domingo, 19 septiembre 2021 14:21

El Real Madrid vuelve a jugar en el Bernabéu entre andamios

El Real Madrid regresa a su estadio tras más de un año y medio sin jugar. El equipo aprovechó el parón provocado por el Covid para iniciar las obras que transformarían el Bernabéu en un estadio de nueva generación. Uno que además será clave para convertir a Madrid en capital del lujo europeo.

Los merengues disputaron su último encuentro en el Paseo de la Castellana en marzo de 2020, es decir, justo antes del confinamiento. Tras 560 días, en los que el equipo decidió utilizar el estadio Alfredo Di Stéfano como sede para disputar los partidos como local, las obras ya avanzan con rapidez. El club pretende tener terminada la remodelación del Bernabéu a finales de 2022.

De momento, el aforo será del 60 por ciento, unos 48.000 espectadores, contando la capacidad previa a la remodelación pero que podría verse reducido debido al estado de las gradas por las obras. Y es que en estos días la maquinaria y las obras, que se pueden ver mediante el tour del Bernabéu, no paran, incluso en los fines de semana y en horario nocturno. Los trabajadores encargados de la remodelación han vivido un verano frenético con vista al regreso de la competición al nuevo Bernabéu.

De hecho, el césped se colocó este lunes, para que esta semana ya estuviera bien asentado para el partido ante el Celta de Vigo de este domingo. En el partido correspondiente a la cuarta jornada de la Liga Santander, el primero como locales, el Real Madrid comenzará su nueva normalidad con dicha reapertura.

El césped colocado esta temporada será provisional hasta el verano de 2022

Sin embargo, este césped es provisional para esta temporada 21/22. El definitivo se colocará el próximo verano, cuando se iniciará el proceso para instalar el césped retráctil. Igualmente, ya se está completando la grada abatible del Bernabéu. Se encuentra situada en el lateral este y casi está lista para recibir a los primeros aficionados en el encuentro ante el Celta. Los operarios están colocando los últimos asientos perfilando los detalles para que no haya ningún problema de última hora.

NUEVO BERNABÉU

Como contábamos hace unos días, tras su remodelación este nuevo estadio se convertirá también en un centro de negocios. Esta gigantesca obra le ha costado a Florentino Pérez 57 millones de euros.

La remodelación traerá consigo la versatilidad del estadio para todo tipo de eventos, así como la optimización de la explotación de los palcos VIP y hospitality. Igualmente, reportará mayores ingresos en restauración, comercio, tours por el estadio y museo. El club aspira a conseguir 150 millones de euros más de ingresos de los que conseguía hasta ahora. A esto habría que añadir que, desde hace años, el Real Madrid trabaja en la concesión de su nombre en forma de apellido del Santiago Bernabéu a una gran empresa.

El techo retráctil, el marcador de 360º y la posibilidad de quitar el césped y colocar cualquier otro tipo de superficie, en un abrir y cerrar de ojos, confiere al nuevo Bernabéu una operatividad y flexibilidad sin límites a la hora de acoger cualquier tipo de espectáculo o evento multitudinario.

ENTRADA ESCALONADA

Este domingo la afición vuelve al estadio, pero con condiciones. La utilización de la mascarilla será obligatoria en todo momento y se reforzará la vigilancia del cumplimiento de esta medida tanto durante el partido como en los momentos de entrada y salida del estadio.

Se exigirá el cumplimiento de la distancia social entre los asistentes que en cada momento establezcan las autoridades sanitarias. Asimismo, se fijarán franjas horarias para el acceso escalonado al estadio. En el caso de abandonar el estadio antes de la finalización del partido no se permitirá acceder de nuevo al mismo. El desalojo a la finalización del evento será también escalonado.

Pero no todos los encuentros se regirán bajo estas normas. “En los partidos contra el FC Barcelona, Atlético de Madrid y fases eliminatorias de Champions League se establecerá otro sistema de venta que se comunicará previamente a todos los socios”, apuntan desde el club blanco.

Ahora solamente faltan los merengues. La ilusión de estos se ha desatado en los días previos a la celebración del choque ante el Celta. Los madridistas llevan muchos meses esperando este momento y hay mucha felicidad por volver a ver a los jugadores en directo. Pisar el nuevo Bernabéu ha desencadenado la locura.


- Publicidad -