martes, 19 octubre 2021 0:19

El nuevo Bernabéu, fichaje estrella de Madrid capital del lujo

El nuevo Bernabéu se antoja clave para convertir a Madrid en la capital europea del lujo, como pretenden los dirigentes del Ayuntamiento y de la Comunidad Autónoma. Cuando se encuentre a pleno rendimiento, el nuevo templo del Real Madrid se transformará en el epicentro deportivo y cultural de Europa, ya que no habrá un recinto igual en el viejo continente.

Tal y como explica el propio club merengue, el Santiago Bernabéu del siglo XXI será el mejor estadio del mundo, un icono vanguardista con la máxima comodidad, seguridad y tecnología de última generación. Una de las referencias más atractivas para los que visiten Madrid y donde los aficionados seguirán viviendo experiencias inolvidables.

Pero además, la remodelación traerá consigo la cesión para todo tipo de eventos, la optimización de la explotación de los palcos VIP y hospitality, mayores ingresos en restauración, comercio, tours por el estadio y museo. El club aspira a conseguir 150 millones de euros más de ingresos de los que conseguía hasta ahora. A esto habría que añadir que, desde hace años, el Real Madrid trabaja en la concesión del naming en forma de apellido del Santiago Bernabéu a una gran empresa de nivel mundial.

La ubicación del estadio, en el mismo centro de la capital, en mitad del Paseo de la Castellana, es una de sus características diferenciales con cualquier estadio moderno del mundo (la gran mayoría en las afueras de las ciudades). Situado en plena ‘City’ madrileña, el fastuoso recinto deportivo se convertirá también en un centro de negocios, donde las grandes empresas mundiales podrán cerrar acuerdos entre ellas (algo que ya se viene haciendo desde hace tiempo pero que ahora contará con más espacios apropiados para ello).

El techo retráctil, el marcador de 360º y la posibilidad de quitar el césped y colocar cualquier otro tipo de superficie, en un abrir y cerrar de ojos, confiere al nuevo Bernabéu una operatividad y flexibilidad sin límites a la hora de acoger cualquier tipo de espectáculo o evento multitudinario.

BERNABÉU, «SANTO Y SEÑA DE MADRID»

Los datos objetivos indican que aproximadamente uno de cada diez extranjeros que visitan Madrid a lo largo del año acude al Santiago Bernabéu. Un porcentaje que, con el atractivo que generará el nuevo estadio, se pretende multiplicar hasta por cinco. «El Bernabéu es sin duda santo y seña de la ciudad», explicaba recientemente la concejal delegada de Turismo del Ayuntamiento de Madrid, Almudena Maíllo.

La capital de España no cuenta con un monumento icónico como puede ser la Torre Eiffel en París, el Big Ben en Londres, el Partenón en Atenas o la Estatua de la Libertad en Nueva York. Por eso se necesita de un reclamo que va a ser, sin lugar a dudas, el nuevo Bernabéu.

Eso lo sabía desde hace tiempo Florentino Pérez, que no ha dudado en gastarse 575 millones de euros en esta faraónica obra, pese a que a algunos políticos les costó mucho darse cuenta de ello, y pusieron mil y una trabas para esta remodelación que va a potenciar la imagen de Madrid y, por ende de la marca España, de manera exponencial en todo el mundo.

Los estadios de fútbol son en el siglo XXI como las catedrales en el siglo XX. Millones de turistas los tienen como visita obligada cuando acuden a una gran ciudad. Según el Big Data, el recinto madridista era, hasta antes del parón por la pandemia, el lugar de Madrid donde más fotos se hacía la gente. El mapa de calor de las redes sociales permite ver cómo tanto madrileños como foráneos se ven atraídos por el estadio del reconocido como el mejor club del mundo en este siglo y en el pasado: el club de las 13 Copas de Europa.

EN PLENA CITY MADRILEÑA, EL FASTUOSO RECINTO DEPORTIVO SE CONVERTIRÁ TAMBIÉN EN UN CENTRO DE NEGOCIOS

Con la portentosa y espectacular imagen del nuevo templo madridista, ese atractivo se verá multiplicado, y con la completa y novedosa oferta deportiva y cultural que acogerá, no cabe duda de que será el centro neurálgico de la actividad deportiva, cultural e incluso social y de negocios de la capital de España.

Hay que destacar que el Museo denominado el Tour del Bernabéu acogió en 2019 más de 1.300.000 visitantes, siendo tras el Prado y el Reina Sofía, el tercer museo más visitado de la capital.

