martes, 28 septiembre 2021 19:29

Donuts, Nocilla, Ferrero… los dulces se enfrentan a los helados

Si hay un alimento estrella en verano ese es el helado. Por eso no sorprende que las marcas decidan dar una vuelta a su producto para poder comercializarlo durante los meses estivales en formato de paleta o cono. Este año Donuts, Nocilla, Ferrero y Haribo han decidido convertir sus bombones, bollos y gominolas en helados para reforzar su presencia en junio, julio y agosto.

Hay muchas marcas que tienen su imagen muy ligada a los meses de frío. Ferrero es el mejor ejemplo de ello, sus bombones son el icono de la navidad. Aunque es cierto que Donuts, Nocilla y Haribo son más atemporales, el tipo de producto que comercializan pierde parte de sus cualidades durante el verano, como es el caso de la crema de cacao que se vuelve más líquida con las altas temperaturas.

Es por eso que las marcas buscan desestacionalizar sus artículos para poder seguir sacando el mismo rendimiento durante todo el año. Para conseguir este propósito, estas compañías han decidido darle una vuelta a sus productos y hacerlos helado para su comercialización, ya sea en solitario o en acuerdo con otras empresas.

Uno de los que se estrenará en el mundo del congelado esta temporada será el Grupo Ferrero. La icónica marca de bombones anunció su entrada en el sector heladero comercializando una versión de sus míticos Raffaello y Ferrero Rocher. La intención de la marca es ir introduciéndose en este mercado poco a poco para situarse entre los líderes del sector.

El Grupo Ferrero adquirió en 2019 la empresa heladera ICFC, situada en Alzira. Desde la compañía ven esta incursión como una gran oportunidad y por eso lanza tres productos: Ferrero Rocher Classic, Ferrero Rocher Dark y Raffaello. Aunque de momento es un pequeño paso, la empresa italiana espera ampliar su porfolio en un futuro próximo.

LA MENORQUINA APUESTA POR DONUTS Y HARIBO PARA SUS NUEVOS HELADOS

Sin embargo, las otras tres compañías han decidido buscar un socio con el que lanzar sus helados. La Menorquina es la que más fuerte ha apostado por introducir nuevos sabores a su carta. La experta en elaboración de postres helados se ha asociado con Donuts para sacar su versión helada. Se podrán disfrutar de dos helados, una paleta con la clásica forma de la rosquilla y en tarrina de 500 cl.

Pero La Menorquina no se ha quedado aquí. Hace unos días comunicaba de la mano de Haribo que Ositos de Oro y Balla Stixx también podrían consumirse este año en formato congelado. Estos helados estarán disponibles durante todo el año. Con estos dos acuerdos, La Menorquina refuerza aún más su presencia en el sector. La empresa cuenta con una trayectoria de más de 80 años en la industria y tiene una fuerte presencia en el mercado nacional e internacional. Las tres compañías, La Menorquina, Haribo y Donuts, son icónicas en el ámbito de la distribución y con esta unión esperan poder reforzarse de cara a verano.

Las marcas consiguen rentabilidad sin hacer un gran desembolso

Por su parte, Unilever se ha unido a Idilia Foods para crear su catálogo de helados bajo las marcas Cornetto y Carte D’Or. Estos helados tendrán el sabor de Nocilla. Se trata de un acuerdo de licencia en el que Unilever se encarga de la fabricación de la nueva gama de productos, que serán siete en total. Los responsables de Nocilla consideran este paso como algo importante para la compañía, que logran de esta manera estar presentes en todas las formas de consumo que demandan los clientes. Además, para Unilever incrementar su porfolio con la presencia de esta crema de cacao hace que su carta sea aún más atractiva.

Hay otras marcas que, aunque ya estaban presentes en este sector, de cara a este verano han decidido reforzar su presencia. Este es el caso de Milka y Oreo. De hecho, estas dos marcas se han unido para sacar un helado conjunto aunando la forma clásica y el sabor de la galleta Oreo con una cobertura de chocolate Milka.

Con esta adaptación de sus productos, las marcas pueden conseguir mucha rentabilidad y posicionamiento sin tener que hacer un gran desembolso. El helado no deja de ser algo complementario a su línea de negocio. Además, es un sector en crecimiento y que para ellos representa una gran oportunidad para acercarse aún más a los consumidores y poder convertir sus productos en alimentos atemporales.


- Publicidad -