jueves, 21 octubre 2021 13:00

Alternativas al Imserso en venta: el sol no espera y los mayores tampoco

Los viajes del Imserso, ni están, ni se les espera. Definitivamente la iniciativa privada ha visto las oportunidades de negocio que deja el vacío de los viajes para mayores subvencionados. Ante la demora del programa público, Mundisenior, Viajes el Corte Inglés o la Asociación Cultural de Mayores de Fuenlabrada (Acumafu) inician su calendario vacacional. El sol no espera y los mayores tampoco. En cuanto al sector turístico, celebra el arrojo de los promotores. La patronal hotelera también aplaude cualquier reactivación: «el Imserso no debería no ser un problema, debería ser una palanca de activación», afirma Jorge Marichal, presidente de Cehat.

Varios turoperadores lanzan ofertas a la demanda embalsada de un colectivo de viajeros deseosos de disfrutar de la temporada baja turística y con tiempo y dinero para cumplir sus expectativas. Mundosenior, marca de Ávoris Corporación Empresarial, se adelanta un año más al programa de turismo del Imserso.

Y en esta ocasión con muchas más opciones que en temporadas anteriores, porque sin adjudicación, ni programa subvencionado a la vista, el principal competidor queda fuera de la ecuación. El turoperador pondrá a la venta su programa de otoño-invierno a partir del próximo lunes 27 de septiembre.

La programación prevista para los meses de octubre a junio de Mudosenior es similar a la del programa oficial del Imserso. Está compuesta de circuitos culturales por España, circuitos por Europa, viajes a Canarias y Baleares, costa peninsular y estancias.

Los primeros autobuses del programa ‘Vamos a la playa’ de Acumafu salen el próximo lunes 27 de septiembre. La asociación dispone de 1.500 plazas para viajar «hasta que se ponga en marcha el Imserso» a destinos como Benidorm, Asturias, Cantabria, Picos de Europa y Castilla y León.

En cuanto a los precios de la asociación de mayores de Fuenlabrada, abierta a todos los interesados, «son muy bajos y mejoran las ofertas anteriores del Imserso, facilitando así que los mayores con pocos recursos y pensiones bajas, puedan viajar ‘todo incluido’», explican los organizadores.

El primer viaje a Benidorm, de siete días y seis noches, con desplazamiento en autocar, régimen de pensión completa y alojamiento en habitaciones dobles tiene un precio de 250 euros para socios (10€ más para los no socios).

Desde Acumafu atribuyen los bajos precios que abren el acceso a más personas, a «la colaboración de varios grupos hoteleros de España que comparten el objetivo de impulsar el turismo seguro en sus establecimientos» y agradecen también la colaboración de «las agencias de viaje que están gestionando cruceros y destinos muy interesantes para nuestros mayores».

«EL IMSERSO NO DEBERÍA SER UN PROBLEMA»

La patronal hotelera no oculta su malestar por la deficiente gestión de los viajes del Imserso y por el daño que ocasiona a un sector que necesita mantener la actividad como sea y que no se puede permitir el lujo de parar, después de un verano que ha sido «un espejismo» por una demanda nacional que no se ha movido del país.

Jorge Marichal, presidente Cehat, insistía este jueves en que «llevamos años denunciando que  se sacaban los pliegos o no se llegaba a tiempo», y en esta ocasión, además, «los pliegos no están en la realidad» y añade que el sistema del Imserso «no es sostenible».

Esa parte del sector que participa del programa público de viajes, «no puede acumular perdidas año tras año», porque «esto ya se ha convertido en susto o muerte» para esos hoteles que firman (quinquenios) manteniendo plantilla en temporada de baja ocupación, sólo por el Imserso. «Y que firmen ellos, a los que no les queda más remedio, no implica que sea justo», apunta el líder sectorial.

Por otro lado, asegura que es «mentira» que se haya retrasado la adjudicación a causa de los recursos interpuestos por los hoteleros, «es mentira», insiste. «Claramente, muchos hoteleros necesitaban perder por no desaparecer, por eso no pedimos en ningún momento medidas cautelares», de hecho, los responsables de los viajes del Imserso «deberían ser más diligentes y comprometidos con un sector que lo pasa muy mal», añade.

«Pedimos una dotación mayor para el programa del Imserso, sabíamos que nuestros mayores querían salir, además es un negocio para todos, mayores, hoteleros, transportistas, restauradores, museos, para toda cadena de valor, pero también para el Gobierno, que recauda, y para el empleo», asegura.

En definitiva, «el Imserso no es sostenible», es más «debería ser una palanca de activación y es un problema», concluye Marichal. A preguntas de la prensa, el presidente de Cehat no se ha pronunciado sobre la posibilidad de la que los viajes no arranquen hasta 2022, según apuntan fuentes del sector.


- Publicidad -