domingo, 24 octubre 2021 13:02

Telemadrid apuesta por las ‘listas negras’ y releva a los rostros ligados con la anterior etapa

El viaje al pasado de Telemadrid impuesto por Miguel Ángel Rodríguez (MAR) para alegría de la presidenta autonómica Isabel Díaz Ayuso ha borrado de los ‘Telenoticias’ a Lourdes Maldonado, Rocío Delgado y Manu Pérez, cuyos rostros se asociaron con la regeneración y el pluralismo de la anterior etapa.

Estas virtudes incomodan a MAR, que tenía apetito de controlar Telemadrid y para ello ha restaurado a personajes carbonizados como José Antonio Sánchez, José Antonio Álvarez Gundín o Alfonso Nasarre, que ya contentaron al Partido Popular en su gestión de la RTVE bajo la presidencia de Mariano Rajoy.

CARAS CAÍDAS

De Telemadrid se ha marchado Silvia Intxaurrondo cinco minutos antes de ser relevada por hacer preguntas que no eran del gusto de la presidenta, periodismo o libertad, o Rocío Delgado, que pierde la silla del ‘Telenoticias 2’, tal y como avanzó hace unos días MERCA2.es.

Delgado ponía al mal tiempo, buena cara: «Hoy me reincorporo a Telemadrid después de las vacaciones, pero ya no será presentando el Telenoticias 2, sino como redactora de Sociedad y Cultura. Fui feliz en el TN2. ¡Muchas gracias por vuestro cariño todo este tiempo! Seguimos«.

En los ‘Telenoticias’ están de vuelta Víctor Arribas, que defendía argumentos idénticos a los que dispenesa Génova 13 en las tertulias de Trece o RTVE, o Cristina Ortega. Ambos fueron imagen del ‘aguirrismo’ y ahora harán lo propio con el ‘ayusismo’.

PRODUCTORAS

Este baile de profesionales ha ido aparejado de un cambio de productoras que ha perjudicado a dos empresarios considerados como afines al Gobierno central: Jaume Roures (Mediapro), que ha sufrido la cancelación del magazine vespertino ‘Está pasando’; y José Miguel Contreras (La Coproductora), que ha perdido la producción del mítico espacio de reportajes ‘Mi cámara y yo’.

De la quema se ha salvado finalmente María Rey y la tertulia política ‘120 minutos’ de la productora Unicorn Content, presidida por una de las comunicadoras que ha defendido a Ayuso con más ahínco: Ana Rosa Quintana. Esta factoría junto a Kometa, tal y como avanzó este medio, están llamadas a protagonizar la nueva etapa de Telemadrid.

También continuará con un peso importante Cuarzo Producciones, que se encarga de realizar ‘Madrid Directo’. Este emblemático espacio de servicio público se ha entregado con cuerpo y alma en las últimas fechas a dar pábulo a un bulo que decía que una señora de 90 años había perdido la casa a manos de su cuidadora de origen inmigrante.

Este cuento de terror que tan feliz hacía a los nativistas parecía patrocinado por esa empresa todavía legal llamada Desokupa, cuyo propietario conocía la mentira que rebotaban cadenas como Telemadrid, tal y como denuncia El País en un muy interesante reportaje.

Tal y como denuncia el parlamentario Hugo Martínez Abarca, de Más Madrid, el espacio de Telemadrid «dio veracidad al bulo sin comprobarlo y publicidad a una empresa de origen y métodos infumables para cualquier demócrata».

CAÍDA DE AUDIENCIA

La televisión autonómica madrileña dirigida por José Antonio Sánchez cerró agosto con un gris 4,9% de share que empeora en ocho décimas el resultado que logró un año antes, y en punto y medio lo que cosechó en 2019.

El conocido como ‘enterrador de Telemadrid’ ya hundió la audiencia del canal en su anterior etapa al frente del mismo: en junio de 2011 asumió la dirección de la cadena cuando esta alcanzaba un 6% de share y se marchó en octubre de 2014 cuando la audiencia había caído hasta un 4,8%. Entre medias, el directivo ejecutó un ERE que afectó al 74% de la plantilla y que fue declarado como ilegal.


- Publicidad -