En definitiva el Bernabéu del siglo XXI es el socio ideal para una capital que pretende atraer turistas de alto poder adquisitivo y que quiere convertir en esta década a Madrid en la capital del lujo del viejo continente, basándose en una magnífica mezcla de lo tradicional con lo vanguardista, de una historia como pocas capitales tienen con la modernidad del nuevo Madrid.

La apuesta es fuerte, pero la ciudad del Manzanares cuenta con todos los condicionantes para conseguir alzarse con ese título, ya que lo que ofrece no está al alcance de ninguna otra capital europea.

MADRID HA CRECIDO EN TORNO AL BERNABÉU

El Santiago Bernabéu fue inaugurado el 13 de diciembre de 1947 con el nombre de nuevo de Estadio de Chamartín, y una capacidad de cerca de 100.000 espectadores. Los arquitectos Muñoz Monasterio y Alemany Soler fueron los elegidos para llevar a cabo la obra del templo madridista. Una obra que se llevó a cabo en tiempo récord y que se ubicó en lo que por entonces era un erial. Supuso, sin duda, una visión de futuro del entonces presidente del Real Madrid, Santiago Bernabéu, que años después daría nombre el estadio.

A partir de ese momento, la ciudad comenzó a expandirse en torno el nuevo estadio hasta llegar a nuestros tiempos, en los que el recinto deportivo está completamente integrado en el paisaje urbano y con el proyecto, ya en marcha, de Madrid Nuevo Norte, la zona tendrá un auge sin precedentes.

De hecho, Madrid Nuevo Norte es el mayor proyecto de regeneración urbana de toda Europa. Un proyecto que va a poner a la ciudad a la cabeza de las grandes capitales mundiales en creación de empleo y en impulso a la economía del conocimiento. Innovador, sostenible y centrado en las personas, unirá barrios históricamente aislados, aportará equipamientos públicos e infraestructuras clave para la región y servirá de base para la recuperación económica, siendo una pieza más dentro del objetivo de colocar a Madrid como la capital europea del lujo.

EL SUEÑO DE FLORENTINO PÉREZ

Florentino Pérez está acostumbrado a hacer las cosas a lo grande, y el nuevo estadio es el mejor ejemplo. Desde que concretó la idea, sueña con inaugurar el nuevo Bernabéu con un partido de tenis entre Rafa Nadal y Roger Federer, para que sea el partido de este deporte con más espectadores en las gradas de la historia.

Hasta el momento, el encuentro con más asistencia de público fue un duelo de exhibición también entre Nadal y Federer, el 7 de febrero de 2020, que congregó en el Cape Town Stadium de Cabo Verde a 51.954 aficionados. Sin duda, un récord fácil de batir en el nuevo Bernabéu, que tendrá una capacidad de cerca de 85.000 aficionados.

Ya se trabaja también en un partido de baloncesto entre el Real Madrid y los Dallas Maverciks de la NBA, equipo en el que milita el esloveno Luca Doncic, la joya de la cantera del equipo madridista, convertido en una de las máximas estrellas de la mejor Liga del mundo.

MBAPPE, ATRAERÁ A MILLONES DE AFICIONADOS

A parte de todo lo citado con anterioridad, no se nos debe olvidar que el Santiago Bernabéu es un estadio de fútbol, donde juega el Real Madrid, el nombrado por la FIFA como Mejor Club del Siglo XX, y que fue reconocido también por el momento, por la IFFHS como el mejor de lo que llevamos de Siglo XXI.

Florentino Pérez quiere estrenar el nuevo Bernabéu con un plantillón, donde el gran referente sea el francés Kylian Mbappe, fichaje que se le ha escapado este verano, pero que parece tener atado para el verano de 2022, fecha en la que se espera que las obras hayan terminado ya, puesto que gracias a la pandemia, el ritmo se ha acelerado muchísimo. De hecho hay expertos que estiman que la obra puede estar terminada hasta medio año antes de lo previsto.

A Mbappe podría unírsele el noruego Erling Haaland, el delantero centro que es objeto de deseo de media Europa, y que parece decantarse por el club de Concha Espina a la hora de dejar la Bundesliga, posiblemente también al finalizar esta misma temporada.

Si Florentino Pérez consigue juntar a estas dos estrellas, más las que ya tiene en plantilla, los aficionados de todo el mundo estarán dispuestos a pagar lo que sea para verlos jugar en directo en el nuevo templo del fútbol moderno.


- Publicidad -