domingo, 19 septiembre 2021 14:24

Ribera prevé tensión en el mercado y Enagás se blinda para el invierno

El precio disparado del gas y las previsiones al alza para los próximos meses han puesto en alerta al Gobierno que ha adoptado medidas para contener el coste energético. En concreto del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), con la ministra Teresa Ribera al frente, ha pedido a Enagás que ponga en marcha un conjunto de medidas preventivas para reforzar el suministro de gas en invierno.

Se trata de incrementar las reservas de gas en España y evitar así problemas de suministro frente a la previsible repunte de la demanda energética por bajas temperaturas. La ruptura de relaciones entre Argelia y Marruecos o las menores entregas de Rusia, entre otras circunstancias, podrían afectar al suministro y el Gobierno se anticipa a futuros problemas instando a Enagás, como Gestor Técnico del Sistema, a tomar medidas previas.

El precio del gas se ha disparado un 500% y el precio de los derechos de emisión de CO2 también han subido como la espuma este año. España no tiene gas, por lo que depende de las importaciones, sobre todo de Argelia y Rusia. El problema es que nunca antes había existido una competencia tan feroz entre Europa y Asia para atraer las cargas de gas natural licuado (GNL) mundial. China y Japón están consumiendo gas a unos niveles nunca antes conocidos y eso hace que, ante la mayor demanda, los precios se disparen.

El presidente de Enagás, Antonio Llardén, ha concretado que Enagás ha lanzado una subasta extraordinaria en la que se han ofrecido 25 ‘slots’ extras y a la que se han presentado 61 comercializadores. Del mismo modo, ha puntualizado que «la primera medida es hacer un esfuerzo para incrementar los slots a las plantas de regasificación» y ha destacado que «trabajamos con un plan de invernal, ya aprobado».

A instancias del Ministerio de Transición Ecológica, Enagás ha subastado 25 slots extras para descargas de buques en plantas de regasificación. El presidente del gestor del sistema ha señalado que el Gobierno se está adelantado para hacer frente a la volatilidad de mercados gasistas en invierno.

En esta línea, el dirigente de Enagás ha destacado la anticipación del Gobierno y del Ministerio, y ha anunciado una serie de medidas preventivas para la garantía de suministro de gas en su plan invernal. También ha señalado que nunca han fallado Argelia como suministrador ni Marruecos como país de tránsito, en sus compromisos de suministro de gas a España. «Siempre han sido suministradores fiables», ha recalcado.

Para Llardén el precio de la luz ha subido «sólo en parte» a consecuencia del precio del gas. Si Rusia aumenta los envíos de gas a Europa este invierno los precios comenzarán a moderarse, del mismo modo que lo hará si las relaciones de España con el norte de África, de donde procede la mayor parte del suministro, son fluidas.

Y pese a la imposibilidad de controlar los factores externos que tienen una incidencia directa en el precio de la electricidad para el consumidor final, si cabe la opción de prepararse ante previsibles escenarios.

El modelo energético español, sus recursos específicos y su fuerte dependencia del gas, obligan a prevenir ante el que ya se anticipa como un crudo invierno.


- Publicidad -