martes, 28 septiembre 2021 5:53

La playa de Ibiza que tiene cola para poder bañarse

Si hay una isla española que sobrepasa su aforo durante el verano los meses de julio y agosto sin duda es Ibiza. Tanto españoles como extranjeros eligen como destino de vacaciones la isla del archipiélago balear. Con paisajes idílicos tiene conocidas calas, que a pesar de su complicado acceso, te costará encontrar sitio para ubicarte.

Cala salada

Esta preciosa cala de aguas turquesas y rodeada de acantilados se sitúa al oeste de Ibiza, cerca de San Antonio. Su entorno montañoso y verdoso carece de construcciones urbanizadas para que puedas relajarte en plena naturaleza. Es una de las playas más visitadas de la isla balear. Cuenta con un servicio de hamacas y sombrillas. El acceso más recomendable es en autobús o barco, ya que el coche no podrás aparcarlo cerca. Su paisaje destaca en el mediterráneo y da lugar a dos calas.

Puedes acceder fácilmente a Cala Salada, mientas que al otro extremo se encuentra cala Saladeta de acceso más complicado. Para llegar a esta segunda calita puedes hacerlo atravesando los pinos por encima del acantilado en el que hay unas escaleras que te llevan al mar o por la parte de abajo a través de las rocas. La opción más recomendable para acceder a cala Saladeta es la primera, ya que es más segura y puedes disfrutar de las vistas.

Ibiza


- Publicidad -