domingo, 26 septiembre 2021 20:15

La ampliación de El Prat, en riesgo por extraños motivos políticos

Arrecian las críticas por las formas y el fondo en el acuerdo por la ampliación de El Prat. El pacto sellado entre la Generalitat de Pere Aragonés y el Gobierno de Pedro Sánchez para llevar a cabo la ampliación del aeropuerto de El Prat por 1.700 millones de euros ha abierto una nueva brecha entre JxCat, ERC y En Comú Podem. Los dos últimos se han opuesto firmemente al proyecto si no se cumplen determinadas condiciones, aunque la última palabra la tendrá la Comisión Europea.

Las voces internas de ERC han mostrado su total desacuerdo contra el pacto alcanzado fuera de la mesa bilateral entre ambos ejecutivos. En este sentido, han exigido un referéndum a las bases para que se pronuncien. Mientras, Ada Colau, alcaldesa de la Ciudad Condal, ha roto su silencio para posicionarse contra la obra de Aena. Hasta ahora lo había intentado mediante votaciones tanto en el Ayuntamiento como en el Área Metropolitana de Barcelona.

COLAU ROMPE SU SILENCIO Y RECHAZA LOS 1.700 MILLONES DE AENA

Colau ha agotado su paciencia y ha mostrado su rechazo a las formas utilizadas para pactar la ampliación de El Prat. Para la regidora, el debate de las infraestructuras debe concluirse con «grandes consensos» para reducir emisiones y desigualdades. Para la alcaldesa de Barcelona, «algunos pretenden volver a la vieja política del pelotazo, de la especulación y el turismo masificado insostenible».

ADA COLAU CARGA CONTRA SÁNCHEZ Y PUIGNERÓ POR LIQUIDAR EL DEBATE SIN PARTICIPACIÓN NI TRANSPARENCIA

«Es mi obligación decir las cosas por su nombre«, ha reprochado la dirigente de Barcelona En Comú, que ha tildado de «casi clandestina» la reunión entre Joan Puigneró e Isabel Rodríguez, vicepresidente de la Generalitat y ministra de Política Territorial, respectivamente. En ese encuentro se decidió el sí a la ampliación. Para Colau, ambos han acordado «liquidar el debate y aprobar la ampliación, sin participación ni transparencia».

Aena-verano-frentes-abiertos

Según Colau, ha acusado de mentir a los dos Gobiernos. «La ampliación supondría repetir errores del pasado«, ha sostenido. Con una arenga ecologista -«el planeta está ardiendo por el cambio climático», ha considerado que «algunos se niegan a aprender y pretenden llevarnos al precipicio».

ARAGONÉS DEJA EN EL AIRE SU APOYO A LA AMPLIACIÓN DE EL PRAT

Por este motivo, ha instado a volver a tratar el asunto en la mesa institucional para abordar el modelo aeroportuario con datos y rigor, «sin dar la espalda a la ciudadanía«.

Más prudente se ha mostrado Pere Aragonés (ERC), presidente de la Generalitat, en relación a este pacto. El máximo dirigente del Govern ha celebrado la «posible» ampliación, pero ha impuesto cuatro condiciones para llevarla a cabo, como el respeto al medioambiente, la gestión de la Generalitat de esta infraestructura estratégica, la mejora de las conexiones ferroviarias entre los aeropuertos catalanes y obtener el aval de la Comisión Europea.

Además, ha instado a debatir la cuestión en la mesa institucional, fuera de la mesa bilateral que congregará a los dos ejecutivos mensualmente. «Hay que seguir trabajando en el marco de la Mesa Institucional sobre el futuro del aeropuerto», ha afirmado Aragonés. «La ampliación del Prat se concretará en el plan director que debe basarse en un amplio acuerdo fruto del trabajo de los municipios e instituciones implicadas», ha instado.

No obstante, miembros del máximo órgano de decisión de ERC, como Joan Tardà, se han opuesto a dar el sí a la ampliación de El Prat sin concesiones. El exdiputado en el Congreso ha cargado contra el acuerdo por la inversión de 1.700 millones de euros en El Prat.

VOCES INTERNAS DE ERC, EN CONTRA DE LA AMPLIACIÓN

Tardà ha instado a la cúpula de ERC a consultar a las bases para que se pronuncien sobre la actuación de Aena, pese a que el programa electoral de los republicanos sí especifica llevar a cabo la obra. Eso sí, con matices, como la conservación de los «espacios naturales». Está por ver aún si las excavadoras entrarán en La Ricarda.

Los ecologistas liderados por Greenpeace, por otro lado, y los municipios afectados, como El Prat de Llobregat, por la ampliación se aglutinan en un numeroso grupo para defender el espacio natural de La Ricarda y mostrar su rechazo al proyecto. La onegé ha denunciado «la falta de compromiso con el clima y el medioambiente» mostrada por los gobiernos catalán y central. A su juicio, los 1.700 millones de euros irán destinadas a potenciar una infraestructura que potencia el uso de combustibles fósiles y que perjudica la vida del área metropolitana.

«El Gobierno de Pedro Sánchez demuestra su falta de compromiso en el desarrollo de un modelo de transporte limpio y eficiente«, ha cargado Greenpeace, que ha recordado que el avión es el modo de transporte más contaminante.

Aún más crítico se ha mostrado el alcalde de El Prat de Llobregat, Lluís Mijoler (En Comú). El regidor ha puesto de manifiesto la «deslealtad absoluta de la Generalitat» sobre la ampliación de El Prat por haber cedido «al chantaje» del Gobierno. Asimismo, ha instado a convocar la mesa institucional catalana para abordar el asunto. También ha criticado las formas del pacto, alcanzado con «nocturnidad».

LA AMPLIACIÓN DE EL PRAT CORRE EL RIESGO DE CONVERTIRSE EN OTRA PROMESA FALLIDA

Otras voces muy críticas con el pacto de Puigneró han venido de Quim Torra y de JxCat en el municipio del sur de Barcelona. Gerard Valverde, líder de JxCat, en El Prat ha cargado contra este pacto, como ya había hecho anteriormente.

Por el momento, el acuerdo estipula que la ampliación se realizará en 2030 y corre el riesgo de convertirse en un arma arrojadiza contra el Gobierno de España, como ha ocurrido con otras infraestructuras determinantes, como el Corredor Mediterráneo o la llegada del AVE a Extremadura.

De hecho, con esta ampliación, Cataluña se convertirá en la primera comunidad autónoma en enlazar por vía férrea de alta velocidad todas las provincias. En cambio, los extremeños aún esperan con años de retraso un tren en condiciones que les permita poder desplazarse a las grandes ciudades sin tener que realizar horas de tren ni soportar averías, como ha ocurrido recientemente en un convoy.

La intención de Aena es convertir el aeropuerto de Barcelona, junto con los de Reus y Girona, en un gran «hub internacional aéreo«. Con esta ampliación, se crearán un total de 83.000 puestos de trabajo directos y hará crecer un 2,1% el Producto Interior Bruto de Cataluña.

Además, en paralelo hay una mesa técnica que seguirá en funcionamiento durante el proceso de tramitación del Plan Director del Aeropuerto, que en los próximos dos años concretará el proyecto y las medidas compensatorias que cumplan con los criterios de la Comisión Europea, que aún debe pronunciarse sobre estos planes.


- Publicidad -