenderá prácticamente todo el mes de octubre. «Hasta el momento hemos recogido entorno al 20% del total. Estamos en fechas un poco más retrasadas que el año pasado, aproximadamente una semana. De todas formas, es tradicional que la vendimia en Rioja se extienda por estos dos meses (septiembre y octubre)».

El máximo referente de la DOCa Rioja afirma que tienen unas expectativas muy optimistas en cuanto a la calidad. Además, añade que están «mirando al cielo porque ahora el enemigo mayor es la lluvia y, sobre todo, estos fenómenos atmosféricos que han sido tan drásticos en clave de tormenta. En medida en el que las condiciones fueran favorables, completaríamos un ciclo que apunta alto. La uva llega a este final muy sana. Solo nos queda tener paciencia y, sobre todo, la esperanza de que se va a gratificar esta labor que realiza a lo largo de todo el año el viticultor y que llega a este momento crítico de septiembre y octubre a aspirar a que el tiempo nos respete».

«La valoración del vino hay que hacerla los primeros descubes»

CAMPAÑA

Por el momento, José Luis Lapuente no puede desvelar mucho de lo que serán los vinos de las uvas que están aún recogiéndose. «La valoración del vino hay que hacerla no tanto en la entrada de la uva, que también, sino viendo los primeros descubes. Los primeros mostos que se empiezan a obtener giran en torno a vinos blancos y son muy aromáticos, muy expresivos por lo que el apunte puede ser más esperanzador».

Sin embargo, el presidente de la DOCa Rioja se muestra ilusionado con la campaña. «Es una carrera de fondo y todavía la uva tinta se está empezando a recoger. Tardaremos también en ver esos primeros descubes, valorar esos primeros vinos. En ese sentido, y más allá de que queden por delante dos fermentaciones que hace el producto, podemos empezar a tener sensaciones».

Además, explica que «lo cierto es que el círculo se cierra cuando el vino esta hecho, podemos evaluarlo, y esto no va a ocurrir hasta finales de diciembre. Es un proceso riguroso y prolongado en el tiempo que terminará en marzo cuando tengamos una foto final para ver si todo esto se ha materializado».

VENTAS Y EXPOTACIONES DE LA DOCa RIOJA

En cuanto a las ventas nacionales, el presidente de la denominación ha explicado lo que ha supuesto para ellos la pandemia. «La comercialización debería mantener una senda de crecimiento que se inició fundamentalmente en el segundo trimestre del año. Empezamos el trimestre con nuevas restricciones. Para Rioja la hostelería es un socio clave, cualquier tipo de restricción en el negocio hostelero tiene un efecto significativo. Esas restricciones nos hizo tener un comienzo de año duro. A partir de ahí hemos visto como se ha ido produciendo un crecimiento sostenido en el tiempo».

Sin embargo, estos problemas que se le presentaron a Rioja durante el año 2020 a nivel nacional, no fueron iguales a nivel internacional. Según el directivo, la exportación afortunadamente sigue respondiendo de una manera muy favorable. «Incluso durante el año pasado, con toda la dureza que tuvo, los mercados exteriores respondieron muy bien a toda la oferta de Rioja. Siempre ponemos el acento en que el nivel de confianza que observa nuestro producto, por la relación calidad-precio, hace que tenga una penetración importante en los mercados y la confianza de los consumidores internacionales», explica.

Además, señala que el acceso al mercado es diferente en las dos vías. Mientras que en España su punto fuerte de ingresos es la hostelería, en otros mercados es la distribución. «No tenemos tanto peso en la hostelería por lo que las restricciones nos penalizaron menos puesto que entramos por el canal de alimentación. Vimos un componente positivo por parte de las exportaciones el año pasado lo que nos llevó a jugar el efecto negativo en el mercado doméstico y aliviar un poco las cifras al cierre del año».

Este crecimiento les ha llegado incluso a mercado tan importantes como EE.UU. y Reino Unido o en China y México, lugares muy castigados al comienzo de la pandemia y que poco a poco han sabido recuperarse. «La tendencia si no hay ningún factor exógeno que influya es esperanzadora y de la misma manera el cambio de circunstancias que estamos viviendo también en el país hace tener cierta ilusión por lo que pueda dar de sí la campaña de Navidad», concluye.


- Publicidad -