lunes, 29 noviembre 2021 2:15

Escarrer confía en «arañar cuota de mercado» en el Mediterráneo

La temporada alta peninsular se ha cerrado con unos datos moderadamente positivos, pero insuficientes todavía para hablar de recuperación del sector turístico. Las empresas tienen su mirada puesta ya en la temporada baja que se avecina, con el objetivo de prever soluciones que permitan la supervivencia hasta las próximas citas en el calendario vacacional. El vicepresidente y CEO de Meliá, Gabriel Escarrer, también anticipa soluciones de cara al invierno del sector para prevenir problemas y alcanzar el menos hostil de los escenarios para los negocios turísticos.

En este sentido, el también presidente de Exceltur ha pedido que el Gobierno garantice de nuevo la prestación extraordinaria para los trabajadores fijos discontinuos, «que en muchos casos van a trabajar cuatro meses».

En la misma línea, Escarrer solicita que «se garantice igual que se hizo el año pasado que las prestaciones las sigan teniendo todo el año, algo fundamental para no crear una crisis social en la comunidad autónoma», ha reclamado.

En cuanto al objetivo para 2022, en términos globales, arañar cuota es el propósito para próximo año. «Estamos estableciendo las bases para una recuperación y esperamos que el año que viene, en un entorno de normalización y no hablando de Covid, salgamos reforzados y podamos arañar cuota de mercado a otros del destinos del Mediterráneo», ha asegurado en declaraciones recogidas por la revista especializada Preferente.

MELIÁ: LARGO VERANO E INVIERNO ANTICIPADO

Meliá Hotels International, líder hotelero en España y octavo actor en Europa, es un grupo estructuralmente diferente a sus pares del sector alojativo: más del 50% de sus habitaciones están ubicadas en resorts turísticos frente a algo más del 40% de carácter urbano en ciudades.

Esto significa que más del 60% de la clientela es de ocio frente al 40% de negocios, una clara especificidad si tenemos en cuenta que el 50% de los viajeros se consideran de negocios en la industria y que la mayoría de los competidores europeos de Meliá están expuestos al turista de negocios más del 60%.

Por estos motivos, Meliá previsiblemente comenzará su recuperación en 2021, pese a todo. No obstante, esta recuperación será menor de lo esperado inicialmente, debido a todos los retrasos y limitaciones que tiene que afrontar la reapertura de la industria de viajes.

En este sentido, los expertos ponen en valor el modelo específico de Meliá por su mix de todo tipo de gestión: propiedad, arrendamiento, gestión y franquicia, además de su mayor exposición a la clientela de ocio. 

«ACCIÓN TURÍSTICA» FRENTE A LA ALERTA CLIMÁTICA

Con ocasión de los recientes datos publicados sobre la alarmante situación del planeta el vicepresidente ejecutivo de Meliá compartía recientemente «el fuerte compromiso» de la cadena hotelera y la relevancia de las empresas del sector y del turismo responsable en la carrera por unos objetivos que consigan paliar el calentamiento global.

Escarrer insta a acelerar la acción climática “si queremos evitar la progresión de fenómenos meteorológicos cada vez más atípicos y agresivos como las recientes inundaciones en Centro Europa que, por otra parte, no son sino la punta del iceberg del proceso de deterioro de nuestro planeta”.

Al igual que la ONU y todos sus organismos, así como en los llamados Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) o en la Agenda 2030, el CEO de Meliá, destaca la importancia de la “colaboración público-privada”, puesto que “el desarrollo sostenible no se podrá alcanzar sin contar con las empresas” en calidad de “agente social de primer orden, por su capacidad de influencia y por el propio impacto de su actividad”.

De manera especial, “las empresas turísticas -fundamentalmente la orientadas al ocio vacacional- tenemos una gran responsabilidad, pues normalmente nos ubicamos en parajes naturales privilegiados, (muy sensibles al cambio climático) y millones de personas -cada vez con una mayor conciencia medioambiental- nos confían la experiencia de sus vacaciones, por lo que no solo tenemos que actuar correctamente, sino también dar ejemplo y contribuir a sensibilizar a los ciudadanos sobre la importancia de dejar un impacto positivo en nuestro entorno”.

Escarrer se congratula en el artículo publicado en Linkedin de la estrategia desarrollada en este sentido por la cadena hotelera que lidera. En Meliá Hoteles “somos herederos de la sensibilidad medioambiental que nuestro fundador adquirió ya en los años 80”, al crear nuestro primer hotel en Bali (Meliá Bali) “un destino privilegiado y entonces virgen que tuvieron que desarrollar de forma sostenible y armoniosa, como marca la filosofía local Tri-Hita Karana, y que trató de trasladar desde entonces a otros destinos por todo el mundo”.


- Publicidad -