miércoles, 1 diciembre 2021 9:56

Las cerveceras sufren las restricciones y la falta de ayudas

Las constantes restricciones autonómicas y estatales junto con la falta de turistas extranjeros han golpeado a las cerveceras. La facturación del sector se ha desplomado un 28%, hasta los 6.100 millones de euros, pese a ser uno de los sectores más dinámicos en España.

la limitación política podría llevar a la quiebra a un gran número de productores de cerveza

La producción del sector cervecero ha descendido con fuerza. Las pequeñas productoras registraron caídas del 40% por su mayor dependencia de la hostelería local, prácticamente cerrada en numerosos municipios debido a las duras restricciones municipales, autonómicas y estatales. Las ventas del sector se han desplomado casi un 40% en los cinco primeros meses de 2021 respecto al mismo periodo de 2019.

EL CONSUMO DE CERVEZA EN EL HOGAR, MAYOR QUE EN HOSTELERÍA POR PRIMERA VEZ

Los cierres perimetrales tuvo consecuencias nefastas para la hostelería. La falta de turistas nacionales y extranjeros junto con la imposibilidad de poder abrir con normalidad no sólo fue un mazazo para hoteles y restaurantes.

Y es que, directamente se vieron afectados otros sectores de alimentación, como la cerveza. Las ventas por este canal son las principales para esta bebida. Los datos de los cerveceros ponen de manifiesto esta grave situación. Tan solo el 38,6% de la cerveza se vendió a través de la hostelería frente al 61,4% a alimentación.

Asimismo, pese a la relajación de las restricciones durante este 2021, las ventas de cerveza continúan un 11% por debajo de 2019. Las cerveceras confían en la recuperación para salir de este bache, pero insisten en evitar medidas que frenen la recuperación. Madrid se ha convertido en el máximo exponente en favor de la economía. La presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, ha eliminado toda restricción y la hostelería puede abrir como antes de la pandemia.

En Cataluña, por otro lado, es la antítesis. Las reuniones continúan limitadas, mientras que el ocio nocturno sigue sin poder operar con normalidad y en el interior de los locales hay limitaciones de aforo. Ahora, la Generalitat estudia imponer el pasaporte covid para poder acceder a estos sitios. El sector espera que esta la normalidad en Madrid se traslade a los otros territorios de España para volver a la senda de la recuperación.

Con la hostelería prácticamente cerrada en 2020 y parte de este 2021, el consumo de cerveza ha pasado a los hogares. Por primera vez, el consumo de esta bebida en los hogares supera al de la hostelería, el 56% de las ventas frente al 44%, respectivamente. En 2019, el consumo en el hogar apenas fue del 30%, frente al 70% en la hostelería.

PÉRDIDA DE OPORTUNIDADES DE VENTA POR LAS RESTRICCIONES

A pesar de duplicar el consumo en el hogar, no ha compensado la caída global del sector. Y es que, se consume más cerveza en el bar que en casa. Según los datos de los cerveceros, se perdió cerca de un 30% de oportunidades de compra de cerveza en hostelería u otro canal. Esta caída ha pasado factura también a los bares y restaurantes, que han sufrido un descenso del 53% en sus ingresos.

El sector tiene claro que las áreas con medidas más restrictivas han sufrido una pérdida mayor de consumidores de cerveza fuera del hogar. Por estos motivos, el sector cervecero considera que el Gobierno debe incluirlos dentro de los programas de ayudas directas. A su juicio, es un sector relevante para la economía española por «su enorme contribución a la generación de riqueza«.

El sector pone en valor su aportación a la economía. La caída de la facturación se ha traducido en una menor recaudación de impuestos de este sector para el Estado. Según los cálculos, en 2020, el sector aportó un 33% menos respecto a 2019, hasta 4.000 millones de euros menos, según las estimaciones de Europe Economics.

Asimismo, los productores de esta bebida asociada al consumo social y familiar han indicado que España era el tercer país que más empleo generaba entorno a este producto, tras Alemania y Reino Unido. En 2019, la cerveza generaba casi 9.500 empleos directos y otros más de 420.000 indirectos, casi el 90% en hostelería. Este sector, ahora, es el más golpeado por la figura de los ERTEs.

EL SECTOR PIDE AYUDAS DIRECTAS

A juicio de los cerveceros, las restricciones sobre la hostelería, el principal canal de venta y consumo de cerveza, «podría llevar a la quiebra a un gran número de productores de cerveza», especialmente a las pequeñas empresas. Por esta razón, han considerado que el sector es merecedor de estas ayudas.

«Desde que comenzó la pandemia, llevamos reclamando ayudas para el sector cervecero defendiendo los intereses de todas las compañías que lo integran con independencia de su tamaño. Este plan de ayudas es especialmente necesario para las más pequeñas«, ha indicado recientemente Jacobo Olalla, director general de Cerveceros de España.

Olalla ha incidido en la necesidad de recuperar turismo para reactivar la economía, no solo al sector cervecero. «Para seguir siendo uno de los países del mundo más atractivos para los turistas, es primordial recuperar una hostelería y una oferta turística competitiva y segura», ha considerado. A su juicio, el consumo moderado de cerveza «tiene un papel fundamental por su vinculación a ese estilo de vida tan nuestro».


- Publicidad -