domingo, 19 septiembre 2021 14:30

FCC y ACS presentan una segunda demanda contra el gobierno de Perú

El pasado mes de julio las constructoras españolas FCC y ACS ganaban la demanda presentada ante el gobierno de Perú por los retrasos en las obras del Metro de Lima. Ahora, y tras la resolución emitida el pasado julio por el tribunal arbitral del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI), en la que fallaba a favor de las constructoras, estas han presentado una segunda demanda de arbitraje.

Las constructoras españolas, integrantes del consorcio junto a las italianas Impregilo y Ansaldo y la peruana Cosapi, han pedido un segundo arbitraje ante el CIADI tras la condena a Perú. En esta segunda demanda, que va en relación con el mismo proyecto, las compañías responsabilizan al gobierno andino de no cumplir las obligaciones contractuales en relación al Metro de Lima.

La Secretaría General del CIADI registró la demanda de arbitraje del consorcio Metro de Lima Línea 2, SA contra Perú el pasado 20 de agosto. Como contamos en MERCA2, según la decisión tomada en julio, Perú fue declarado responsable de los retrasos en el proyecto, así como de la correcta aportación de los estudios de ingeniería y debe afrontar daños y perjuicios.

Igualmente, el tribunal desestimó la contrademanda de Perú por 700 millones de dólares por daños medioambientales y socioeconómicos. Además, solicitó nueva presentación de la reclamación de daños por parte del Consorcio.

El consorcio reclamaba el pago de alrededor de 260 millones de dólares (240,9 millones de euros). Sus demandas aludían al hecho de que la entrega de los terrenos donde se tenía que desarrollar la infraestructura no presentaba las condiciones pactadas en el contrato. Esto provocó que las obras acumulasen más de un año de retraso.

El consorcio ganá la primera demanda contra Perú por el retraso en las obras

El consorcio formado por las empresas constructoras contrató al despacho de abogados Cuatrecasas para llevar la disputa. Por otro lado, el Ministerio de Economía y Finanzas de Perú contó con el bufete estadounidense Foley Hoag.

MEGAPROYECTO DE FCC Y ACS

El consorcio liderado por ACS y FCC consiguió el contrato para el diseño, construcción, financiación, operación y mantenimiento de la línea 2 del Metro de Lima y de un ramal de la línea 4 que llegará hasta el aeropuerto, por un importe de 3.900 millones de euros. El plazo previsto para la fase de construcción es de cinco años, a partir de los cuales empezará la de operación, que será de 30 años.

Los adjudicatarios del concurso (denominado Nuevo Metro de Lima) está liderado por Dragados e Iridium, filiales del Grupo ACS, y por FCC, a través de su filial Vialia, junto a las empresas italianas Impregilo y Ansaldo. Esta última se encargará del equipamiento de los sistemas electromecánicos y del material rodante y la empresa local Cosapi. Asimismo, Metro de Madrid participa también como asesor del proyecto.

El proyecto consistía en la construcción de 35 estaciones de metro subterráneas unidas a lo largo de 35 kilómetros de túneles. En las obras participarán más de 3.000 profesionales. La elección de un sistema de transporte subterráneo permitirá un menor impacto en la vida de la ciudad, además de una verdadera transformación urbana dado que muchos terrenos en superficie por donde transcurrirá el nuevo Metro se convertirán en zonas verdes.


- Publicidad -