domingo, 24 octubre 2021 6:03

Ferrero apuesta por las tabletas de chocolate para seguir su plan de diversificación

Ferrero sigue con su plan de diversificación. La compañía ha dado un paso más en la oferta de productos que componen su porfolio. Después de años de estudio, la empresa ha lanzado al mercado de varios países europeos su primera tableta de chocolate. Este producto se une a la oferta de bombones, galletas o helados, su incorporación para este verano.

Este lanzamiento no ha sido prematuro. Han sido necesarios tres años de investigación y experimentación con 300 recetas de Ferrero al estilo italiano para desarrollar su primera tableta de chocolate. La empresa lo ha lanzado con el nombre de Ferrero en países como Francia, donde el éxito de la marca es absoluto.

Este producto, que ya ha salido a la venta en algunos países y otros verán su llegada antes de final de año, consiste en una barra rellena con chocolate con leche, chocolate negro o chocolate blanco, depende de la versión que elijas. Coronando cada onza se encontrará una pequeña cúpula que recuerda a las rocas. El tamaño de estas tres tabletas será de 90 gramos.

Una de las prioridades de la marca es que otros fabricantes no puedan copiarles. Para intentar evitarlo, Ferrero ha blindado su producto con una serie de patentes. «El tecnicismo es tal que el producto es inimitable», según Camille Chipot, directora de marketing de chocolate en Francia. Con este chocolate, el grupo de alimentación espera tener el mismo éxito que con los helados que sacó a los lineales en febrero.

Para evitar plagios, Ferrero ha blindado su producto con una serie de patentes

La fecha de salida al mercado de sus tabletas ha sido muy pensada por Ferrero. En noviembre las grandes superficies ya se están preparando para la campaña de navidad, donde los bombones de la compañía tienen un hueco privilegiado en los consumidores de todo el mundo. El período es estratégico.

TABLETAS DE ALTA GAMA

La idea de Ferrero es que estas tabletas sean la gama alta de las barras de chocolate. Acorde con esta idea va su precio. Los 90 grados tendrán un precio de 1,99 euros y el kilo se comercializará a 22,11 euros. Esto está muy por encima del precio de su competencia como Lindt, cuyo precio supera los 20 euros por kilo.

Ferrero entra en un mercado a pelearse con gigantes del sector, como son el grupo Mondelez, que comercializa marcas tan conocidas como Milka y Côte d’Or; Lindt y Nestlé. Además, tampoco se puede dejar de lado las marcas blancas propias de las grandes cadenas, como Hacendado, que se llevan una gran cuota de mercado gracias a sus bajos precios.

Con este producto la compañía pretende reforzar su apuesta por la diversificación de la marca. Antes de la llegada de las tabletas, Ferrero ya tenía en los lineales de los supermercados otros productos aparte de sus emblemáticos bombones haciendo que su presencia en los hogares españoles sea mayor.

Uno de los últimos productos que hemos podido consumir de Ferrero han sido sus helados, que sacaron en febrero con vista a la campaña de verano. Además, para la vuelta al cole también se han metido en el mundo de las galletas con la comercialización de las Nutella Biscuits.

Con esta adaptación de sus productos, la marca puede conseguir mucha rentabilidad y posicionamiento sin tener que hacer un gran desembolso. Además, al entrar en los nuevos mercados con una firma tan potente como Ferrero hace que desde el principio esté posicionada y entre en lucha con los gigantes de cada sector.


- Publicidad -