lunes, 15 julio 2024

Ignacio Vega (Cardiva) reclama marcas españolas en la reserva estratégica de equipos sanitarios

Cardiva, la empresa que disparó su facturación el año de la pandemia gracias al desarrollo de la bata EPI más protectora frente a nuevas cepas, reivindica la importancia de la industria española en la futura reserva estratégica sanitaria. Según Ignacio Vega, presidente de la compañía, tras la experiencia vivida estos dos últimos años, la apuesta por marcas nacionales aumentaría la rapidez y capacidad de reacción de las autoridades ante crisis similares a la generada por el Covid-19, tal y como ha explicado en declaraciones a MERCA2.

El CEO de la empresa que pasó de facturar 16 millones de euros en 2019, a 29 millones en 2020, valora positivamente la puesta en marcha de “una iniciativa de acuerdo marco para establecer una reserva estratégica”, si bien, la adjudicación de la fabricación a empresas chinas “hará que la capacidad de reacción del Gobierno ante futuras crisis sea de nuevo muy limitada”.

Por eso, para mantener la industria doméstica viva “sería necesario que el mercado nacional cubriera parte de sus necesidades habituales con productos fabricados en España”, ya que, a pesar de que eso pudiera suponer un sobrecoste “generaría puestos de trabajo y pondría dinero en circulación en el sistema sanitario español”.

La compañía Cardivais, perteneciente al Grupo Cardiva, fue noticia al desarrollar la bata sanitaria EPI más protectora frente a las nuevas cepas de Covid-19. En este sentido, Vega explica que desde la firma han impulsado «todas las iniciativas» al alcance «para minimizar el impacto de esta crisis en la salud y el bienestar del personal sanitario” y, no solo de ellos, sino también “de la población general” y, por supuesto, de todas “las personas que forman parte de la compañía y sus familiares”.

El gran reto ante la pandemia ha sido “mantener la capacidad de pensar a largo plazo”

Con todo lo que ha pasado y sigue pasando a nivel sanitario en España y en el resto del mundo “hemos obtenido un aprendizaje muy valioso de lo vivido, que nos ha llevado a implementar mejoras que permanecerán, aunque recuperemos la normalidad”. El gran reto ante la pandemia ha sido “mantener la capacidad de pensar a largo plazo”. Las empresas de tecnología sanitaria españolas “hemos demostrado que aportamos experiencia y solvencia”, destaca Vega.

APUESTA POR EL PRODUCTO ESPAÑOL

Vega rompe una lanza a favor de su sector, ya que considera que “lamentablemente, el tejido industrial en España es escaso, en comparación con otros países de nuestro entorno”, por eso “merecería la pena explorar fórmulas para potenciarlo” porque “podemos ser líderes en producción de tecnología sanitaria”.

Para el máximo responsable de Cardiva, “continúa existiendo cierta tensión respecto a los precios de las materias primas para fabricar equipos de protección sanitaria”, ya que la “demanda en todo el mundo sigue siendo alta”. No obstante considera que “si no vuelve a haber repuntes graves”, los costes y la disponibilidad de material “se irán ajustando a lo largo de 2021”.

Vega es el máximo responsable de Cardiva, empresa del sector de la salud dedicada a la comercialización y fabricación de un amplio porfolio de productos, y que desarrolla una cooperación con los profesionales médicos a través de formación especializada, con el fin de mejorar la calidad de vida de los pacientes. El Grupo Cardiva ejerce su actividad desde el año 1989.

IA: EL FUTURO YA ESTÁ AQUÍ

En este sector, el futuro ya es casi una realidad y los tratamientos que dependen de la inteligencia artificial (IA) en el diagnóstico y la imagen “se implantarán rápidamente”, así como los “tratamientos relacionados con la impresión 3D, que ya son una realidad en algunos campos de la Medicina”, reconoce Vega, que añade que “la tendencia principal en la Medicina actual es evitar los tratamientos invasivos y optar por técnicas mínimamente invasivas y por la medicina regenerativa”.

En el corto y medio plazo, Vega destaca que la prioridad de sus empresas “es poner en el mercado materiales de protección y dispositivos de tecnología sanitaria de la mayor calidad”. Su objetivo es “garantizar el bienestar y la seguridad de los profesionales y de los pacientes”. En este sentido, “siempre estamos atentos a las últimas innovaciones y a las nuevas oportunidades que pueden surgir” para continuar “expandiendo y diversificando nuestro negocio”, concluye.


- Publicidad -